5 dic. 2012

Mirrorshades. Una Antología Ciberpunk

Irregular recopilación de relatos cortos a cargo de uno de los popes del ciberpunk, Bruce Sterling, lo cual no es óbice para que algunos de los seleccionados difícilmente se puedan encasillar dentro de dicho subgénero. Convertida en un clásico del género por haber sido una de las pioneras, incluye los siguientes textos:

  • El Continuo de Gernsback de William Gibson. Sin ser un mal relato, la trama no encaja en el ideario colectivo del ciberpunk. Es en realidad una fantasía retrofuturista con un bonito toque nostálgico.
  • Ojos de Serpiente de Tom Maddox. 100% ciberpunk, un relato bastante previsible sobre grandes corporaciones y mejoras corporales mediante la tecnología que ocultan efectos secundarios.
  • Rock On de Pat Cadigan. Más lugares comunes del ciberpunk en un relato bastante mediocre para mi gusto. Destacaría eso sí el interés que el incierto futuro del rock-and-roll despertaba en estos autores.
  • Cuentos de Houdini de Rudy Rucker. Otro que esta fuera de lugar en esta compilación, creo yo. Una fantasía ucrónica sobre el Gran Houdini que sin ser mala, tampoco lleva a ningún sitio.
  • Los Chicos de la Calle 400 de Marc Laidlaw. Un relato bastante insulso sobre bandas de niños con poderes psi en un futuro distópico hipertecnológico. No aporta gran cosa, en mi humilde opinión.
  • Solsticio de James Patrick Kelly. Uno de mis preferidos, sin duda. Ingeniosa mezcla de hippismo y espiritualidad new age con ciberpunk. La historia de un artista diseñador de drogas, que resulta perfecta en esta compilación y a la vez, se aleja de los tópicos de género.
  • Petra de Greg Bear. Lo siento pero no entiendo qué hace este relato en este volumen. Es una especie de fantasía post-apocalíptica de corte medieval que no me ha inspirado más que aburrimiento.
  • Hasta que nos despierten Voces humanas de Lewis Shiner. Extraño cuento que mezcla investigación y modificaciones genéticas con una crisis de pareja. Más interesante por lo segundo que por lo primero.
  • Zona libre de John Shirley. Una elección perfecta para este libro y otro de mis preferidos aún a pesar de incluir absolutamente todos los tópicos. Este autor también muestra mucho interés en el rock-and-roll, de tal forma que incluye una fantástica descripción de esa forma de vida y su dudoso porvenir en el futuro que imaginaron.
  • Stone vive de Paul di Filippo. Implantes high-tech, megacorporaciones controlando el mundo, ingeniería genética y nanotecnología... Lo que uno espera del ciberpunk en un relato muy correcto.
  • Estrella roja, Órbita invernal de Bruce Sterling y William Gibson. Ya incluída y comentada en el recopilatorio Quemando Cromo de Gibson, la verdad es que ha perdido empuje en la relectura.
  • Mozart con Gafas de Espejo de Bruce Sterling y Lewis Shiner. Original en tanto en cuanto incluye los viajes en el tiempo dentro del ideario ciberpunk, algo con lo que que yo hasta el momento no me había topado. Tampoco he encontrado mucho más que destacar en él.
Para hacernos una idea de cómo el ciberpunk vino a agitar la ciencia ficción no está del todo mal, aunque está claro que es imposible contentar a todo el mundo. Otras impresiones sobre este libro en Literatura en los Talones y Cuchitril Literario. Gigamesh incluye también un artículo interesante acerca de Mirrorshades.

2 comentarios:

Palimp dijo...

Irregular, como dices, pero me gustó. Lo leí en formato electrónico en una palm chiquitita, mientras estaba en la sala de espera de urgencias de la maternidad.

Cities: Moving dijo...

@Palimp: No está mal, por lo menos en mi caso los relatos que me han gustado han compensado los que no.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...