14 dic. 2018

La palabra pintada & ¿Quién teme al Bauhaus feroz? - Tom Wolfe

Anagrama reúne en un tomo único dos ensayos en lo cuales Tom Wolfe, con su habitual estilo periodístico, analiza el mundo del arte y la arquitectura del Siglo XX en Estados Unidos. Se trata de dos textos de extensión reducida (apenas llegan a las 130 páginas), que causaron mucho revuelo en el momento de su publicación. El alboroto que generaron a mediados de los 1970s y principios de los 1980s es fácil de entender, ya que el escritor norteamericano no deja títire con cabeza y reparte mandobles a diestro y siniestro entre las fuerzas vivas de la cultura y las artes de por aquel entonces. Pero más escandaloso todavía me ha resultado asimilar el enfoque tan pobre que me han transmitido cuatro décadas despues. Y es que en realidad, el autor norteamericano se limita a hacer poco más que dar una visión muy personal de la situación de las artes plásticas y la arquitectura, e ilustrarla con algunas anécdotas que por sus proximidad al cotilleo puro y duro, quedarían fuera de cualquier planteamiento académico más serio. Aunque por otro lado quizás ese pudo haber sido su objetivo al escribirlos y que yo tuviera unas expectativas totalmente equivocadas sobre estas dos obras. Pero veámoslas una por una porque hay alguna diferencias entre los dos.

En La palabra pintada, Wolfe nos describe los cambios que ha experimentado el mundo del arte norteamericano desde principios del S. XX. Según nos aclara, en su orígenes la abstracción y los ismos intentaron librarse de las lacras literarias del arte clásico, figurativo por deficición, pero paradójicamente terminaron necesitando de toneladas de teorías, manifiestos y material escrito para explicarse y justificarse. También relata la transformación que sufríó en manos de la alta sociedad y los críticos, quienes empezaron a manejar los hilos de este mercado y a decidir el destino de los movimientos y artistas que iban surgiendo según sus propios intereses. Aunque a nivel de historia del arte contemporáneo no cuenta nada que cualquier aficionado no haya podido conocer por otros medios (grandes movimientos pictóricos, artistas clave, etc.), Wolfe aporta elementos de su propia cosecha que son fruto de la privilegiada posición de pope cultural que ocupó, y esto sin duda enriquece la lectura.

Podría pensarse entonces que ¿Quién teme al Bauhaus feroz? replica ese formato centrándose esta vez en la arquitectura del siglo pasado, pero por desgracia no es así. En esta ocasión, Wolfe pierde toda la objetividad que demostraba en el libro anterior para volcar en sus páginas el rechazo que le provoca el Movimiento Moderno/Estilo Internacional. El sustrato histórico es intachable y nos expone tanto los orígenes de la arquitectura moderna en la Europa de entreguerras, así como el credo político en que se sustentaba, con un claro ideario marxista de apoyo a la clase obrera y ruptura con la tradición y la burguesía. La evolución del estilo también se recoge brillantemente, pero una parte importantísima del texto la ocupa una crítica desmedida al Movimiento Moderno, que más que crítica es una ridiculización de dicho estilo arquitectónico por el simple hecho de que no le gusta. Y no voy a negar que expone debilidades bastante conocidas (cubiertas planas en climas extremos, abuso de los mismos parámetros a la hora de diseñar edificios, etc.), pero por mucho que el autor repita a lo largo y ancho de los capítulos de gustibus non est disputandum, solo hay que elegir una página al azar para que nos quede bien claro que el "el Estilo Internacional era aborrecido hasta el furor incluso por quienes lo encargaban" (pág. 210).

