28 oct 2021

La nave de los locos - Cristina Peri Rossi

Equis es un exiliado. Ha huido de su país por una dictadura y no le queda más opción que viajar a lo largo y ancho del mundo. Ser un extranjero por necesidad. Aunque puede que incluso disfrute de ese deambular de un lado a otro. Al fin y al cabo le permite conocer ciudades y pueblos exóticos (o no tanto) y aproximarse a la forma de vida de las personas con quienes va topando en cada uno de ellos.

Ya en el resumen editorial nos avisan de que La nave de los locos "indaga en las estructuras tradicionales de la novela para abrir su propia zona de exploración", sentencia que viene a dejar claro que no estamos ante una novela al uso. Cristina Peri Rossi escribe un texto fragmentado a más no poder, con capítulos que nos aproximan a diferentes momentos y lugares del protagonista y sin ningún tipo de transición entre ellos. En las experiencias de Equis y las de un reducido grupo de amigos que le acompañan, la autora uruguaya nos transmite reflexiones y críticas a la sociedad, en muchas de las cuales hay un claro componente de denuncia. Entre capítulo y capítulo,  la escritora intercala breves descripciones de las diferentes partes del Tapiz de la Creación de la catedral de Girona. Ahora bien, el motivo detrás de estos paréntesis no os lo voy a poder comentar porque no he visto ninguna relación con el resto de la obra.

La narración tiene un marcado carácter experimental con el que no he llegado a conectar. Se pueden apreciar sus acertadas valoraciones sobre muchos aspectos sombríos del mundo en el que vivimos, la gran mayoría de los cuales afectan a las mujeres. Y hay partes originales, ocurrentes e incluso divertidas, pero como apenas roza las 200 páginas y no cuesta leerlo, lo he terminado antes de darme cuenta de que no me iba a perder gran cosa de no haberlo hecho.

24 oct 2021

La planta carnívora y otros relatos - Ruth Rendell

Muy buena toma de contacto con Ruth Rendell. Mucho. La planta carnívora y otros relatos recoge un total de once piezas breves a cargo de esta laureada escritora británica. Maestra de la intriga y la novela negra, sus cuentos están protagonizados por gente que es interesada, egoísta y mezquina, en la medida en la que todos podemos serlo (aunque algunos lo son bastante más). Así que para conseguir lo que quieren engañan, mienten, manipulan, humillan o hacen la vida imposible a quien sea necesario. Les da igual si son sus hijos, sus padres, sus prometidas o sus esposos. Porque el ámbito en que se desarrollan es siempre familiar. ¿Será porque es en la intimidad de las familias donde existen los peores infiernos, de los cuales además es tan difícil escapar? Al igual que ocurre con la gran Patricia Highsmith, casi todos los personajes de Rendell tienen una moral mucho más laxa de lo convencional, incluso en muchos casos traspasan  los límites de la psicopatía. Y estas dos autoras saben tirar de los hilos que mueven la mente y la conducta humana para que el resultado sea impecable. Os dejo los títulos a continuación:

  • 'La caída de la cortina'
  • 'La gente no hace semejantes cosas'
  • 'Un corazón delicado'
  • 'La prudencia nunca está de más'
  • 'La doble'
  • 'La planta carnívora'
  • 'La mujer absorbente'
  • 'La madre vinagre'
  • 'La caída de la moneda'
  • 'Casi humanos'
  • 'Divididos resistiremos'
Las tramas tienen dos virtudes que son muy de agradecer para el lector: la sencillez de sus planteamientos y la efectividad del progreso de los mismos. Ambas se traducen en textos en torno a las veinte páginas en donde se concentran y condensan indignidades de lo más variado. Rendell despliega ante nosotros un arcoíris siniestro que exhibe diferentes matices de la maldad humana. En particular, el cuento que cierra la colección, 'Divididos resistiremos', plantea los problemas que surgen entre los hermanos cuando hay que hacerse cargo de un progenitor dependiente. Se trata de un cuento fechado en 1976 pero que aplicándolo a mi experiencia personal sobre esos conflictos, mucho más reciente, resulta inquietante y desmoralizante por su validez no ya actual, sino eterna. Homo homini lupus.

