21/10/2014

Mantícora - Robertson Davies

Mantícora es la segunda entrega de la Trilogía de Deptford a cargo de Robertson Davies. En este volumen la acción se centra en David Staunton, que no es otro que el hijo del acaudalado empresario Boy Staunton, muerto en extrañas circunstancias al final de El Quinto en Discordia. David es un abogado criminalista de gran renombre en Canadá, a pesar de lo cual no ha logrado librarse en ningún momento de la sombra de su poderoso padre. Alcohólico y misántropo, el fallecimiento del jerarca termina por destrozar sus nervios, así que decide marcharse a Zúrich para someterse a terapia en un instituto jungiano. Y esto es lo que recoge la novela, algo más de un año de sesiones con la doctora Johanna von Haller en las cuales se irán desvelando los orígenes de sus fobias y filias, todo ellos desde una curiosa perspectiva psicoanalítica alternativa que yo desconocía y que poco tiene que ver con la obsesión freudiana por el sexo.

De nuevo tengo que destacar la gran capacidad del autor para idear el argumento. Las relaciones que se establecen entre David y el resto de su familia y entorno más cercano están construídas con gran habilidad y una imaginación e inventivas envidiables. Las típicas insidias domésticas que uno podría prever en una familia muy adinerada resultan perfectamente creíbles. Sin embargo, en comparación con el tomo anterior, la historia resulta intrascendente, banal. Al acabar el primer libro todo me hacía pensar que la trilogía centraría cada novela en uno de los tres personajes principales: Dunstan Ramsay, Boy Staunton y Paul Dempster/Magnus Eisengrim respectivamente. Basar el segundo volumen en el hijo del Boy Staunton parecía en principio una jugada inteligente cuyo objetivo sería conocer mucho más del padre pero a través del hijo. Pues bien, no es así, el protagonista real es efectivamente el hijo. Que conste que es muy, muy entretenida y fácil de leer, aunque a veces el registro deliberadamente vulgar que usa David al hablar con la terapeuta no encaja demasiado bien en la narración. De todas formas, una vez terminada no puedo evitar una clara sensación de decepción. Me queda la esperanza, eso sí, de que este tropezón se corrija con el título que cierra la serie: El Mundo de los Prodigios.

Tenéis otras reseñas en El Placer de la Lectura y Solo de Libros. Los primeros en realidad no terminan de decir nada en claro sobre la novela. Como es habitual en ellos no se mojan demasiado y todo son vaguedades y generalidades. Los segundos sí aciertan bastante en su apreciación. Todo ello, evidentemente, siempre en mi opinión personal. 

17/10/2014

Foe - J. M. Coetzee

Foe es una novela que ficciona y reinventa el mito del náufrago que Daniel Defoe narró en 'Robinson Crusoe'. Para ello, el Nobel sudafricano John Maxwell Coetzee introduce una tercera persona en la historia. Se trata de Susan Barton, quien tras un motín en el barco que la devolvía a Europa después de pasar dos años en Bahía (Brasil) buscando a su hija desaparecida, es abandonada en una barca en las proximidades de una desolada isla que resulta estar habitada por dos naúfragos: Cruso y Viernes, su esclavo negro. Susan es artífice y narradora de una versión completamente diferente del clásico: la isla donde ha ido dar con sus huesos es prácticamente un páramo sin vida azotado constantenmente por el viento. Su alimentación se basa en leguchas, huevos de pájaros y pescado. Unos pequeños primates parecen ser la única amenaza real, pues de los caníbales que tanto habla Cruso no hay rastro alguno. Durante un año de convivencia las esperanzas de la protagonista y su ganas de mejorar las condiciones de existencia en su nuevo hogar entran en conflicto con el desinterés y la apatía que Cruso experimenta por cambiar la espartana vida a que se ha acostumbrado con los años. Transcurridos esos doce meses y con Cruso en grave estado de salud por unas fiebres intermitentes, los tres son rescatados por un buque mercante que los devuelve a Inglaterra, aunque el enfermo morirá en la travesía.

