20 ago. 2014

Patria - Robert Harris

Patria es una novela negra y de intriga que trascurre en 1964 pero en un desarrollo alternativo de la Historia determinado por la victoria de los nazis en la II Guerra Mundial. Éstos han establecido un mega estado denominado El Gran Reich de Alemania. En el mapa incluido al principio de la novela vemos que comprende aproximadamente desde la actual Alemania hasta los Urales, incluyendo evidentemente Austria, Polonia, las repúblicas bálticas, la Rusia europea, Ucrania, etc. Sin embargo, no incluye prácticamente ninguno de los otros territorios que habían sido invadidos a mediados de 1941: Francia, Holanda, Bélgica, Dinamarca, Yugoslavia, Grecia o Noruega existen como países independientes en este mundo ucrónico. A mi al menos me choca bastante, puesto que el punto Jonbar más significativo es la victoria del III. Reich sobre Rusia en la primavera de 1943, sin embargo Robert Harris no da explicación alguna del porqué de esta organización administrativa del territorio alemán excluye dichos países sobre los cuales ya estaban asentados. Por cierto que lo que queda de la Europa occidental se ha organizado en una Comunidad Europea cuyo Paralmento tiene sede principal está en Berlin. En otras de las divergencias sobre el devenir de la Historia, la Inteligencia alemana descubre que la Enigma ha sido descifrada por los británicos, lo cual les permite cambiar de estrategia y aislar al Reino Unido, que se ve obligado a aceptar un acuerdo de paz humillante y se convierte en un estado títere con el filonazi Eduardo VIII en el poder. EEUU venció a Japón a base de bombas atómicas, pero los nazis también las desarrollaron y como muestra de su poder en tecnología militar lanzaron un misil transoceánico V3 que estalló en Nueva York, lo cual obligó a los norteamericanos a firmar un acuerdo de Paz. A mediados de los 1960s la amenaza de la Guerra Fría en este mundo ucrónico se establece entre USA y el Gran Reich.

Terminada esta breve mise en scène, ¿cuál es el argumento? Una vez más y tratándose de ucronías, estamos ante un thriller con claras influencias de novela negra. El protagonista es Xavier March, un detective de la Kriminalpolizei, organización que se encuentra integrada en las Waffen‐SS, donde ostenta el rango de Sturmbannführer. A pesar de estar en su día libre, acude a una llamada inesperada de sus superiores para hacerse cargo de la investigación del posible asesinato de un antiguo jerarca nazi hoy retirado. Lo que en principio parece una simple trama de corrupción con robo y expolio de obras de arte se va transformando en algo mucho más complicado y relacionado con el tabú existente sobre el destino de los judíos europeos durante la confrontación, cuestión que pondría en peligro el acercamiento USA-Gran Reich que se va a llevar a cabo en unos días durante la conmemoración del 75 cumpleaños de Adolf Hitler.

Para tratarse de un best-seller, la verdad es que la novela es bastante correcta. Los elementos de historia alternativa están muy logrados, especialmente el decorado de un Berlín megalómano diseñado por Albert Speer. Me parece que el trabajo del autor en ese sentido es muy digno, excepto por los estados de la Comunidad Europea, cuya justificación a mi se me escapa. Por lo demás, la trama noir no me ha resultado insultante, que vista mi última experiencia ya es mucho decir. Es cierto que de nuevo el protagonista reúne todos los tópicos del género (vida personal arruinada, escarceos afectivo-sexuales con la joven co-protagonista, etc.), pero al menos están tratados con una mesura lógica. No es que sea hohe Literatur, pero al menos está bien documentada y es entretenida. Una lectura fácil para el verano que a pesar de su clara orientación a las masas, no provoca Fremdscham. Tenéis más reseñas en Lecho de pulgas, Condón umbilical y El hogar de las palabras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...