15 dic. 2014

Niebla - Miguel de Unamuno

Augusto Pérez, un soltero económicamente muy solvente y de edad indeterminada, aunque ya maduro para la época en que transcurre la acción (principios del S. XX, igual tenía 30 añitos de nada), se enamora perdidamente de Eugenia Domingo del Arco, una chica de muy buen ver, huérfana, que vive con sus tíos y da clases de piano para sustentarse. Ella sin embargo tiene un novio un poco canalla, Mauricio, a quien no le gusta trabajar y que no quiere casarse por no tener que buscar un empleo, pero por otro lado tampoco admite que sea Eugenia quien le mantenga con sus clases una vez casados. Entre Augusto y Eugenia comienza un tira y afloja en el campo de los sentimientos donde seremos testigos de toda clase de jugarretas, algunas muy sucias, otras no tanto, con las que cada contrincante querrá hacer valer sus intereses.

Aprovechando el centenario de su publicación me he animado a leer Niebla, todo un clásico de la literatura española a cargo de Miguel de Unamuno. En el prólogo de esta edición de Ediciones del Viento, el responsable de la misma, Pollux Hernúñez, nos informa que el autor la consideraba una obra menor, y de hecho pasó varios años en un cajón. Fueron los apuros económicos los que le llevaron a buscar su publicación, que resultó su mayor éxito en vida si juzgamos por el número de traducciones a otros idiomas que se realizaron. Para empezar diré que me ha parecido una novela divertidísima. Tiene un aire a sainete tragicómico, con personajes y tramas muy populares (amor y deseo, engaños y traiciones, etc.), lo cual se ve reforzado por el gran porcentaje de texto ocupado por diálogos, no en vano el mismo Hernúñez preparó una adaptación teatral algunos años atrás. No obstante el substrato es puramente filosófico. El protagonista sufre en sus carnes ficticias el conflicto del ser humano en la percepción de su propia existencia, de la realidad y del supuesto libre albedrío. Me ha sorprendido también su posicionamiento progresista sobre temas sociales, como la liberación de la mujer (personificada en una Eugenia independiente, resolutiva, autosuficiente) o la constatación de la injusticia de la diferencia de clases. Y desde luego a destacar las técnicas rompedoras que usó el bilbaíno en esta obra. Ahora a nadie sorprende demasiado la metaficción pero me da la impresión de que toparse con unos personajes que se mueven entre realidad y ficción y se sientan a dialogar con el autor debió resultar muy innovador en su momento. Y no nos olvidemos de la habilidad de Unamuno para plasmar fidedignamente el hilo de conciencia de los pensamientos de Augusto. Sin duda estos factores habrán ayudado a su popularidad y reconocimiento, que desde luego suscribo tras mi lectura. Para enlazar más reseñas de este libro imprescindible recurro en esta ocasión a tres de mis blogs de cabecera: Solo de Libros, Un Libro al Día y Condón Umbilical.

2 comentarios:

Only Bea dijo...

Miguel de Unamuno es uno de esos autores que estudié en el instituto, pero que luego a pasado desapercibido entre mis deseos lectores. Es la primera obra suya que veo reseñada en un blog. La historia me parece interesante, y creo que es una buena forma de acercarme al autor.

Cities: Moving dijo...

@Only Bea: Pues parece que yo fui de los pocos que no tuvo que leer a Unamuno en el instituto. Lo cierto es que a todo a quien comentaba que estaba leyendo 'Niebla' me contestaba que lo leyeron en sus años mozos como parte de las clases de literatura/lengua

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...