28 jul. 2014

¡Exterminador! - William S. Burroughs

En ¡Exterminador! tenemos una buena colección de relatos cortos (treinta en total, si no me equivoco) a cargo del inigualable e irrepetible William S. Burroughs. Los textos destilan por los cuatro costados su particular estilo basado en la más absoluta no-linealidad/no-causalidad de la narración. La referencia a su novela más famosa, El Almuerzo desnudo, es por tanto inevitable, pero estos relatos se distinguen de áquella en que son algo menos alucinatorios y bastante menos descarnados en el tratamiento de la (homo)sexualidad y la violencia.

¿Con qué temáticas nos topamos? Pues hay un poco de todo, desde crónicas periodísticas a una significativa cantidad de cuentos de ciencia-ficción. Tenemos también intrigas politicas y demenciales relatos de viajes salpicados de jazz que entroncan con la literatura beat en sus contenidos más fácilmente reconocibles (En la Carretera, de Jack Kerouac). Muchos personajes se repiten de un relato a otro: Audrey Carsons o A.C., un homosexual descarado y violento, probable alter ego de Burroughs. Clancy, un policía que aparece también en varios de ellos. Bill, un escritor homosexual y drogaditco, otro alter ego más que ya vimos en otras de sus obras. También recurre en reiteradas ocasiones a imágenes fruto seguramente de sus estados alterados de conciencia. Jóvenes que se transforman en lobos o lobos que se transforman en jóvenes; el autor se recrea en el pelo de estos cánidos, en el color, la textura, en la transformación de las pieles en pelajes y viceversa; también hay una cierta obsesión con los virus, los reinterpreta de diferente forma según el cuento en particular: un arma en una contienda, pero la palabra y el ser humano puede ser un virus bajo su punto de vista. Se menciona en una ocasión a los ciempiés, tan habituales en 'El Almuerzo desnudo'.

Desde el punto de vista formal, hay dos características comunes a casi todos los relatos. Aunque puntos y párrafos sí que hay, es notoria la ausencia de comas para separar las frases. Esto les da un aire muy a crónica verbal. Curiosamente resulta muy fácil sincronizarse con el texto y separarlas intuitivamente a medida que se lee. Reconozco que ese momento de conexión con lo que se ha escrito es muy estimulante, muy reconfortante. Por otro lado varios relatos juegan con el concepto de anidamiento, de cuento dentro de un cuento dentro de un cuento. De esta forma y a modo de matrioska, la trama que se está desarrollando resulta estar embebida en otra historia de la que de pronto se libera para seguir desplegandose y saltar a un estrato superior. Y sigue así hasta que se pierde la conexión con la realidad por falta de referencias a las que asirse y el propio caracter onírico y angustioso de tales experiencias. Los cuentos que hacen uso de esta técnica están particularmente bien concebidos, tanto que algunos finalizan enlazando con el principio de los mismos.

Resumiendo, una lectura muy original. Desde mi punto de vista, perfecta para tomar contacto con su obra pues recoge sus especialísimas cualidades literarias sin descontrolarse demasiado. Por cierto que el apartado final de siempre con otras reseñas queda desierto porque no he encontrado ninguna.

3 comentarios:

condonumbilical dijo...

Para mí "El almuerzo desnudo" es una obra maestra. No he leído más del autor. Lo intenté con "The Soft Machine" que tengo entendido que está construida con recortes de otras novelas, pero el esfuerzo requerido (encima en inglés) es tremendo. No me importaría leer algo más del autor, pero las bibliotecas no suelen tener gran cosa de él.

Cities: Moving dijo...

@condonumbilical: Es que los fondos de las bibliotecas dejan bastante que desear. Casualmente ayer leí una reseña de un libro de Max Frisch y pensé en buscarlo en las bibliotecas municipales madrileñas porque tiene pinta de descatalogado. Bueno, pues no lo tienen, en ninguna. Y eso que estamos hablando de una gran ciudad con un montón de bibliotecas. Muy triste.

condonumbilical dijo...

No se lo digas a nadie... el secreto es la Biblioteca Nacional, tiene casi todos los libros editados en España. No los puedes sacar, pero vas un par de días y te lees cualquiera. Yo lo he hecho varias veces. Es como ir al cine pero para leer y además es gratis.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...