Si bien el tono acusatorio y reprobatorio es mucho más acusado en el segundo, Wolfe adopta en ambos libros la pose de experto que está a vuelta de todo y que por tanto, desde su perspectiva incuestionable de miembro de la alta cultura de la capital del mundo, puede decir las grandes verdades que nadie más se atreve a decir. Le pese a quien le pese. Y conste que estoy de acuerdo con él en muchos de los defectos que señala: el endiosamiento de los arquitectos, su afectación, la literatura que acompaña a una obra de arte para explicarla al profano, etc. No obstante me parece que al atacarlo con la misma arrogancia que critica, el mensaje pierde validez. Además el lenguaje empleado transmite una megalomanía y una inquina agotadora. A cada poco aparecen las camarillas, los cenáculos, las capillas de artistas, críticos, coleccionistas, arquitectos o promotores. Sus ínfulas de connoseiur son super elitistas e injuriosas, y no se cansa de llamar provincianos o acomplejados a todos aquellos que han moldeado un mundo que estéticamente no encaja en sus gustos y en que él ha sido mero observador. En fin, reconozco que tenía mucho interés e ilusión por leer estos libros, pero el descalabro ha sido comparable al que experimenté con La banda de la casa de la bomba y otras crónicas de la era pop. Aunque yo sí que no tengo ningún problema en reconocer que para gustos, los colores. Tenéis más reseñas en La ciudad crítica y Un libro al día (para 'La palabra pintada'), en Reflexiones sobre un clasicismo contemporáneo (para '¿Quién teme al Bauhaus feroz?'), y para terminar, en Critica y metacomentario (del volumen al completo).

11 dic. 2018

2020 Visions. Repro Man - Jamie Delano y Steve Pugh

Los Angeles, año 2020. La reproducción humana está bajo el control del estado y de grandes corporaciones que tienen en exclusiva los derechos de uso de los pocos hombres que siguen siendo fértiles. Adam es uno de ellos. Atractivo, guapo, fuerte y sano, se gana la vida como estrella de culebrones de Hollywood, siendo Nurtura Corp. la compañía que se encarga de comercializar su semen. Naturalmente se trata de un producto de calidad garantizada solo accesible a las más pudientes. Sin embargo las mujeres menos favorecidas social y económicamente también desean tener bebés, así que un grupo organizado pondrá sus ojos en él para conseguir su activo más preciado.

Repro Man es la cuarta y última entrega de la serie de cómics de ciencia-ficción distópica 2020 Visions. También es la última que voy a reseñar porque no tengo la primera, Ganas de vivir, aunque me quedo con las ganas porque al igual que en los dos tomos anteriores, me he encontrado con un guión muy sólido y original. Jamie Delano vuelve a tomar elementos habituales en este subgénero y añade por su cuenta otros menos trabajados. Entre los primeros tenemos una brecha socioeconómica brutal, el control de la población por parte del estado, grandes corporaciones que actúan con un nivel de poder casi igualable al de los gobiernos, manipulación de los medios de comunicación, catástrofes medioambientales causadas por el aumento global de la temperatura, etc. Imagino que a nadie sorprenderá demasiado este contexto hablando de distopías, sin embargo Delano da un par de golpes maestros: una sociedad pedominantemente femenina con un matriarcado perverso por un lado, y por otro grupos de feministas radicales pro gestación libre y gratuíta, ¡quién lo iba a pensar! Y por si alguien ha estado siguiendo estas reseñas y se lo había preguntado, Adam, nuestro muchachote protagonista de recios músculos y ágiles espermatozoides, es efectivamente el hermano gemelo al que Ethan buscaba incansablemente en el tercer tomo: Renegado. No voy a dar más detalles de la trama, solo añadiré que por una vez, y sin que sirva de precedente, el relato termina con un brote de esperanza aunque las circunstancias sigan siendo desastrosas para todos los implicados. Normalmente algo así echaría a perder mi impresión final, pero detrás de ese aparente optimismo hay un giro irónico que no podía haber estado mejor elegido.

En esta ocasión la parte gráfica está mucho más cuidada. Los dibujos de Steve Pugh son muy detallados, tanto en los personajes como en las localizaciones. Lo cual es de agradecer porque también como en los otros volúmenes que he reseñado, la edición de Recerca vuelve a eliminar el color. Los personajes femeninos, que son mayoría, están especialmente logrados, con un registro que va desde las señoronas más exclusivas de la sociedad bien de L.A. al lumpen de activistas del M.A.M.B.O. (acrónimo de Militant Action for Maternity rights, Breeding security and Obstetric care). Resumiendo y para terminar ya, un cómic y una serie que son de lo mejor que he leído este año en este género, que por lo general juega con desventaja por las pocas opciones que un formato tan reducido permite para desarrollar buenas ideas. Tenéis una reseña muy original y divertida en el blog (que no la web) Tebeosfera.