Una vez en Inglaterra, la trama cambia completamente y somos conocedores del proyecto de Susan por novelar su historia, algo para lo que ella no se considera capaz, de forma que recurre a la ayuda de un afamado escritor, el Sr. Foe. El trasfondo de la novela a partir de aquí se vuelve muy filosófico. Según mi parecer, el autor trata de hacernos ver lo complicado que resulta la comunicación entre las personas, que a veces se plantea como una imposibilidad absoluta. Para ello se centra principalmente en la relación entre Susan y Viernes. El esclavo negro tiene una doble dificultad, pues por un lado, su antiguo amo no se molestó más que en enseñarle un inglés muy básico. Pero es que por el otro, los tratantes de esclavos que lo capturaron le mutilaron la lengua, probablemente cuando era todavía un niño, así que no puede hablar. Gran parte de esta segunda parte se centra en el interés de Susan por conseguir comunicarse con él, para así obtener más información de interés que volcar en el libro. Lamentablente, le resultará imposible hacerlo, dado que Viernes tiene sus propios intereses y además, las barreras culturales entre ambos no facilitan la labor. También por momentos Coetzee teoriza sobre el arte de escribir, haciendo que el Sr. Foe y la protagonista discutan sobre técnicas, habilidades, motivaciones y en última instancia, sobre la esencia del oficio.

Al contrario que con el resto de novelas de Coetzee que llevo en mi haber, ésta no me ha resultado particularmente interesante, y ni siquiera las ideas vertidas sobre la incomunicación, tema que siempre me ha atraído, me parecen destacables. En mi opinión Houellebecq ha sabido expresarse al respecto con muchísimo más acierto en sus primeras obras. El tono a todo lo largo del texto es bastante pesimista y opresivo, claustrofóbico incluso. Los personajes pasan por mil dificultades durante toda la narración, así que podría decirse que desde luego trasmite con bastante fidelidad cómo deberían transcurrir los días de los menos afortunados a principios del siglo XVIII. En resumen, yo diría que hay otros Coetzees mejores para leer. Tenéis un acertado y erudito análisis en la revista de estudios literarios de la UCM Espéculo y otro mucho más breve -con cuyo contenido no coincido tanto- en El Lamento de Portnoy.

13/10/2014

El Hotel blanco - D.M. Thomas

Donald M. Thomas ficciona en El Hotel blanco un supuesto caso de éxito de Sigmund Freud. Se trata de una joven cantante de ópera de fama relativa que ha somatizado unos terribles dolores localizados en el seno y ovario izquierdo debido a una prolongada depresión nerviosa . Su enfermedad le ha obligado a retirarse temporalmente de los escenarios poniendo en riesgo su carrera, así que decide dar una oportunidad al reputado doctor vienés

La narración es un colección bastante heterogénea de textos en diferentes formatos. Empieza con un prólogo epistolar con varias cartas intercambiadas entre Freud y un colega y discípulo. El contenido de las mismas nos permite conocer la situación personal del psicoanalista en el momento en que está realizando la terapia objeto de la novela. A continuación se recogen dos escritos elaborados por la paciente: un poema y un diario. En la tercera parte asistimos al estudio de Anna G. (nombre ficticio para garantizar el anonimato) por parte de Freud. El examen de los textos expuestos en la primera y segunda parte, ambos de fuerte contenido sexual y plagados de imágenes y personajes simbólicos, así como las sesiones de terapia con sus correspondientes batallas dialécticas entre paciente y psiquiatra, sin duda harán las delicias de los fans de la serie En terapia/In treatment. En los restantes apartados es la propia Anna G. quien toma la voz del narrador para acercarnos a su vida después de haberse repuesto de sus problemas psicológicos. Tras muchas vicisitudes y haber recuperado el control de su vida, Frau Elisabeth Erdman, que así se llama en realidad, vuelve a los escenarios, conoce gente muy agradable y se siente por fin medianamente feliz, querida y realizada. Con los años termina casandose con un tenor ucraniano judío bastante mayor que ella, a quien conoció durante una suplencia que hizo en la Scala de Milán. En la quinta parte y en un sorprendente y magnífico giro de transfondo histórico nos encontramos en plena II Guerra Mundial. El ejército del III Reich ha invadido Kiev, donde malvive Lisa en compañía del hijo del anterior matrimonio de su marido, desaparecido en una purga estalinista. La sexta y última parte transcurre en un escenario irreal y fantástico: el estado de Israel durante los primeros años de existencia. A modo de redención, la protagonista y todos sus seres queridos por fin pueden tratarse como iguales y empezar a llevar una relación sana.