21 oct 2021

Puerta al verano - Robert A. Heinlein

Daniel B. Davis es un ingeniero bastante brillante que ha montado una pequeña empresa para producir unos asistentes domésticos muy avanzados. Podríamos llamarlos robots, pero en el mismo sentido que se usa robot en 'robot de cocina' o 'aspiradora robot'. Esto es, no tienen inteligencia pero sí que pueden realizar un conjunto bastante amplio de tareas domésticas. Ya han comercializado la 'Muchacha de Servicio' y les ha ido muy bien económicamente. Davis está diseñando ahora un modelo mucho más avanzado, el 'Frank Flexible'. No solo tendrá un rango mucho mayor de habilidades precargado, sino que además se podrá entrenar para que aprendan a hacer tareas nuevas. Pero Miles Gentry, su socio y director comercial, junto con Belle S. Darkin, la prometida de Davis y su asistente en la compañía, lo dejan fuera de juego con malas artes, despidiéndolo y expulsándolo del comité directivo para que así una gran compañía del ramo los compre. Frustrado y desesperado por su ingenuidad, decide tomar el 'Sueño Frío' por treinta años. Se trata de un servicio de criogenización que lleva funcionando desde hace algún tiempo, y que le permitirá desaparecer y volver a la vida en el años 2000, con una importante cantidad de dinero acumulado debido a las inversiones que la aseguradora que gestiona el servicio de hibernación habrá realizado en su nombre. Sin embargo en el último momento decide echarse atrás y vengarse de sus antiguos compañeros y amigos. Las cosas no salen como él quería y sus ex-socios terminan durmiéndolo por treinta años, aunque robándole antes el colchón económico para su vuelta al mundo.

Todo esto ocurre en las proximidades de Los Ángeles en 1970, pero un 1970 imaginado desde el año en que la novela fue escrita: 1957. Robert A. Heinlein demuestra tener muy pocos complejos a la hora de incorporar en la acción todos aquellos elementos que puedan despertar el sentido de la maravilla en los lectores aficionados al género: escenarios post-guerras mundiales, tecnología avanzada, robótica, criogenización, drogas que anulan la voluntad y viajes en el tiempo, por mencionar algunos. El autor estadounidense no tiene mesura, y en no pocas ocasiones estos elementos increíbles que le permiten componer la narración surgen sin previo aviso a medida que los va necesitando, algo que activa todas las alarmas avisando de la poca calidad de la novela. En todo caso tiene el mérito de entrelazar este desmadre scifi con tramas mucho más vanales y de interés general: emprendimiento empresarial, amor, traiciones. No se puede negar que a nivel argumental las paradojas temporales están muy bien hiladas, de forma que el resultado de las idas y venidas del protagonista décadas arriba y abajo es muy compacto y no tienen fisuras. Ahora bien, la novela en sí es completamente insulsa y banal, poco más que una historia de aventuras con un ritmo agotador y un montón de elementos sorprendentes a cada cual más ridículo.

Lo más grave para mi gusto es que resulta imposible creer que la voz del protagonista-narrador es la de un ingeniero mecánico/industrial. El gran trasfondo humorístico de la novela se traduce en constantes ocurrencias de Davis para provocar la risa, pero que por desgracia son bastante burdas, como sacadas de un espectáculo de tercera o cuarta categoría. Esto resta a sus reflexiones tecnológicas la poca credibilidad que pudieran tener más de 60 años despues. De todas formas este aspecto tampoco tiene mucha importancia porque lo más encantador del enfoque retro-futurista es su ingenuidad y total falta de tino (aunque hilando fino podríamos decir que anticipó la existencia de las Roomba y similares, las cosas como son). Por otro lado el gran peso de la trama corporativa es bastante pesado, aunque nos sirve para entrever la gran afinidad del autor por el individualismo y su creencia en que solo uno mismo puede forjar su destino (algo que solo permite el capitalismo, naturalmente). Y por último y dejando de lado el machismo recalcitrante del texto, producto de la época en que fue escrito, hay un aspecto de la subtrama romántica que pone los pelos de punta: en 1970 D. B. Davis está enamorado de Rocky, la hijastra de nueve años de su socio Miles. Habéis leído bien, sí, nueve añitos. Por tanto el protagonista urde un plan para que se encuentren el año 2000 tras la hibernación de ambos, algo que a la pequeña le parece fenomenal porque también le ama. Desde luego Heinlein no se autocensuraba, ahora que esa falta de cortapisas morales tampoco es que le permitera crear alta literatura. No por lo menos con este título, que a finales de los 1950s puede que tuviera un hueco entre el público, pero desde luego a fecha de hoy es totalmente prescindible.

