27 ene. 2017

Ciberíada - Stanisław Lem

Trurl y Clapaucio son dos constructores, dos entidades de una naturaleza superior a quienes "crear y apagar las estrellas no les costaba más que a ti cascar las nueces". En Ciberíada seremos testigos de once de sus viajes, bien juntos, bien en solitario, en los cuales ofrecerán sus servicios o darán respuesta las caprichosas necesidades de diferentes reyes y reyezuelos de los cuatro confines del Universo.

Como ya pasara en Fábulas de robots, Stanisław Lem recoge toda la tradición literaria europea de historias medievales de caballeros, dragones y hadas pero sustituyendo los protagonistas humanos por robots, ya que la presencia del homo sapiens (o como los robots los denominan, gelatinosos) es mucho más residual que en aquella. Hay sin embargo en esta colección un claro tono de fantasía adulta que los conecta con "Las mil y una noches", pues en realidad las temáticas tratadas tocan siempre sentimientos humanos: el deseo, la avaricia, la sed de poder, la venganza, la búsqueda de la felicidad, los conflictos éticos, etc. Los relatos incluídos en este volumen son:

  • Expedición primera, o La receta de Garganciano
  • Expedición primera A, o El electrobardo de Trurl
  • Expedición segunda, o La oferta del rey Cruelio
  • Expedición tercera, o Los dragones de la probabilidad
  • Expedición cuarta, o Cómo Trurl se sirvió de un mujerotrón para liberar al príncipe Pantárctico de las torturas del amor, y cómo luego tuvo que usarse un lanzaniños
  • Expedición quinta, o Las travesuras del rey Balerión
  • Expedición quinta A, o La consulta de Trurl
  • Expedición sexta, o Cómo Trurl y Clapaucio crearon un demonio de segunda especie para vencer al pirata Morrón
  • Expedición séptima, o Cómo su propia perfección puso a Trurl en un mal trance
  • Cuentos de las tres máquinas fabulistas del rey Genialón
  • Altruicina, o una historia verdadera donde se cuenta cómo el ermitaño Bonifacio quiso hacer feliz al Cosmos y cuáles fueron los resultados
Se podría decir que la intención de Lem al adoptar este formato es doble: por un lado, dota al texto de ciertos matices irónicos al reflejar en personajes con alma de metal las problemáticas típicas del humano adulto, ya que al proyectarla en lo que consideramos seres inanimados se destacan los elementos absurdos o ridículos de nuestro comportamiento. Divertida pretende ser también la elección de los nombres propios empleados para los protagonistas, los países o los planetas en que transcurren los relatos, siempre con un giro que combina lo medival con la tecnología aeroespacial, la física de partículas o el electromagnetismo (a veces lo borda, el resto no tanto). Además de los factores humorísticos, usar como personajes a robots (humanoides o no), facilita la percepción del conflicto ético y filosófico que tanto le gusta tratar a este escritor y que en algunos cuentos está muy marcado. Lem trasciende la mera burla para plantearnos una duda que está a la orden del día en cuanto se empieza a hablar de inteligencia artificial en ciencia-ficción: si estamos ante una entidad no orgánica del tipo que sea (un robot, una simulación algorítmica en un ordenador) que tiene comportamientos y sentimientos comparables a los humanos de carne y hueso, ¿por qué no habríamos de considerarla también humana?

Por lo demás, estos cuentos tienen los mismos fallos que ya me molestaron en el volumen mencionado anteriormente: el componente mágico/fantástico permite al autor que en la mayoría de los casos, no tengan demasiada continuidad ni coherencia, ya sea en el desarrollo o en la finalización. En cualquier caso, reconozco la originalidad de todos ellos, en particular por la utilización de ciertos elementos propios del género (como las realidades virtuales, las simulaciones), que ya tenían peso en su obra en una fecha tan temprana como 1967, que es de cuando data el libro. Eso sí, en los 3-4 relatos que abordan claramente cuestiones éticas y filosóficas, cuando pone al ser humano y al significado de su existencia contra las cuerdas, es cuando Lem da lo mejor de sí. Y sin duda cuando más me gusta. Tenéis más reseñas en el Sitio de ciencia-ficción y Solo de libros.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...