14 ene. 2015

Órbita inestable - John Brunner

Hace 15 días me quejaba de toda la morralla de ciencia-ficción que me había leído en 2014. Que así normal perder interés en el género, que la mayoría de los libros que habían pasado por mis manos eran una tomadura de pelo, que de todas formas aún tenía muchas cosas por leer de todo lo que había ido acumulando... Y para callarme un poco esta bocachancla (¿dedoschancla?) que tengo, nada más empezar el año me las vuelvo a ver con John Brunner y me veo forzado a replantearme mi opinión, porque Órbita inestable es una estupenda novela de ciencia-ficción distópica con un fondo de intriga que junto con Todos sobre Zanzíbar y El Rebaño ciego, compone la 'Trilogía del Desastre', considerada por muchos criticos y aficionados como lo mejor de su producción.

Brunner se caracteriza por situar la acción de sus novelas en futuros próximos en que la situación mundial ha empeorado por una razón u otra. Si el agente del cambio en 'Todos sobre Zanzíbar' es la superpoblación y en 'El Rebaño ciego' la contaminación medioambiental y el agotamiento de recursos, en 'Órbita Inestable' es la violencia racial sustentada por la proliferación de armas el elemento que rediseña el orden existente. La trama se desarrolla en los EEUU en 2014 (¡el año pasado!), los enfrentamientos y la tensión entre blancs y nigs llevan activos desde 1968. Muchas ciudades norteamericanas se han convertido en enclaves autónomos controlados por nigs: Detroit, Chicago, Washington, Newark, etc., viviéndose una situación parecida en UK (Birmingham, Manchester/Blackmachester o Cardiff). La segregación y discriminación de individuos según el color de su piel se realiza de facto, si bien la mayoría de las leyes antidiscriminatorias siguen existiendo en USA, aunque nadie se atreve a exigir su cumplimiento. Las agresiones, asesinatos y linchamientos están a la orden del día y han provocado un aumento inmenso de los trastornos psiquiátricos. Como nos indica el autor, los pilares en que se sustenta esa sociedad distópica son la huida de la racionalidad, la socialización de la paranoia y la confianza en los ordenadores ante la pérdida de prestigio de gobiernos y religiones.

En este contexto Brunner nos presenta al numeroso elenco de protagonistas: Matthew Flamen (blanc), un periodista de investigación/comunicador, cuyo programa, líder de audiencia, destapa escándalos de todo tipo. Celia Prior Flamen (blanc), esposa del anterior y Harry Madison (nig/nigblanc, que es como se conocen a los negros que viven en enclaves blancos), ambos pacientes del hospital Ginsberg de salud mental del estado de Nueva York. Lyla Clay (blanc), una joven pitonisa cuyas habilidades se potencian con el uso de drogas específicas. Pedro Diablo, equivalente nig de Matthew Flamen. Morton Lenigo, activista nig que quiere derrocar el gobierno estadounidense. James Reedeth (blanc) y Ariadna Spoelstra (blanc), profesionales de la medicina empleados en el Ginsberg, dirigido por el controvertido Elias Mogshack (blanc). Xavier Conroy (blanc), famoso sociólogo y filósofo norteamericano que caído en desgracia por sus polémicos ensayos ha tenido que marcharse a una universidad de segunda fila en Canadá. Unos, otros y más aún que no he mencionado se verán envueltos en una enrevesada trama donde sus intereses políticos y personales se mezclarán con los intereses económicos de grandes corporaciones armamentísticas (Gottschalk) y de comunicación (Holocosmic), lo que podría conducir a un enfrentamiento de tal envergadura que borre al ser humano de la faz de la Tierra.

No voy a engañar a nadie, enfrentarme a esta avalancha de personajes y de tramas diversas introducidas sin concesión alguna me ha supuesto un esfuerzo de atención que no esperaba. Claro que quizás la culpa de esto sea la insustancialidad de mi anterior lectura. Hasta más o menos la mitad de la historia tenía que pararme a pensar quién era quién con cada aparición de un nombre propio. Este sea quizás el principal problema del libro, la sobreabundancia de información. Aunque en realidad y hasta cierto punto no debería considerarse un inconveniente, porque al lector habrá que exigirle que ponga algo de su parte si quiere enfrentarse a algo más complejo que un bestseller. También en esta ocasión el británico va alternando entre diferentes formatos para contar su historia, estrategia que no llega a ser tan acusada como en 'Todos sobre Zanzíbar': artículos periodísticos que relatan los albores de la conflictividad racial en 1968, protocolos seguidos por los gobiernos con explicación de sus errores/aciertos, opiniones del ciudadano de a pie, artículos de opinión de Conroy, etc. Por lo demás, como he dicho al empezar el post, esta novela me obliga a eliminar los prejuicios que he ido acumulando el año pasado sobre este género. A diferencia de El Jinete de la Onda del Shock, en esta ocasión Brunner no ha acertado prácticamente en ninguno de los planteamientos de esa sociedad futura que imaginó a finales de los 1960s, aunque si cambiamos nigs por musulmanes... Da igual, no importa lo más mínimo. La circunstancias en las que se mueve son plausibles y le permiten construir una historia coherente y altamente absorbente en la que hay un poco de todo lo que gustaba entre los escritores de la 'New Wave' y por supuesto también a mí: tecnología avanzada descrita con unos encantadores neologismos de regusto anticuado (sintetseda, comred, Tri-V, robescritorio, reparobot, rapitrans, etc.), drogas psicoactivas al alcance de cualquier individuo (tranks, felipíldoras, ladromida, narcolato, etc.), sociedades deshumanizadas e individuos alienados, etc. Para otras opiniones os recomiendo Rescepto y en clave pública.

5 comentarios:

Aida (meriendolibros) dijo...

¡Qué buena pinta! Me apetece leer toda la trilogía. ¿Son fáciles de conseguir?

Cities: Moving dijo...

@Aida (meriendolibros): Tendrás que tirar de segunda mano, me temo. Ha habido reediciones de 'Todos sobre Zanzíbar'(La Factoría de Ideas) y 'El Rebaño ciego' (Ajec) en los últimos años pero de nuevo están descatalogados, al menos en papel. De todas formas, estos dos se publicaron en Acervo en los 1970s y suelen conseguirse por menos de 10€. El más cotizado suele ser precisamente 'Órbita inestable', inédito desde su edición de Martínez Roca de los 1980s. Lo mejor es que eches un vistazo en todocoleccion.net

Aida (meriendolibros) dijo...

Gracias por la info. A ver qué se puede hacer. ¿Quizas un préstamo? ;-)

Palimp dijo...

Una de mis obras de ciencia ficción preferida. Redonda.

Cities: Moving dijo...

@Palimp: Y uno de mis autores ci-fi preferidos ;)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...