18 oct 2021

La casa negra - Patricia Highsmith

Patricia Highsmith me gusta mucho como novelista, pero en formato breve tiene resultados desiguales. Por desgracia La casa negra es una de las colecciones de relatos cortos que no acaba de convencerme. No voy a negar que los once cuentos que incluye recogen cada uno a su manera aspectos esenciales de la maldad humana. En todos ellos hay personajes miserables que no sienten el menor remordimiento a la hora de actuar de manera vil, egoista, despreciable. De engañar, pisotear o humillar a los demás. Y como Highsmith nunca ha sido de redenciones finales, ocurre que quienes terminan llevándose la peor parte son casi siempre los más inocentes. Es retorcido, enfermizo y admirable. ¿Cuál es entonces el problema con este conjunto de relatos? Pues que en la mayor parte de los casos las tramas son inverosímiles. Mucho. Por tanto a pesar de que los desenlaces dejan ese regusto amargo tan habitual en su producción, durante la lectura te acompaña una sensación de incredulidad que no ayuda a disfrutar los cuentos. Una lástima, pero así son las cosas. Os dejo a continuación la lista de relatos cortos según aparecen en la edición que he leído (Mosaico bolsillo).

  • Lo que trajo el gato
  • Nunca fue uno de los nuestros
  • Los terrores de la cestería
  • Bajo la mirada de un ángel oscuro
  • Detesto tu vida
  • El sueño del Emma C
  • Ancianos en casa
  • Donde fueres
  • A propósito
  • La cometa
  • La casa negra

15 oct 2021

La invención de Morel - Adolfo Bioy Casares

Un prófugo condenado a cadena perpetua se refugia en una isla abandonada con fama de maldita. Se cuenta que fue ocupada por unos turistas durante una breve temporada, pero que todos murieron estando allí. Solo resisten los edificios que construyeron para alojarlos: una piscina, una capilla y un museo que en realidad es más bien un hotel, en donde él se instalará. Pero un grupo de personas aparece de pronto como surgidos de la nada. Atemorizado por ser descubierto, nuestro fugitivo se esconde en unos pantanos y se dedica a observarlos. Ve que sus ropas parecen algo pasadas de moda, apenas unas temporadas, y se enamora perdidamente de una de las visitantes, Faustine, quien suele frecuentar la compañía de un hombre llamado Morel. Para asombro del protagonista, aunque en más de una ocasión se ha expuesto sin querer a los nuevos habitantes de complejo, ninguno de ellos ha dado la más mínima muestra de advertir su presencia.

La invención de Morel es con toda seguridad el título más conocido de Adolfo Bioy Casares. Está escrito en primera persona a modo de memorias del protagonista huído de la justicia, cuyo nombre no llegamos a conocer. El texto juega con el lector al situarle ante una serie de sucesos inexplicables cuya verdera naturaleza se irá revelando poco a poco. La narración está perfectamente construida para asombrar en cada momento, de forma que compartimos las sensaciones del personaje principal a medida que va tomando conciencia de lo que ocurre. Desde el pánico, la estupefacción y la incomprensión de los primeros momentos a las reflexiones y prodigiosos descubrimientos que le llevarán a entender la esencia de los sucesos extraordinarios a que está asistiendo.