8 dic. 2018

El beso de la mujer araña - Manuel Puig

Luis Alberto Molina y Valentín Arregui comparten celda durante la dictadura militar argentina. El primero es un homosexual que cumple condena por perversión de menores. El segundo es un militante comunista que se opone al régimen de los generales. Para pasar el tiempo y hacer más llevadera la insoportable existencia en la prisión, Molina, que es muy aficionado al cine, le cuenta a Arregui algunas de las películas que más le han gustado.

El beso de la mujer araña es un drama carcelario de primera magnitud. La trama nos muestra el acercamiento afectivo que se produce entre los protagonistas gracias a la devoción que Molina muestra hacia Arregui, siempre tratando de hacer su vida más fácil ya sea cuidándolo cuando está enfermo, compartiendo la comida que recibe de su madre o simplemente narrando esas historias basadas en sus recuerdos de viejas películas. Todo hace pensar que hay un cierto interés amoroso-sexual detrás de la entrega de Molina, cosa que a priori no se puede descartar. Arregui, bastante reacio a mostrarse amable al principio, no puede evitar sentir curiosidad por la homosexualidad de su compañero, quizás porque su ideología antiburguesa le conduce a ser más abierto de miras. Recordemos que la novela data de 1976, cuando ser gay o lesbiana no estaba ni mucho menos tan aceptado como actualmente (al menos en los países occidentales). De hecho el texto incluye numerosas y extensas notas al pie de página que buscan la explicación de esta orientación sexual desde el psicoanálisis, con mención a obras y teorías de Freud, Marcuse, etc.(1)

Considerada por muchos como la mejor novela de Manuel Puig, carace de narrador puesto que está escrita en forma de diálogo. Debido a ello la lectura es bastante ágil, excepto cuando Molina empieza a narrar las películas o cuando cae una de las notas científicas. Las primeras se hacen muy pesadas y las segundas también, ¿para qué engañarme? Pero por lo menos estas últimas incluyen aspectos sobre sexualidad y sociedad que a mí me han parecido sorprendentes. En realidad no tengo muy clara mi opinión sobre el libro. A nivel conceptual me parece una historia preciosa. El trasfondo dramático está muy bien elegido y los giros que sufre la narración son tremendamente perversos y encajan a la perfección en ella. Sin embargo el desarrollo no ha terminado de convencerme. El relato de las películas se me ha hecho bastante insoportable, y aunque la intención de Puig incluyendo las notas al pie de página me parece encomiable, también lastra el resultado final. Tenéis más reseñas en Devaneos, El biblionauta y Un libro al día.




-----------------------
(1) La ficha del libro en la Wikipedia en inglés nos avisa de que uno de los eruditos mencionados es ficticio: Anelli Taub

4 dic. 2018

Algo va a suceder y otros relatos - Heinrich Böll

Esta es mi toma de contacto con la narrativa breve de Heinrich Böll, de quien ya he dado cuenta de un buen número de novelas. Algo va a suceder y otros relatos incluye un total de 22 textos escritos entre 1950 y 1970 (no en vano el título original es Erzahlungen, 1950-1970). Se trata de una colección de cuentos bastante irregular en casi todos los sentidos. Por un lado la extensión de los mismos se mueve entre apenas tres páginas y alguno que casi llega a la categoría de novela corta, aunque la media puede estar en torno a las diez. La calidad de los mismos tampoco es uniforme. Los hay que a duras penas se pueden calificar de relato, sino que habría que considerarlos poco más que una anécdota sin gracia estirada lo suficiente para que por número de palabras se pueda hacer pasar por tal. Y por desgracia no son pocos, sobre todo entre los primeros años de su producción. Pero para compensar, entre algunos cuentos que no están del todo mal, hay auténticas maravillas que responden a las características habituales de su obra y que sin duda compensan la lectura de esta antología.