Otro autor a quien no conocía de nada pero como con Updike, me dejé llevar por la oferta de RBA tras leer el resumen de la trama en la web de la editorial. Afortunadamente esta vez he acertado de lleno. El libro tiene mucho de intrigra, pues al fin y al cabo el proceso de psicoterapia tiene mucho de investigación en la cual el psiquiatra debe desentrañar los misterios de la turbia y atormentada psique de su paciente. Esta parte es interesantísima, pero es que las siguientes no lo son menos: la recreación de la Europa de entreguerras primero, y sobre todo la ventana al Holocausto que se nos abre en la penúltima sección a través de la masacre de Babi Yar son impresionantes. Resulta imposible permanecer indiferente tras conocer las atrocidades que los nazis cometieron allí, algo que en gran parte se debe a que Thomas logra que nos identifiquemos con Lisa sin remedio. Tenéis una reseña excelente de esta obra en La Nación.

8/10/2014

Noche fantástica - Stefan Zweig

En sus relatos y novelas cortas, Stefan Zweig disecciona los sentimentos humanos con la precisión de un cirujano, para a continuación exponerlos con una sensibilidad tal que sería capaz de conmover a una piedra. Noche fantástica incluye siete relatos que son un excelente ejemplo de la gran habilidad del autor austriaco para contar historias basadas en la esencia de las emociones. No importa que transcurran en las primeras décadas del siglo XX. El dolor, la pasión, la tristeza o la rabia que experimentan sus personajes son atemporales y reconocibles inmediatamente por el lector de cualquier época. Los cuentos incluídos son:

  • Primavera en el Prater
  • En la nieve
  • Escarlatina
  • La institutriz
  • Novelita de verano
  • Noche fantástica
  • El pago de la deuda atrasada
En los cuentos de Zweig abunda la desesperanza, la tristeza, la amargura de vivir. Mi impresión es que a través de las penas que narra tenemos opción a apreciar lo que hay de bueno en nuestra propia existencia, por muy terrible que a veces nos pueda parecer. Y mucho ojo, en ningún caso creo que la intención sea moralizadora. Al contrario, si hay algo que resulta despreciable en sus historias es, precisamente, la moral caduca y los usos sociales asfixiantes que hacen un infierno de la realidad. En esta compilación me ha parecido detectar cierto punto en común en casi todos los textos: los protagonistas son vapuleados (literal y/o metaforicamente) al enfrentarse a una nueva etapa de su vida. Así por ejemplo, en 'Escarlatina' y 'La institutriz' tenemos a niños y jóvenes a quienes las circunstancias arrancan de su inocencia para ser arrojados despiadadamente al mundo adulto gobernado por la falsedad y la hipocresía. 'Primavera en el Prater' y el que da el título al volumen nos presentan a personas de la alta sociedad que a pesar de aparentemente tenerlo todo para ser felices, viven vidas vacías y sin sentido de las que solo consiguen escapar cuando un poco a manera de juego, se enfrentan a la realidad de las clases menos favorecidas. En 'Novelita de verano' y 'El pago de la deuda atrasada' nos enfrentamos a las dificultades que la vejez acarrea. 'En la nieve' se queda un poco al margen de esta posible tendencia, pues la acción transcurre en la Edad Media y nos relata la huída de la pequeña comunidad judía de una villa alemana para intentar ponerse a salvo de un pogromo organizado por los Flagelantes.

En mi opinión y por resumir, una auténtica maravilla. Tenéis otra reseña en Baúl del castillo.