Es innegable que el sustrato de esta novela corta oscila entre lo fantástico y la ciencia-ficción. Más lo primero en los estadios iniciales de la misma, pero se resuelve a favor de lo segundo cuando por fin conocemos la realidad de los acontecimientos narrados. Como en los grandes textos de este género, el transfondo fantástico/ciencia-ficción permite al autor exponer nuestras contradicciones más excesivas. Eros/Tanatos, esa atracción tan nuestra por el amor y la muerte, se combinarán en este librito para culminar en unos actos de una crueldad extrema y refinada, que paradójicamente pretenden honrar al que se supone es uno de los más elevados sentimientos humanos. Jorge Luis Borges, gran amigo de Bioy Casares, dijo en el prólogo a este relato que no era una exageración afirmar que la trama se podía calificar de perfecta. Así me lo parece a mí también, a lo que añadiré que por su claro enfoque filosófico fue pionera en muchos de sus planteamientos. Y siento no poder explicarme con más detalle porque correría el peligro de destriparla, así que si no la habéis leído poneos a ello porque además de disfrutarla, solo supondrá un ratito.

12 oct 2021

El proceso - Franz Kafka

Josef K. es detenido por un par de agentes ya que se ha iniciado un proceso contra él. Apenas unas horas después es puesto en libertad y puede seguir con su vida. Pero eso no quiere decir que el proceso no siga adelante. Antes al contrario, apenas se ha iniciado y queda mucho por aclarar. Para conseguir que se resuelva a su favor, K. tendrá que enfrentarse a ciegas a una maquinaria judicial arbitraria y perversa. Pero sabe que casi todos los ciudadanos pasan por si misma situación sufren un largo calvario, de menera que su confianza inicial se va transformando en desesperación a medida que pasa el tiempo.

No resulta complicado compartir la inquietud y la ansiedad del protagonista de El proceso. La amenaza de una autoridad judicial inalcazable e inapelable se vuelve ominosa ya desde las primeras páginas. Franz Kafka se muestra implacable con Josef K. y lo sumerge en una pesadilla, no solo por la gran preocupación que le provoca el proceso, sino además porque el texto incluye una buena cantidad de elementos fantásticos que no son extraños en el mundo de los sueños más angustiosos: edificios con escaleras largas y estrechas por las que apenas se puede pasar; habitaciones de techo tan bajo que obligan a agacharse a quien entra en ellas; grandes salones atestados por una multitud que nos impide atravesarla; puertas de pequeñas dimensiones, semiocultas y bloqueadas por muebles, pero que nos vemos obligados a cruzar; desvanes apenas transitados en donde transcurren escenas que se congelan tras cerrar la puerta, para reanudarse días después al volver a abrirla, etc. etc. Imagenes muy freudianas que entroncan con el subconsciente y proyectan nuestros miedos ante lo incognoscible, ante los retos insuperables que condenan nuestras luchas al fracaso antes incluso de comenzarlas. En ese sentido el libro es una auténtica maravilla y sin duda hará disfrutar a cualquier aficionado al género fantástico. Pero yo he notado cierta falta de cohesión en el desarrollo que podríamos justificar bien aceptando como válido un enfoque onírico/fantástico del mismo, o bien simplemente porque se trata de una novela inconclusa que se publicó de manera póstuma en base al trabajo de edición que Max Brod, gran amigo de Kafka, realizó sobre los manuscritos originales.

En realidad la sensación que me ha quedado es que los capítulos son una sucesión de historias breves que a pesar de mostrar una más que probable linealidad temporal de los acontecimientos, no completan una historia compacta vista en global. Se abordan subtramas para abandonarlas en pocas páginas. Los personajes que podrían ser de gran ayuda a Josef K. en el proceso iniciado contra él de pronto se olvidan o se ven reducidos a una mención posterior anecdótica. Estos dos puntos tienen el efecto de desorientar al lector y no descarto que este enfoque narrativo sea intencionado para transmitir la indefensión del desgraciado protagonista ante el proceso. Lo que está claro es que la duda se refuerza al leer los capítulos inconclusos que aparecen en el apéndice: conoceremos nuevos personajes y situaciones con las que el autor praguense quizá pensaba seguir trabajando, o puede que abandonara porque no terminaban de convencerlo. Pero a pesar de haberse desechado, no son diferentes en nada a los que se han incluido. En los prólogos que contiene la edición que he leído (parte de una colección de obras maestras de la literatura contemporánea), Brod nos explica que Kafka no numeró los capítulos, así que el orden lo decidió él mismo, llegando a cambiarlo en las primeras reediciones. Con esto no pretendo restar valor al trabajo de edición, sino exponer la dificultad de publicar una obra inacabada sin poder aclarar cuestiones tan relevantes con el autor. En resumen y a pesar de que el último capítulo me ha parecido decepcionante, el libro es absorbente y resulta devastador como demostración de los horrores a lo cuales la sociedad moderna y democrática somete al hombre.

