14 may. 2019

Grobe Zusammenfassung (2)

Mucha literatura de género ha caído en las últimas semanas, en dos novelas y dos colecciones de relatos cortos. Vamos a ello:

La niña gorda y otros relatos inquietantes, de Marie Luise Kaschnitz. La ficha editorial dice que esta autora es la gran cuentista alemana de la segunda mitad del siglo XX. No sé si será entoces que no han elegido sus mejores relatos, porque a mí no me ha parecido tan grande. Claro que aquí hay dos sesgos implicados, por un lado, ¿qué otra cosa vamos a esperar de una editorial sino las mayores alabanzas de los autores que publica? Y por otro, ¿acaso estoy yo capacitado para desbancar a esta autora de ese puesto con mi limitadísimo conocimiento de literatura breve alemana de la segunda mitad del siglo XX? Los cuentos no están del todo mal. Algunos tienen un aire a sueño febril muy conseguido, logrando transmitir bastante desasosiego y sí, inquietud. Otros son más predecibles y tienen un enfoque algo pasado de moda. Eso sí, la portada es preciosa.

El libro de Joan, de Lidia Yuknavitch. Trinfador absoluto de este resumen de lecturas. Un sabrosísimo texto de ciencia-ficción post-apocalíptica, con transfondo post-género (omnipresente y muy bien traído), ecologista (mucho) y animalista (un poco nada más, pero lo justo para que yo me emocione, que en este tema cualquier apoyo me parece encomiable). En definitiva una crítica brutal al antropocentrismo con un poco de todo lo que más me gusta. Un libro que os recomiendo con todas mis fuerzas y que me da pena no haber podido reseñar a fondo porque da para mucho. Pero si no se puede, no se puede. ¡A leerlo todos ya, que os haréis un favor!

Experimental film, de Gemma Files. Una novela sorprendente que consigue transmitir las mismas sensaciones que un mockumentary, pero en versión impresa. Una mezcla muy bien resuelta de leyendas paganas centroeuropeas llevadas al Canadá por los emigrantes y que años después, con ayuda del séptimo arte, llegan hasta nuestros días. Muy entretenida y original.
Una edad difícil, de Anna Starobinets. Colección de relatos cortos de terror psicológico que yo pondría a la altura de El señor de las muñecas y otros cuentos de terror de Joyce Carol Oates, a quien me ha recordado en más de un momento. En ocasiones la escritora rusa coquetea con elementos inexplicables que entran de lleno en lo fantástico, revelando ciertas influencias de Stephen King. En otras es un desajuste en la mente humana lo que conduce a situaciones más allá de lo comprensible. Aunque hay un par de cuentos que destacan del resto, el nivel de todos ellos es bastante alto. Dejan bastante mal cuerpo pero un regusto delicioso, especialmente porque terminan con unos finales perturbadroes y sugerentes a partes iguales. Es decir: justo lo que yo espero de un buen cuento de terror.

4 comentarios:

el convincente gon dijo...

A mí el libro de Anna Starobinets me decepcionó un poco. Solo me convencieron dos relatos, el del niño y los bichos (a pesar de que la estructura me pareció innecesariamente reiterativa) y el del hombre que cambia de familia (por la atmósfera). El resto ni fú ni fá. Los leí hace dos meses y casi ni los recuerdo.

Oriol dijo...

Coincido con el convincente gon: "Una edad difícil" es una antología poco memorable. "Vivos" y "La familia" me gustaron. "Las reglas" y "La eternidad de Yasha" no estaban mal, oye, aunque no sean relatos para tirar cohetes. Los restantes, pero, son bastante psché...

Lucas Despadas dijo...

No conocía a ninguna de las autoras, Cities. Me las apunto, especialmente Yuknavitch y Starobinets.

Creo que voy a copiarte este formato para la Esquina también, ya que últimamente tampoco me encuentro muy de humor para reseñar algo. Estoy preparando una dura oposición y me da demasiados dolores de cabeza como para roerme aún más el seso a la hora de componer un texto medio presentable.

Cities: Moving dijo...

@el convincente gon & @Oriol: ¡Qué cosas! A mi me ha encantado el estilo de Anna Starobinets. Tanto a nivel formal, como las tramas o el estilo, todo me ha gustado en sus cuentos. Recuerdo que empecé a leerlo en el tren volviendo a Madrid después de un viaje de trabajo y lo interpreté como una compensación kármica al infierno laboral que había pasado los dos dias anteriores.

@Lucas Despadas: Mucho ánimo con la oposición y estás más que invitado a copiar el formato si te encaja. A mi me gustaría seguir con el anterior, pero no me puedo exigir tanto ahora mismo. Vuelvo a recomendar encarecida y entusiásticamente 'El libro de Joan', de lo mejor que he leído en 2019.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...