4/10/2014

Historia universal de la Infamia - Jorge Luis Borges

Impresionante. Historia universal de la Infamia es un librito que no llega ni a las 150 páginas pero cuyo contenido es capaz de ENTRETENER (sí, en mayúsculas) y hacer volar la imaginación desde la primera a la última página. Todo ello en relatos breves de verdad, algunos poco más de tres-cuatro páginas de extensión, pero con historias tan originales y redactados con tal habilidad que su lectura evoca certeras imágenes que permanecerán dando vueltas en la cabeza durante días. No hay ni una palabra de más, ni una frase de relleno, ni una descripción innecesaria solo para hacer bulto. Para nada, el maestro argentino no lo necesita. Sabe lo que quiere contar y se limita a hacerlo con la precisión y la pasión necesaria para que agite al lector desde dentro.

El libro se compone de dos partes diferenciadas. La primera, titulada genéricamente 'Historia universal de la Infamia', la componen un total de ocho cuentos protagonizados por personajes de actitudes depravadas y vidas deshonrosas (de ahí la infamia del título). Jorge Luis Borges coquetea con los límites de lo real, característica que identificaría su obra con posterioridad. Para ello toma como inspiración personajes auténticos o bien directamente recrea las vidas de personas ficcionándolas a su antojo:  un famoso pistolero del salvaje oeste, una corsaria del mar de la China, un turbio liberador de esclavos, un impostor a la caza de fortunas ajenas, etc. A pesar de que el último cuento de esta parte podría perfectamente entrar en esta categoría, Internet y la blogosfera lo desmienten, pues es producto exclusivo del ingenio de Borges. Tiene además la particularidad de estar redactado en la variedad dialectal/jerga habitual de los maleantes de Buenos Aires (lunfardo se llama, según parece). La segunda sección, denominada 'Etcétera', nos presenta seis traducciones propias de historias clásicas muy en la línea de los cuentos de 'Las mil y una Noches'. El coqueteo con la magia, lo sobrenatural y la aventura es palpable en todos ellos, consiguiendo que resulten fascinantes.

De los tres libros de Borges que llevo leídos sin duda éste es el que más me ha gustado. Un placer breve pero intenso que con algún cuento en particular me ha dejado con la boca abierta, marvillado al reconocer el inmenso talento del autor. Más reseñas en Confieso que he leído, Anika entre Libros y Un Libro al Día.

30/9/2014

El Asiento del Conductor - Muriel Spark

El Asiento del Conductor es una interesante novela corta que según lo veo yo, ha debido perder el empaque que sin duda tuvo en el momento de su publicación, allá por 1970. La narración va anticipándonos a cada poco detalles futuros en forma de flash-forwards que aún a pesar de revelar por completo el final de la historia nada más comenzar, consiguen que ansiemos saber las circunstancias y los motivos que conducen al mismo. El argumento es como sigue: Lise es una turista en torno a la treintena y procedente de algún país del centro/norte de Europa que va a pasar unas vacaciones a la soleada y sureña Nápoles. La narradora tarda poco de informarnos que la protagonista será encontrada muerta cosida a puñaladas en un parque de aquella ciudad al día siguiente de llegar. Ya desde el primer capítulo asistimos perplejos al comportamiento de Lise: es terriblemente neurótica, busca llamar la atención y el conflicto, su desparpajo llega a ser ofensivo y demuestra que no es capaz de ajustarse ni reconocer las normas sociales de conducta. Tras leer unas pocas páginas todo hace sospechar que sufre algún tipo de patología psiquiátrica grave, algo que queda patente durante su deambular por la ciudad italiana.