8 oct 2021

Un castillo en Suecia (y tres obras de teatro más) - Françoise Sagan

Hace unos días hice la visita inaugural a una tienda Re-Read relativamente nueva y me vine a casa con diez libros, tres de ellos de Françoise Sagan. El hecho de que éste recopilase obras de teatro me llamó especialmente la atención por ser un género al que apenas he dedicado lecturas, quizás simplemente porque apenas se encuentran. Este tomo de 1967 incluye cuatro piezas que la contraportada describe como comedias, pero una vez leídas se comprueba que en la mayoría de ellas el tono general no es alegre sino amargo, y que el desenlace de feliz tiene poco, como mucho agridulce en el mejor de los casos.

  • 'Un castillo en Suecia' (1960). Disparatada comedia negra y de enredos amorosos protagonizada por una familia noble, excéntrica y alocada. La nieve tan de esperar en ese país escandinavo provoca el aislamiento de la residencia del título, provocando que su invitado, un joven primo lejano, se enamore perdidamente de su anfitriona.
  • 'El vestido malva de Valentine' (1963). De nuevo enredos amorosos, esta vez en París. Testamentos impugnados y jovencito que se enamora de una tía lejana a quien su madre ha alojado debido a problemas en su matrimonio. La protagonista es apenas unos años mayor que él y también menos inocente de lo que pretende.
  • 'Felicidad, impar y pasa' (1964). Drama protagonizado por la nobleza de la Rusia zarista. Un joven príncipe presa de la melancolía se enamora de una condesa cuyo marido violento la desprecia por un desliz amoroso hace ocho años, por el que ella ya se está cansando de pedir perdón. Poca comedia en esta ocasión, aunque sí elementos humorísticos puntuales protagonizados por el hermano homosexual del marido y la madre de ambos.
  • 'Los violines, a veces...' (1961). Una pareja madura de malhechores no recibe la herencia que esperaban de un acaudalado industrial a quien la mujer había seducido. La suerte quiere que el heredero único sea un joven sobrino, un individuo apocado, bondadoso y sin interés en el dinero. El chico cederá la gestión y dirección de todos los negocios a la mujer se enamorará de ella, lo cual tendrá un efecto balsámico sobre la amargura y los sinsabores que su modo de vida le ha provocado.
Incluso con estas descripciones tan breves de las tramas resulta fácil encontrar grandes similitudes entre las cuatro obras teatrales. El ímpetu y el candor de la juventud frente a la serenidad y desengaño de la madurez. El egoísmo, la posesividad y el demonio de los celos como elementos inseparables del amor. La pobreza como catalizador de todo lo anterior. No voy a negar que me ha sorprendido muy positivamente la madurez de Sagan al describir los infiernos a que puede conducirnos el amor romántico. Sus diálgos están repletos de acertadas reflexiones sobre la naturaleza humana, que brillan en especial a la hora de mostrar la crueldad de que podemos ser capaces en nuestras relaciones amorosas. Saber que escribió las cuatro piezas antes de los 30 años aporta un asombro extra que no puede dejarse de lado.

Mi preferida ha sido 'Felicidad, impar y pasa', no solo porque junto a 'Los violines, a veces...' es la más cruda, sino porque las pinceladas de humor están muy bien traídas y las que incumben al hermano gay del protagonista están tratadas con una sensibilidad extraordinaria. También es verdad los cuatro textos tratan exactamente el mismo tema con pequeñas variaciones, y que los planteamientos son más bien maniqueos. No por ello dejan de reflejar muy bien las facetas más oscuras del ser humano, y algo así, especialmente cuando se exponen las miserias del amor, es siempre muy bien recibido en este blog.

