26 jun. 2013

El Pan de los Años mozos - Heinrich Böll

Más obras de Heinrich Böll a la buchaca. El Pan de los Años mozos es una novela corta que se desarrolla en Alemania en los años miserables de la postguerra. Al igual que en Opiniones de un Payaso, la acción transcurren a lo largo de un solo día, en esta ocasión se trata de un lunes que se nos presenta sombrío, inútil y deprimente. El protagonista es Walter Fendrich, un joven de veintipocos años que lleva varios años ya en una gran ciudad (¿Colonia?) y que tras saltar de trabajo en trabajo parece haberse estabilizado laboralmente reparando lavadoras, un negocio bastante boyante a juzgar por la cantidad de avisos que ha de atender, sábados y domingos incluídos. En retrospectiva, al joven Fendrich la vida que ha llevado hasta este lunes le resulta bastante insoportable. El hambre que ha sufrido desde que está en la capital simboliza la desesperación y la angustia de la supervivencia. Durante su corta vida se ha visto obligado a robar y mendigar solo para conseguir un poco de pan, un alimento básico que sin embargo para él se transforma en la expresión de la felicidad, pues algo tan simple como una hogaza le permite llenar el estómago y conocer un poco de paz. Este lunes tiene además que ir a recoger a la estación de tren a Hedwig Muller, una jovencita de su pueblo natal que en breve empezará a trabajar como profesora en la gran urbe. Así que harto de vérselas con electrodomésticos defectuosos, hoy decide no hacer ninguna reparación y simplemente acude a la estación a por ella. Cuando Walter ve a Hedwig el flechazo es inmediato y de pronto, ante sus ojos toma forma una nueva y fascinante vida en compañía de su antigua vecina, que a pesar de todo, sigue estando llena de incógnitas.

El relato es típico de Böll, con personajes llenos de conflictos y denunciando en cada párrafo las miserias humanas que con tanta facilidad surgen en épocas difíciles. En comparación con otras de sus novelas, es mucho más ligero y fácil de leer, y no solo porque su extensión sea mucho menor (se puede dar cuenta de él en una sentada). Sin embargo tiene todo lo bueno del Nobel alemán, como por ejemplo unos diálogos despiadados en los que se ponen sobre la mesa todas las mezquindades y desgracias que las personas sufren y hacen sufrir a los demás. Cuando Fendrich va a romper con Ulla Wickweber, la que hasta este lunes era su novia y que además, es la hija de su jefe, asistimos a uno de los enfrentamientos dialécticos más devastadores que recuerdo haber leído últimamente.

En fin, una buena opción para tomar contacto con Böll para quien no le conozca. Sin llegar al grado de profundidad y exigencia de sus obras más populares, tiene todas las características de su producción. He encontrado muy pocas reseñas de esta novela corta, quizás debido a hasta hace poco estaba descatalogado (RBA lo ha vuelto a editar hace poco más de un año), así que en esta ocasión sólo os puedo sugerir echar un vistazo al post de Me Libro.

1 comentarios:

Unknown dijo...

Gran novelle de un gran autor.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...