6 jun. 2015

Estrella doble - Robert A. Heinlein

Un actor de teatro de segunda categoría y en paro de larga duración, es reclutado por un piloto espacial mediante medias verdades para lo que se descubre ser la suplantación del líder del principal partido opositor del Imperio (Espacial). Éste último ha sido secuestrado por un grupo terrorista afín al partido en el poder; el objetivo de los delincuentes es provocar un conflicto interplanetario/interespecie con los marcianos, quienes tienen prevista la adopción del líder opositor en uno de sus clanes/nidos. Se trata de un acontecimiento único en la Historia y las estrictas normas marcianas al respecto indican que si el homenajeado no acude a su cita, su desplante se considerará un desprecio a la tradición de tal magnitud que con casi toda seguridad provocará una confrontación entre Marte y el Imperio. Esto perjudica al partido Expansionista en la oposición y favorece los intereses del partido Humanista en el poder, justificando la política excluyente y antropocentrista que tanto desean.

No me voy a extender mucho en mi comentario personal sobre esta novela de Robert A. Heinlein, galardonada con el Premio Hugo a la mejor novela de 1956. La intriga política que constituye el cuerpo del argumento de Estrella doble es bastante floja y los personajes son muy planos, tienen una caracterización muy pobre. Lo único interesante es el entrañable escenario retrofuturista en el que se desarrolla; al tratarse de una obra de mediados de los 1950s, resulta difícil no caer en la nostalgia al toparnos con marcianos, venusianos, colonias en la Luna o Plutón, etc. El afamado autor de ciencia-ficción dota al texto de una base científica en la medida de sus posibilidades; en particular me han gustado los detalles lingüísticos de los diferentes idiomas hablados en el Sistema Solar, pero excepto esto, sus intentos de dar validez física a lo expuesto son demasiado superficiales y han quedado terriblemente desfasados. Por resumir, una historia super floja que tampoco molesta demasiado, porque es tan floja como ligera y se lee en un par de sentadas. Más reseñas en Un libro al día y en el Sitio de Ciencia-ficción, ambos sorprendentemente entusiastas con esa simpleza. Rescepto indablog e Imperio futura son más objetivos creo yo. Éstos últimos además hacen un curioso análisis, donde resaltan que estamos ante una versión scifi de El prisionero de Zenda de Anthony Hope.

3 comentarios:

Mario A. dijo...

Una novela muy floja, sí.

Cities: Moving dijo...

@Mario A.: De Heinlein tengo aún pendiente 'Forastero en tierra extraña', que espero tenga un interés proporcional al número de páginas.

Mario A. dijo...

Sí, a mí también me atrae esa.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...