4 mar. 2015

Mi nombre es Legión - Roger Zelazny

No entiendo por qué después de leer una novela tan mala como Tú, el Inmortal me he atrevido a intentarlo de nuevo con Roger Zelazny. Pero es que nunca se sabe, porque en este caso la experiencia no ha sido tan mala. De hecho Mi nombre es Legión me ha parecido un libro que sin ser espectacular, no está nada mal. Se compone de tres relatos situados en un futuro supuestamente no muy lejano(1) pero con un nivel de desarrollo tecnológico más avanzado que el actual (armas láser, barreras sónicas, ciudades submarinas, etc.), algo que a mí me crea cierto desasosiego que me predispone al regocijo literario. El protagonista de las tres historias es un experto en informática que ha trabajado en un proyecto mundial de consolidación de todas las bases de datos personales existentes, de manera que la información sobre todos los habitantes del planeta Tierra se ha integrado en un repositorio global único. Nuestro hombre, cuyo nombre auténtico permanece oculto porque comprometería su seguridad, tuvo dudas sobre la verdadera utilidad de esta acción, más adecuada a los intereses de los gobiernos que de los ciudadanos. Casualmente tuvo ocasión de comentar sus preocupaciones con el responsable máximo de este megaproyecto, quien alineado con su forma de pensar, le dio opción a desaparecer voluntariamente de entre los registros, lo que tendría como resultado dejar de existir a todos los efectos. Ni que decir tiene, el personaje principal decide excluirse y automarginarse del nuevo orden que les viene encima. Como contrapartida a ese ejercicio de libertad individual se ve obligado a vivir en la periferia del sistema, convirtiéndose en una especie de agente encubierto que opera por libre y ofrece sus servicios a una misteriosa organización que se también se mueve en los límites de lo legal. Los títulos de los relatos son:

  • La víspera de Rumoko. El proyecto de construcción de islas artificiales mediante la detonación controlada de cargas nucleares en fondo marino está intentando ser saboteado y a nuestro protagonista lo contratan para evitarlo y desenmascarar a los responsables.
  • "Kjwalll’kje’koothai’lll’kje’k". Todo apunta a que los delfines que están siendo estudiados en el Instituto de Estudios Delfinológicos, ubicado en una isla de acceso restringido, han matado a un par de empleados del centro mientras realizaban tareas de mantenimiento. Nuestro hombre entrará a formar parte de la plantilla para intentar descubrir qué ha ocurrido en realidad y así limpiar la reputación de estos simpáticos mamíferos marinos.
  • El regreso del verdugo. Un robot humanoide que se suponía perdido en los confines del espacio vuelve a la Tierra a realizar lo que parece una vendetta personal contra los cuatro científicos que entrenaron sus sistemas de aprendizaje por inteligencia artificial. Uno de ellos busca ayuda en el anónimo outsider.
Los tres son muy originales y se construyen sobre temas frecuentes en la ciencia ficción en general (robots e inteligencia artificial, exploración del espacio, capacidades psi) y en la new wave en particular (superpoblación, ecología, etc.), pero con un enfoque inusitado que me ha resultado muy fresco. Mi preferido sin duda es el primero, pues no solo establece el marco de referencia argumental de toda la serie, sino que además tiene un giro catastrofista al final que provoca un cambio en la actitud de este particular agente secreto, que se nos revela más turbio y complejo de lo que aparentaba. El segundo me ha parecido más flojo, aunque la trama incluye ideas muy potentes. El tercero también tiene mucho nivel, tanto es así que recibió en 1976 el premio Hugo a la mejor novella. De todas formas ya sabemos que esto de los premios la mayoría de las veces no garantizan nada. En definitiva, una sorpresa muy agradable y entretenida que se lee en un pispás. Hay que reconocer el mérito a Zelazny por haber previsto el poder que lleva asociada la información muchos años antes de que una base de datos de esas características fuese algo más que una idea revolucionaria. Las tres reseñas que os incluyo hoy provienen del fandom: el Sitio de Ciencia-ficción, cYbErDaRk.Net y Rescepto.


-----------------------
(1) Tan próximo como que ya se ha pasado la fecha: haciendo cuentas con unas referencias temporales que se dejan caer por el texto a mí me sale que la acción transcurre en el año 2007

4 comentarios:

Palimp dijo...

Zelazny es así, tiene altibajos brutales, aunque en general me gusta mucho.

Tengo una pregunta para usted, que es posible que ya la haya hecho pero que repito ¿Con qué libro debería empezar a leer a Thomas Bernhard?

Abrazos.

Cities: Moving dijo...

Pues hace dos años (¡glups!) te recomendé Trastorno pero ahora mismo la cosa está entre ésa y Tala.

Palimp dijo...

¡Gracias! Además seguro que hasta me lo apunté, pero no sé en donde. Esta vez prometo apuntarlo bien :)

Cities: Moving dijo...

@Palimp: Resumen de la obra elegida de aquí a 15 días. Y mucho ojo que cuenta un 30% de la nota final
:P

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...