14 sept. 2015

Animales y más que animales - Saki

No hace ni un mes que a raíz del post de La gran pesquisa, uno de mis comentaristas habituales me puso en la pista de Saki, pseudónimo del autor y dramaturgo británico Hector Hugh Munro. Según me contaba, Tom Sharpe le reconoció como una de sus mayores influencias literarias. Con esta presentación no me lo pensé dos veces y me lancé de cabeza y sin red a por uno de sus libros de relatos: Animales y más que animales.

Este volumen recoge 36 relatos muy breves (tenéis la lista completa ordenada alfabéticamente en Lecturalia), con una cierta recurrencia a la presencia de animales en los mismos, aunque en la mayoría de los casos es simplemente anecdótica. Los cuentos siguen todos el mismo formato:

  1. Un personaje de la clase alta británica más acomodada, digamos Lady Collingwood, se enfrenta a una situación comprometida socialmente: puede ser una recepción en el York Cottage de Norfolk a la que no ha sido invitada pero debe asistir a toda costa, una Navidad con invitados que no se soportan en la mansión familiar de Old Stratford en Buckinghamshire, el posible matrimonio de su hija Miss Pennelope con el primogénito de los Eccleston, que lamentablemente no tiene el visto bueno de la matriarca de la familia, la nonagenaria y excéntrica Lady Gardyner, etc.etc. etc.
  2. Su supuesta gran amiga, Mrs. Whiterremore, o la péfida de su cuñada, Lady Outerridge, o quizás la reconrosa y oronda ama de llaves, Lucy Smith, que lleva sin aumento de sueldo 30 años, le gastan una jugarreta.
  3. Los planes de Lady Collingwood se frustran.
  4. Aun así hay un giro final inesperado y pretendidamente divertido que por lo general, no tiene absolutamente ninguna conexión argumental con la historia desarrollada en el texto. Por decir algo, Pete Cooper, el pilluelo ayudante de los establos de su excelencia Lord Collinwood, le roba la última pasta de té a Ambrose Myerscough, el afectado asistente del representante del condado en la Cámara de los Lores.
En fin, se me hace difícil de creer que unos cuentos tan tremendamente insustanciales, simplones y sin gracia hayan podido ser inspiradores del caústico y corrosivo humor del autor de Wilt. Igual es que he errado el tiro y he elegido su peor recopilación, pero vamos, vista la malísima impresión que me han causado, este escritor tiene toda la pinta de haberse convertido en un nuevo Chesterton en mi universo literario personal. Según podréis comprobar en las reseñas en Papel en blanco o En los tipos duros también leen, elogiosas a más no poder, resulta imposible pensar que estemos hablando del mismo libro.

3 comentarios:

Fco. Borja Buzón Bernal dijo...

No conocía al autor, pero, por lo que cuentas, tampoco parece merecer mucho la pena.

Cities: Moving dijo...

@Fco.Borja Buzón Bernal: Bueno dale una oportunidad, igual soy yo quien no le pilla el punto a ese humor tan particular. Tiene grandes fans, además de Sharpe, por ejemplo Borges o Graham Green, quien se deshace en elogios ('el mayor humorista inglés del siglo XX', dice)

Kirilov Myshkin dijo...

Nooo, de verdad pasó esto? Jajaj. Una lástima...

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...