5 oct 2021

Watchmen - Alan Moore y Dave Gibbons

Hoy fusilo el resumen editorial de Watchmen con la mayor desvergüenza para dar una idea muy somera de la trama. Solo he hecho una pequeña modificación que aparece junto al texto original tachado. Ahí va:
Nueva York, 1985. El cruento asesinato de Edward Blake, el Comediante, deja tras de sí un smiley manchado de sangre y moviliza a los pocos justicieros que aún viven. Uno de los más resolutivos e implacables, Rorschach (Walter J. Kovacs), emprende una investigación que le hará reencontrarse con el desengañado Búho Nocturno (Dan Dreiberg), el poderoso Dr. Manhattan (Jon Osterman), el multimillonario Ozymandias, considerado“el hombre más listo del mundo” (Adrian Veidt), y la renuente y atormentada Espectro de Seda (Laurie Juspeczyk). Juntos afrontarán un pasado terrible, bajo la sombra de los Minutemen, y tratarán de superarlo para salvar el futuro… si es que el fin la 3ª Guerra Mundial, cada vez más cerca, no llega antes y destruye la Tierra por completo.
Resulta muy complicado abordar una reseña sobre una obra de esta magnitud. Que Alan Moore es un escritor como la copa de un pino ya lo había comprobado en V de Vendetta y especialmente en From hell, pero este cómic es con diferencia el más ambicioso a que me he enfrentado. Da bastante vértigo pensar en el esfuerzo que debe suponer crear una trama tan compleja. Pero más aún vértigo da comprender que si se desarrolla con tanta sencillez y claridad para el lector es por lo bien ideada y estructurada que está. Y algo así solo se consigue teniendo un talento descomunal y dominando el oficio de escribir. El resultado es tan compacto y contundente que no me extraña que el de Northampton rechazara cualquier vinculación con la adaptación a la gran pantalla de 2009. Yo recuerdo haber salido del cine con la sensación de haber malgastado dos horas y pico de mi vida. Sin embargo todo el tiempo que he dedicado al cómic ha tenido como recompensa la satisfacción de haber disfrutado de una obra de arte.

El contexto de la narración es ucrónico pero la mayoría de los acontecimientos clave de la historia mundial coinciden con los que conocemos. Tanto es así que el pánico nuclear de la Guerra Fría es el elemento de mayor peso a la hora de articular la trama. No en vamo la acción transcurre en 1985 con la III Guerra Mundial a un tris de desatar el holocausto atómico sobre nuestro planeta. Moore inventa un realidad en que han existido justicieros enmascarados desde finales de los años 1930s y un superhéroe con poderes asombrosos desde 1960. Este homenaje a la historia del cómic se refuerza cuando los agrupa en equipos de lucha contra el crimen (los Minutemen), con bastante mal resultado por cierto. Y ello se debe a que el autor británco nos muestra a (super) héroes y villanos desde una óptica humana, cada uno con un carácter y una personalidad concreta en la que abundan contradicciones, limitaciones, vilezas y grandezas. Así que el conflicto al ponerlos todos juntos está servido. El espectacular, terrible y desquiciado final supone un último y excelente homenaje a toda la estética y ética propia de los cómics de superhéroes, regado eso sí de toda la carga moral y filosófica que tanto gusta a este escritor.  

El cómic no solo incluye un desarrollo gráfico (que de no hacerlo no estaríamos ante un cómic), sino que además cada uno de los doce capítulos que lo compone se cierra con textos que nos revelan información de interés en diferentes formatos. Tenemos cinco capítulos de 'Bajo la capucha', la autobiografía de Hollis Manson, el Búho Nocturno original. Sesudos estudios socioculturales sobre la influencia del Dr. Manhattan a la hora de moldear la sociedad. Una aproximación a Walter Kovacs, alias Rorschach, a partir de informes policiales y psiquiátricos. Artículos, entrevistas, intercambio de memorandos de empresa. En definitiva un enfoque puramente narrativo que aumenta todavía más la densidad de la historia y aporta datos que nos permiten entender cómo se ha llegado a este momento. Hay incluso una subtrama de ficción metaliteraria que aparece a lo largo de las páginas. Se trata de un cómic de terror con un barco de piratas maldito que está leyendo un chaval. Lo ha tomado prestado de un quiosco de prensa y su acción se inmiscuye en las observaciones que el quiosquero hace sobre los acontecimientos a los que se enfrenta el mundo. Tengo que reconocer que a mí este brote postmodernista me ha resultado bastante cargante. Tiene la gracia pretenciosa de una boutade cuyo único objetivo parece ser enredar la lectura.

