19 jun. 2013

La Guerra de las Salamandras - Karel Capek

La Guerra de las Salamandras del pionero checo de la ciencia-ficción Karel Čapek, es una divertidísima sátira donde se critica sin mesura alguna la feroz y egoista naturaleza humana, totalmente indiferente a la destrucción del planeta con tal de que su codicia y sus ansias de poder se vean satisfechas. El capitalismo, como modelo socioeconómico que hace posible que el hombre satisfaga sus instintos predadores mediante la acumulación de bienes, no sale nada bien parado, lo cual me hace pensar que estamos ante una lectura terriblemente contemporánea a pesar de que data de 1936. Pero mejor centrémonos exclusivamente en el libro.

Dividido en tres partes, la novela nos relata en en la primera el descubrimiento de una nueva especie, una gran salamandra marina supuestamente descendiente de la extinta Andrias scheuchzeri. Dotada de una inteligencia y habilidades similares a las del hombre, pero sumisa y sin ambiciones, en la segunda parte asistimos a su explotación a nivel mundial como mano de obra barata por la sociedad humana. Finalmente en la tercera asistimos a la rebelión última de dichos anfibios ante los constantes abusos y humillaciones que sufren. La narración destila humor mordaz y mala baba por los cuatro costados, que por lo que recuerdo de La Fábrica de lo Absoluto, parece ser un terreno en donde el autor se siente muy cómodo. Desde el humor negro más soez y políticamente incorrecto, capaz casi de indignar al lector, al más agudo y ocurrente, que por los menos a mí consigue provocame una risotada única e incontenible que estalla como un esturnudo, y durante unos segundos deja un rastro en forma de sonrisa cómplice de admiración. El texto está también repleto de impagables referencias a la situación internacional en el momento en que fue escrito: el auge del nazismo en Alemania, los movimientos obreros en Europa, la defensa del bienestar de los animales típica del Reino Unido, etc. 

En el último capitulo y a modo de épilogo, el autor ironiza sobre su propia obra, echándose en cara que es imposible que el hombre pueda llegar a un extremo de ambición y codicia tal, que permita a las salamandras ser la nueva especie dominante del planeta. La única solución que podría evitarlo es dotarles de esa mismas características típicamente humanas, para a continuación iniciar una guerra civil entre anfibios. En definitiva, una lectura entretenidísima, una crítica despiadada al ser humano que lamentablemente sigue siendo tan válida como cuando se escribió. Totalmente recomendada.

Más opiniones sobre esta novela en La Biblioteca del Kraken y en las reseñas multi-autor del Sitio de Ciencia-Ficción, donde sale muy bien parada, sin embargo en Escritos sobre Cenizas consideran que es "sólo para aquellos que busquen discurso de Perogrullo fatalista disfrazado de ciencia ficción" (sic).

4 comentarios:

el convincente gon dijo...

Otro de esos libros que me leí hace mucho tiempo y del que no guardo el más mínimo recuerdo. Pero no creo que a mí me hiciese reír. De eso sí me acordaría.

Palimp dijo...

No me encontré lo que esperaba, pero me gustó mucho.

Cities: Moving dijo...

@el convincente gon: ¿En serio? Pues para mi el componente humorístico está presente (casi) en todo momento.

@Palimp: Qué curioso, ¿y esperabas, pues?

Palimp dijo...

Algo más tipo ciencia ficción soviética de la antigua, lo que es lo mismo que decir que esperaba algo peor.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...