El Nobel de Literatura de 1972 da lo mejor de sí en los relatos bélicos, o mejor dicho, antibelicistas. Ambientados lógicamente en la Alemania de la II Guerra Mundial, los protagonistas de los mismos son por lo general católicos que ponen en tela de juicio los dogmas y las formas de la Iglesia de Roma. Sin embargo la perspectiva de la realidad que les rodea está marcada profundamente por su educación en dicha religión. Son jóvenes muy cultos e instruídos con una visión muy crítica de la contienda. Aunque han entrado a formar parte de la gran maquinaria bélica como opción menos mala (ya sea por inercia, por prolongar la supervivencia en la medida de lo posible, o por miedo a las consecuencias de una deserción), cuestionan sus motivaciones apelando a los mismos sentimientos elevados que usan los jerarcas nazis para justificarla: Patria, Pueblo, Tradición, Historia, etc. De igual manera, se consideran incapaces de alinearse con la resistencia que plantearon comunistas o socialistas, cuyas carencias también son capaces de identificar. Así pues, se sitúan en una tierra de nadie marginados y aislados de todo lo que les rodea. Que es un poco la pose misma del autor, católico que nunca se cansó de censurar esta religión pero que por otro lado siempre cuestionó a los ateos. 'Cuando estalló la guerra', 'Cuando terminó la guerra' y 'Alejamiento de la tropa' son para mi gusto los mejores relatos del lote. Responden a la perfección a lo que uno puede esperar del mejor Böll: una exposición cruda de lo que significa la guerra, con un análisis demoledor de sus miserias pero a la vez, llena de tiernas escenas costumbristas que suavizan el horror en la medida de lo posible.

Por otro lado, desconocía la faceta cómica de este escritor. Ha resultado una sorpresa muy agradable tropezarme con cuentos que manejan un humor absurdo pero terriblemente ingenioso. Más aún porque hasta el momento siempre me había parecido un literato muy serio y súper sesudo. El cuento que abre y titula esta compilación es quizás el mayor exponente de esta habilidad para provocar la risa, aunque 'Alejamiento de la tropa' tiene una gran componente humorística de índole escatológico que  hace mucho más llevadero ese drama bélico. Por resumir y como ya he comentado más arriba, una colección de relatos un tanto irregular, aunque no obstante contiene algunas perlas que son Böll en estado puro. Los legos en su obra quedáis avisados, y los fans siempre podremos encontrar cuentos que nos gusten. No hay reseñas de este libro en la blogosfera. Es eso o que yo no he sabido encontrarlas, y he tirado de Google y todo, ¡no digo más! Así que hoy no puedo sugeriros otras opiniones diferentes y no os queda más opción que creeros lo que yo digo (o bien leerlo vosotros mismos, por supuesto).

30 nov. 2018

La desaparición del paisaje - Maximiliano Barrientos

Vitor vuelve a Santa Cruz, Bolivia, después de haber pasado los últimos doce años en EE.UU. Con poco más de treinta años se enfrenta a todo lo que dejó atrás. Su hermana Fabia, que no le perdona que no volviera al entierro de su padre. María, la que fue la nueva pareja de su padre tras la muerte de su madre, facellida a causa de un cáncer cuando tenía siete años. Su tío por parte de padre, tan huraño y alcohólico como su hermano. Laura, su gran amor de juventud. El retorno a su cuidad natal le obligará a enfrenterse a las personas y recuerdos que había dejado aparcados durante todo ese tiempo.

La desaparición del paisaje es una novela sobre la familia, sobre los errores que cometemos, sobre el crecimiento personal. Pero sobre todo es una novela sobre la reconciliación y la aceptación. Maximiliano Barrientos se muestra especialmente hábil a la hora de mostrarnos los conflictos a que debe enfrentarse el protagonista más de una década después de ponerlos en marcha. Ya sean pérdidas, decepciones, abandonos o inacciones, las cuestiones que dejó sin resolver le exigen una solución si quiere seguir evolucionando. Muchas de las soluciones no serán fáciles, ni le harán mejor persona, pero le resultará imposible obviar los problemas si no quiere que se enquisten. Hacerlo terminaría inmovilizándole, y una de sus intenciones es no volverse como su padre y su tío repitiendo los mismos patrones que vio en ellos.

