23 may. 2011

Slan - Alfred E. Van Vogt

Los Slans son una raza de humanos mutantes con increíbles aptitudes físicas y facultades psi (telepatía, capacidad para leer el pensamiento, etc.). En este libro participamos de la historia del joven Slan Jommy Cross, enfrentado en soledad a siglos de hostilidad humana: discriminación, guerras y pogromos han diezmado a los suyos y aislado entre sí a los pocos supervivientes. El autor juega con la falta de información que Jommy tiene tanto sobre su propio origen como acerca de sus iguales, para desarrollar la trama en base a misterios, sorpresas y golpes de efecto.

Si hace unas semanas me deshacía en elogios ante mi toma de contacto con la obra de Alfred E. Van Vogt a través de El Mundo de los No-A, hoy me toca zambillurme de pleno en la decepción que ha supuesto ésta, su primera novela. Publicada originalmente por entregas en una revista de ciencia ficción en 1940 (via Wikipedia), todo el texto es un cúmulo de carencias narrativas en el desarrollo: dolorosos fallos de continuidad en la trama y justificaciones improvisadas que chirrían de manera escandalosa se ponen al servicio de una acción sin pausa, destinada probablemente a un público juvenil poco exigente.

En definitiva una lectura trivial y sobre todo, prescindible. No he encontrado comentarios de Slan en la blogosfera en español, así que podéis echar un vistazo a lo que opinan los usuarios de La Tercera Fundación.

Por cierto que he leído una edición super macana de Producciones Editoriales enmarcada dentro de la colección Infinitum. Con el libro oliendo a rancio y a polvo y la sobrecubierta en bastante mal estado, he llegado a experimentar conatos de vergüenza en el Metro mientras lo leía. Mira por dónde, éste podría ser un buen motivo para ocultar lo que leemos. Lo peor del caso es que esta ganga procede de una de mis primeras compras de libros descatalogados por Internet y aún me queda en la recámara otro del mismo lote, la misma colección y en el mismo lamentable estado, así que más me vale tomarmelo con buen humor.

3 comentarios:

Palimp dijo...

Eso es más o menos lo que opina mucha gente de Van Vogt, que un poco gusta pero que un poco más cansa...

Cities: Moving dijo...

@Palimp: Es que no te puedes fiar, a la más mínima te la pegan
;)

Palimp dijo...

Ahora recuerdo que hice una reseña en el cuchitril del mundo de los No-A:

http://lepisma.liblit.com/2007/07/20/alfred-e-van-vogt-el-mundo-de-los-no-a-y-los-jugadores-de-no-a/

Leyendo esos dos libros dejé zanjado el tema Van Vogt.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...