19 may. 2012

Quemando Cromo - William Gibson

Después de Neuromante tuve un arrebato de entusiasmo por William Gibson, así que cuando vi un montón de libros suyos muy baratos en Internet no me lo pensé ni un momento y me hice con todos. Tras una revisión de su obra en la Wikipedia decidí empezar la tarea pendiente con Quemando Cromo, una recopilación de sus primeros relatos cortos prologada por otro capo del cyberpunk: Bruce Sterling. Los relatos incluídos son:

  • Johnny Mnemónico
  • El Contínuo de Gernsback
  • Fragmentos de una Rosa Holográfica
  • La Especie (a medias con John Shirley)
  • Regiones Apartadas
  • Estrella Roja, Órbita de Invierno (a medias con Bruce Sterling)
  • Hotel New Rose
  • El Mercado de Invierno
  • Combate Aéreo (a medias con Michael Swanwick)
  • Quemando Cromo
Todos ellos recogen la esencia de su estilo: una mezcla de sociedad hipertecnológica (ingeniería genética, implantes, ciberespacio, realidad virtual, etc.), marginalidad y criminalidad (Yakuzas, turbias y poderosas megacorporaciones -las Zaibatsus-, drogas de diseño, crackeo de software, hardware y ataques de intrusión a sistemas de información, etc.) y traumáticos desengaños amorosos flotando por el ambiente. Sin ir más lejos, el relato que da título a la compilación parece un entrenamiento para lo que posteriormente sería Neuromante. No es mala lectura en absoluto, pero sí es verdad que a mi los cierres me han parecido un pelín flojos, no del todo convincentes en su mayoría. De todas formas, hay dos cuentos que para mi gusto han quedado redondos: "Regiones Apartadas" y "Estrella Roja, Órbita de Invierno". Curiosamente la temática de ambos es claramente espacial, con interesantísimas tramas que tienen lugar en torno a exploraciones espaciales y estaciones orbitales respectivamente.

  • "Regiones Apartadas" es un inquietante y oscura historia que trata sobre la exploración del universo desconocido. El descubrimiento casual de una discontinuidad espacial durante una misión rutinaria a Marte proporcionará a los habitantes de la Tierra la oportunidad de entrar en contacto con otras especies inteligentes, aunque con terribles resultados para los astronautas que efectúan los viajes. Este relato me ha parecido originalísimo y terrorífico. Está increiblemente bien escrito, las diferentes píldoras de información que el autor nos va proporcionando consiguen que la tensión y la emoción vayan aumentando poco a poco, hasta por lo menos en mi caso, llegar a sobrecogerme.
  • "Estrella Roja, Órbita de Invierno", coescrita con Bruce Sterling, nos sitúa en Kosmograd, una estación espacial soviética a punto de ser desmantelada por baja rentabilidad. Las fricciones entre los dos grupos que se crean al conocer dicha noticia nos conducirán a un final soprendente que dejará al lector, sin duda, con una inesperada sonrisa en la cara.
Visto lo visto, estoy convencido que hice muy buena compra. Me queda sin duda mucho que disfrutar con William Gibson. Hay un completísimo análisis de este libro y todos los relatos que incluye en Godmakers.

2 comentarios:

Palimp dijo...

'El Contínuo de Gernsback' es uno de mis favoritos.

Cities: Moving dijo...

Por cierto, ayer eché un vistazo al índice de la recopilación de relatos ciberpunk Mirrorshades, que también compré en plena vorágine ciberpunk, y vi que aparecían tanto 'El Contínuo de Gernsback' como 'Estrella Roja, Órbita de Invierno'. Así pues, tendré opción de repasarlos de nuevo en breve.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...