La historia es tremendamente cruda y expone sin tapujos las grandes carencias que tenemos los seres humanos y la sociedad que hemos creado. Como no podía ser de otra forma, la institución familiar sale especialmente malparada, pues es ahí donde se originan la mayoría de las trabas que nos deforman y condicionan nuestra manera de ralacionarnos con los demás. Todos nosotros hemos hecho daño de mil maneras a las personas que nos rodean y nos quieren, así que resulta inevitable identificarse con los personajes. Lo raro sería no hacerlo. Aunque la prosa del autor boliviano es sencilla y directa, la lectura me ha hecho pasar bastantes malos ratos. De hecho me ha dejado bastante mal cuerpo en según qué momento, lo cual es prueba evidente del talento de Barientos y de que ha sabido tocar los botones adecuados para emocionar. Por ponerle algún inconveniente, la edad del protagonista condiciona mucho su comportamiento y cae en estereotipos en ocasiones. De todas formas se trata de un fallo menor que no altera la buenísima impresión que me ha causado. Tenéis más reseñas en Relibro y La carcoma. En ambos sale muy bien parada a pesar de que el segundo cree que flojea a partir de la mitad.

26 nov. 2018

El cromosoma Calcuta - Amitav Ghosh

¿Qué dice la ficha editorial sobre la trama de El cromosoma Calcuta? Saldréis de dudas en un instante porque la voy a copiar haciendo gala del poco pudor que me caracteriza para estas cuestiones cuando me ahorran tiempo, y además se ajustan bien a mi idea de lo que he leído. Tengo algunas discrepancias, pero son de poca importancia considerando la intención de los resúmenes de las solapas, así que ahí va:
En la ciudad de Nueva York, en un futuro próximo, Antar, un egipico que trabaja como ingeniero informático, recupera por casualidad la ficha de Murugan, un viejo colega que se marchó a Calcuta, donde se le perdió la pista. Murugan seguía el rastro del científico, escritor y premio Nobel del siglo XIX Ronald Ross, que llevó a cabo importantes investigaciones sobre la malaria en la India. Pero el trabajo de Ross no se limitaba a esta enfermedad, ya que alguien lo manipulaba desde la sombra para que profundizase en la relación entre la malaria inducida y la curación de la sífilis y con algo cuyo alcance él jamás llegará a comprender: el denominado cromosoma Calcuta, a partir del cual... tal vez se pueda conseguir la inmortalidad.
No se puede negar que Amitav Ghosh ha conseguido escribir una novela de intriga y misterio que engancha desde la primera página. A ello ayudan los ecos de ciencia-ficción y su interesante base histórico-científica. Por un lado Antar teletrabaja desde su apartamento con la ayuda de un sistema de información denominado AVA/IIe, que muestra características de inteligencia artificial. Conectado a la red y capaz de generar una suerte de realidad virtual/hologramas, le permite catalogar vestigios del desastre hidrológico que afecta al planeta. Respecto a los aspectos históricos, el autor hace un recorrido exhaustivo sobre el descubrimiento de la forma de transmisión de la malaria y del estado del mundo a finales del S. XIX, en especial con una descripción del colonialismo británico en La India.

La novela se desarrolla en tres líneas temporarles diferentes. En la primera tenemos a Antar y su investigación on-line sobre Murugan, que transcurre en un futuro cercano sin determinar. La segunda gira en torno a Murugan en Calcuta a mediados de los 1990s, durante los días previos a su desaparición. Y la tercera, enmarcada en ambas, trata sobre los aspectos históricos y/o de ficción histórica que sirven de base a las rompedoras teorías de Murugan sobre el paludismo. En cada una de ellas toman parte muchos personajes, lo cual hace que la lectura sea tremendamente ágil. En general los capítulos son tirando a cortos, llenos de diálogos, y suelen acabar en cliffhangers para mantener al lector atrapado en el texto.

Reconozco que he devorado el libro casi sin darme cuenta. Es muy original y me ha parecido que toda la parte histórica está muy bien traída y encaja muy bien en el argumento. Sin embargo, responde a los patrones habituales de los best-sellers. El grado de profundidad de los personajes es prácticamente nulo y no deja de ser un divertimento intrascendente, aunque eso sí, como divertimento resulta bastante digno. Tenéis una reseña muy completa en C/Cyberdark, que fue la que me animó a leerlo, y otra más en Bibliópolis, que no se queda muy a la zaga.