Tanto por la técnica empleada como por la temática tan inquietante y desasosegante, no me queda más opción que reconocer el mérito del libro. Ahora bien, no puedo compartir el entusiasmo generalizado que la blogosfera manifiesta por él. Es más, me cuesta comprenderlo. Estamos en 2014, hemos sido expuestos a decenas de excelentes productos culturales que tratan la locura y emplean el flash-forward hasta la saciedad, ya sea por separado o incluso juntos, como podría ser Doce monos (1995, Terry Gilliam). Puedo entender que Repulsión (1965, Roman Polanski) rompiese esquemas por su tratamiento de la enfermedad mental cuando se estrenó en los cines. Sin embargo yo la vi hace unos pocos años y me pareció insoportable. Admito que Reservoir dogs (1992, Quentin Tarantino) fue una de las pioneras en explotar con gran éxito y habilidad el modelo narrativo de comenzar una historia mostrandonos el final argumental de la misma, para a continuación, relatarnos los sucesos que han conducido a ese cierre. Lamentablemente para mí, y digo lamentablemente porque me impidió disfrutarla como se merecía, cuando me decidí a verla ya tenía en mi haber al menos un par de films que siguiendo en mismo esquema, para mi gusto la superaban con creces: Memento (2000, Christopher Nolan) e Irreversible (2002, Gaspar Noé). Según la mayoría de reseñas que he leído, uno diría que los bloggers que las firman se han caído de un guindo y su experiencia cultural previa es una hoja en blanco, de forma que nunca se habían topado con nada mínimamente parecido a lo relatado en este libro. Ver si no las opiniones de El Síndrome de Chejov, El Placer de la Lectura o Caminando entre Libros, por dar unos pocos ejemplos. Sin embargo, a pesar de todo lo expuesto la novela no es mala en absoluto. Por lo que a mí respecta estoy convencido de volver a leer a Muriel Spark.

Como curiosidad al margen de asunto de fondo, durante la lectura no daba crédito al machismo imperante en fechas tan aparentemente recientes como finales de los 1960s, que es cuando trascurre la acción. Por lo que se narra con total naturalidad, una mujer joven que viajara sola era universalmente considerada poco más o menos una zorra en busca de su merecido. Si mal no recuerdo, hasta tres personajes secundarios se propasan con Lise, uno de los cuales intenta incluso violarla en un descampado. Me gustaría pensar que a pesar de la evidente pervivencia del machismo en la sociedad, situaciones tan calamitosas ya no se dan.

26/9/2014

La Granja - John Updike

El urbanita Joey Robinson va a pasar un fin de semana a la granja de su anciana madre acompañado de su segunda esposa, Peggy, y el hijo del anterior matrimonio de ésta . A Joey, como a su difunto padre, la vida en el campo y la finca nunca le han gustado. La explotación agrícola es en realidad una pasión/obsesión de su madre, a la cual el resto de la familia tuvo que transigir y adaptarse. La excusa para la visita es ayudarle en algunas tareas que ella por su edad y delicado estado de salud ya no puede llevar a cabo, pero Joey quiere aprovecharla para que suegra y nuera puedan conocerse mejor e intimar, ya que sólo se han visto brevemente el día en que se casaron.

Con este planteamiento tan sencillo y tan convencional, John Updike construye una novela apasionante donde nos trae lo mejor y lo peor de las relaciones familiares. El protagonista se ve divido entre el complicado amor incondicional hacia su madre, personaje tremendamente combativo y por momentos difícil, y la pasión que le une a su nueva compañera. Evidentemente en esa ya descuidada granja van a saltar las chispas durante las escasas 48 horas en que trascurre la acción. Los diálogos son excelentes y recogen a la perfección la esencia de los diferentes tipos de relaciones afectivas. Por un lado, el agudo conocimiento que la madre tiene de su hijo le permite, según le convenga, bien apoyar sus proyectos y sus decisiones, bien atacar los puntos más débiles de su personalidad. Por otro, el vínculo que Joey ha establecido con Peggy se nos presenta como muy intenso y bienintencionado, pero sin embargo muy endeble en comparación con la unión que procede de la consanguinidad.

La reseña de hoy peca de breve, pero es que ante una obra tan redonda no tengo mucho más que añadir, excepto recomendar encarecidamente su lectura. A nivel técnico la narración es impecable. Los emociones  y conductas de los personajes se describen con una exactitud milimétrica. Sus certeras frases recrean a la perfección la devasatación de una discusión familiar, de tal forma que relatado por este autor, el lodazal de una bronca doméstica se transmuta paradójicamente una experiencia gratificante para el lector. En definitiva y en mi opinión, una novela magnífica; esta primera toma de contacto es suficiente para demostrarme que Updike merece toda la fama que le precede, de la cual por cierto yo no tenía la más remota idea. Si me he tirado a la piscina con este autor americano es por una razón tan prosaica como que RBA ha puesto un montonazo de títulos de su colección Narrativas a precios de risa (menos de 5,00€), siendo uno de los afortunados este volumen. Tenéis otra reseña en Grandes Libros.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...