En el apartado visual nos encontramos otra vez con el formato que ya vimos en 'From hell': páginas compuestas de nueve viñetas de tamaño uniforme distribuidas en bloques de 3x3. Cuando resulta necesario ampliar el espacio para recoger escenas de mayor tamaño las viñetas se agrupan  convenientemente en 2, 3, 4, 6 o toda la página, manteniendo siempre eso sí los módulos resultantes sobre la distribución original de 3x3. Como punto negativo, el tamaño de la letra en muchos bocadillos es extremadamente pequeño y puede llegar a ser difícil de leer. Los dibujos de Dave Gibbons plasman el estilo habitual de los cómics de superhéroes clasicos, con líneas claras y colores planos y abigarrados. Podemos encontrarnos bien con combinaciones de tonos y contrastes nada naturales, bien con varias páginas en tonos uniformes para dotarlas de una entidad narrativa diferenciada del resto del capítulo. Este uso de los colores consigue crear subliminalmente el efecto a cómic viejo hasta el punto de que una vez terminado, no puedo evitar evocar el tacto las páginas del tomo como de papel grueso y áspero (nada más lejos de la realidad, por cierto).

En definitiva, una obra apasionante y absorbente que nos da razones de sobra para entender por qué Alan Moore está considerado uno de los mejores guionistas de cómic del mundo. Imprescindible.

2 oct 2021

Teoría King Kong - Virginie Despentes

Podemos leer Teoría King Kong de una sentada. Son poco más de 150 páginas. Ahora bien, otra cosa es el tiempo que se tarda en asimilar todo lo que Virginie Despentes ha escrito en este breve ensayo. Porque está escrito desde la rabia y la estupefacción. Rabia por todo el dolor y todo el horror que el heteropatriarcado y el capitalismo han hecho pasar a la autora. Y estupefacción por verse obligada a moverse en la perferia de la norma que imponen, cuando todo lo que la autora ha hecho en todo momento es ser ella misma. El problema radica en que si no pasas por el aro te vuelves un marginado de inmediato. Y ella, tan independiete, tan punk, tan lanzada, tan machirula, y tan poco femenina, nunca ha tenido intención de justificarse ante nadie. Y mucho menos ante el sistema.

Estamos ante una pieza donde se exponen teorías feministas que serán calificadas de radicales incluso por muchas feministas. Despentes habla desde su propia experiencia sobre la violación y las agresiones sexuales a las mujeres, sobre prostitución, sobre pornografía e incluso sobre el patético papel del hombre en la sociedad, a quien considera tan anulado por el sistema como a la mujer. Sus ideas y su visión del mundo sin duda parecerán demenciales a todos aquellos que nunca han tenido que hacerse ninguna pregunta. A mí me ha sorprendido muy positivamente su mente preclara, aunque tampoco me cuesta entrever que se aprovechará su belicosidad y su furia para desprestigiarla. Por más que no sea fácil encontrar argumentos para desmontar sus ideas. Pero cuando lo que lees te incomoda, cualquier estrategia para recharzarlo es bienvenida. Con ello no quiero decir que deba suavizar su discurso. En absoluto. Hacía mucho que no disfrutaba tanto como con ese torrente dialéctico suyo, imparable, implacable con la injusticia que supone que el 50% de la población se vea marginada por su sexo. Sus frases son como mazazos. Contundentes, mordaces, sarcásticas, certeras. Cada una de ellas es capaz de reventar en mil pedazos el papel arbitrario que se ha impuesto a la mujeres, siempre en un segundo lugar respecto al hombre. No se anda con medias tintas y expone de forma punzante y desmoralizante toda la basura que como mujer ha visto obligada a tragar. A pesar de la brutalidad de muchas de la situaciones que describe y de que muchas de sus ideas puedan parecer extremistas, creo que resulta imprescindible leer lo que tiene que decirnos. Sin duda alguna.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...