3 oct. 2016

Anómalo - David Zurdo y Hugo Stuven

Suele pasar que de cuando en cuando y si la ocasión lo merece, para dar una pista de la trama del libro que voy a reseñar recurro a copiar directamente el resumen editorial debido a su exactitud. Hoy es una de esas ocasiones:
"Maia Kensington es una agente del FBI dotada de una capacidad innata para ver lo que otros pasaron por alto. Ahora le toca investigar la extraña muerte del joven David Jacobs, con la ayuda de quien fue su psiquiatra, Robert Friedhoff. David estaba diagnosticado de esquizofrenia, y se sentía acosado por voces y presencias. Por eso, Friedhoff le propuso un experimento para aliviarlo: durante una semana, grabaría todos sus movimientos con la ayuda de una cámara. Así podría constatar por sí mismo que todo aquello era producto de su mente. Era una técnica que siempre le había dado resultado. Sin embargo, esta vez algo falló. Mientras interroga al psiquiatra, Maia revisa con él las imágenes filmadas por el propio David y otros materiales de la terapia. Y, en un proceso vertiginoso que desemboca en un final inesperado y sin concesiones, la agente del FBI descubrirá qué sucedió en realidad y dejará caer el velo que oculta su propio secreto".
Solo apuntaría que no recuerdo haber leído nada sobre el FBI en la novela, más bien se recalca el secretismo existente sobre la agente Kensington y la organización gubernamental para la que trabaja.

Thriller policiaco y novela de terror fantástico a partes iguales, Anómalo se originó inicialmente como un guión coescrito por David Zurdo, Fernando Acevedo y Hugo Stuven para rodar una película de igual título que de hecho ya ha sido producida. Este detalle queda bastante claro por todas las técnicas empleadas a lo largo y ancho del texto, que encajan mucho mejor en una narración visual: el protagonismo de la cámara de vídeo empleada por David como parte de la terapia, los capítulos que alternan entre el interrogatorio al psiquiatra y flashbacks a los últimos siete días de vida de su paciente, las alucinaciones esquizofrénicas (o tal vez sucesos paranormales) que padece/presencia el enfermo, y otros muchos recursos nos hacen imaginar lo que estamos leyendo en forma de plano de película. No tengo mucho más que decir, se trata de un entretenimiento ligero sin mayor pretensión que tiene algunos golpes de efecto que gustarán a los amantes del género, como es mi caso. También hay algún que otro lugar común que leído causa cierto bochorno (por ejemplo ese jefe de policía frustrado por tener que ceder la autoridad en la comisaría que dirige ante una agente desconocida), pero que estoy seguro funcionará mucho mejor interpretado por un actor en la versión celuloide, bueno, video HD en realidad, que si no me equivoco el celuloide es historia. Tenéis más reseñas en El placer de la lectura, entusiastas a más no poder, en su línea habitual.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...