22 nov. 2018

Estabulario - Sergi Puertas

La estrategia que ha utilizado Impedimenta para atraer lectores a Estabulario es cualquier cosa menos tímida. No les tiembla el pulso al relacionar la prosa de Sergi Puertas con James G. Ballard, Stanisław Lem, Rafael Chirbes y David Cronenberg. ¡Ahí es nada! Tres reputados autores y un famoso director de cine, la obra de todos los cuales sigo desde hace tiempo y que encajan bastante bien con mi forma de entender la realidad. Pues bien, tengo que admitir que he visto muy poco o nada de ellos en los seis relatos que componen este volumen. Quizás alguna ligera semejanza a nivel temático o de localización, apenas unas evocaciones. Que tampoco es que le haga ninguna falta, la verdad, porque el autor catalán se expresa con parámetros y maneras propias, consiguiendo que el resultado sea tan satisfactorio como con cualquiera de los mencionados. La editorial también destaca simulitudes con la serie de TV Black Mirror en su promoción, que sí me han parecido más acertadas, pero volveré a ellas un poco más adelante.

Nos encontramos ante seis textos que transcurren en un futuro sin datar, aunque bastante próximo a nosotros a juzgar por el contexto tecnológico y social en que tienen lugar. Puertas envilece nuestra sociedad para ponerle las cosas muy crudas a los protagonistas. Pero para ello le basta con retorcer las condiciones de vida actuales solo unos grados más. No se puede negar que los marcos de referencia en que ambienta las historias son verosímiles. No es necesaria una pandemia ni un armagedón nuclear que devaste el planeta para llegar a ellos. Solo hacen falta un par de lustros sumando cada vez más medidas económicas y laborales que limiten los derechos de los trabajadores, por ejemplo. O bien un conflicto bélico que transcurra al otro lado del estrecho de Gibraltar en lugar de a unos cuantos miles de kilómetros. O una comunidad histórica con caracteres identitarios propios que harta del marco político de España, se secesiona y se constituye como estado independiente. Todos los relatos comparten un tono terriblemente desesperanzador, protagonistas que se enfrentan a las toneladas de mierda que el propio ser humano se ha encargado de ir acumulando a lo largo del último siglo y unos avances tecnológicos que lejos de hacer nuestra vida más fácil, se pervierten para dificultarla. Características estas tres que se suelen dar en mis lecturas preferidas. Los títulos incluídos son:

  • Obesidad Mórbida Modular (*)
  • Manos libres
  • Pegar como texto sin formato
  • Torremolinos (*)
  • Nuestra canción
  • Estabulario (*)
Los relatos marcados con asterisco son los que tienen un marcado aire a capítulo de Black Mirror, por lo menos en mi opinión. Al igual que en la serie de TV, la tecnología y los medios de comunicación tienen un peso muy importante en la trama. La proyección de su evolución ha provocado que las condiciones de vida en las grandes ciudades sean cada ves más duras y más próximas a una distopía. Aunque pensándolo bien, distopía en el sentido clásico del concepto hay más bien poca: todos los personajes son conscientes del basurero que es la sociedad que les ha tocado vivir. Precisamente el único fallo que le puedo encontrar a esta antología es que dichas historias en particular están demasiado próximas a la situación socioeconómica actual. Es verdad que las preocupaciones que tratan son universales (indefensión del individuo ante el poder, miedo y soledad, antropocentrismo, búsqueda de la felicidad, etc.), pero en mi opinión están muy ancladas a nuestra forma de vida actual y eso lejos de ser bueno, juega en su contra. Los dispositivos móviles o los reality-shows, por poner un par de ejemplos. Resultaría absurdo negar su relevancia e influencia a día de hoy, pero al sustentar gran parte de las tramas en ellos corremos el riesgo de que pierdan validez en poco tiempo. En definitiva un poco como pasa con Black Mirror: en general la serie está muy bien, pero la mayoría de los capítulos tiene un transfondo tan tecnológico que los hace efímeros aun cuando los aparatos y dispositivos en que se fundamentan ni siquiera hayan llegado a existir. De ahí que los relatos que más redondos me ha parecido sean aquellos en que la tecnología tiene menos peso (los tres sin marcar).

En cualquier caso, a pesar de los inconvenientes ha resultado muy buena lectura: original, acertada, inteligente pero muy sombría, tanto que llega a provocar malestar. No puede ser de otra forma cuando realiza una crítica devastadora a lo que somos y hemos creado. ¿Qué más se puede pedir? Tenéis más reseñas en Cuentos pendientes, La antigua Biblos y Un libro al día. En los dos primero sale muy bien parado, en el último algo menos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...