2 jun. 2012

Peter Pank Integral - Max

Aunque no suelo comprar cómics, de vez en cuando me pica el gusanillo y de hecho tengo varios pendientes de lectura, algunos desde hace varios años (¡Vergüenza! ¡Oprobio! ¡Ignominia!). La entrada de hoy representa una flaqueza nostálgica de mi adolescencia en los 1980s: Peter Pank Integral de Max. Mi fascinación natural por las culturas juveniles alternativas hizo que en mis años mozos Peter Pank se convirtiera inmediatamente en un icono al que perseguir, aunque no eran muchas las ocasiones en que algún número de la revista El Vívora caía en mis manos. Así que para desquitarme me he comprado este volumen aprovechando que la editorial La Cúpula ha reeditado todos los álbumes que se publicaron con este personaje tan crápula en un único tomo y con restauración del color incluída.

  • El primero de ellos es "Peter Pank". Se trata de una reescritura del clásico Peter Pan en términos canallescos y punk. Los niños transportados a la Isla de Punkilandia son una adolescente entre punk y gótica y sus dos hermanos pequeños, el Capitán Garfio es el Capitán Tupé y sus malvados piratas son rockers, Kampanilla es un hada muy punk enamorada del protagonista de la serie. La verdad es que no recordaba que los contenidos fueran tan descarados. A lo largo de toda la aventura abundan el sexo con imágenes explícitas de genitales y de actos sexuales variados (coitos, S&M, bondage, etc.), el consumo de drogas y la violencia entre pandillas.
  • En "Likantropunk" Peter Pank se transforma en un zombie sin voluntad bajo el poder de un villano gótico/siniestro. Su misión consistirá en eliminar a un vampiro que está impidiendo que dicho villano tome el control del mundo. Nuestro protagonista tendrá que trasladarse al Reino Unido y desde Londres, con la ayuda de una pandilla de skinheads escoceses, se dirigirá a las Highlands para cumplir su objetivo.
  • "Pankdinista!" es la última aventura publicada y en ella el protagonista, que vuelve a Punkilandia tras su viaje por UK, comprueba que en lugar del reducto de anarquía y libertinaje que abandonó, su isla ha sido pasto de los pijos, que han privatizado todas las actividades y semiesclavizado a todos sus habitantes.
Además de las tres aventuras, se incluyen algunas tiras sueltas, portadas con Peter Pank publicadas en varios medios y alguna aventura corta. En fin, reconozco que los guiones tienen su gracia pero tampoco hay que pedirles mucha profundidad narrativa. Se trata de un cómic gamberro que surge en plenos años ochenta como reflejo del ambiente existente en las culturas urbanas que surgían en las grandes ciudades y que por lo menos a mí me ha tenido entretenido durante un rato.

Tenéis otra reseña de este libro en Cómic y (sic) Ilustración.

2 comentarios:

Palimp dijo...

Soy un gran admirador de Max, uno de los más grandes talentos del cómic. Siendo punkie -pero sin cresta- de jovencito tengo a Peter Pank en un altar. Tenía un exlibris con esta campanilla. Que tiempos...

Cities: Moving dijo...

@Palimp: Yo siempre he sentido debilidad por la escena mod/sixties, así que esperaba impacientemente que en algún momento aparecieran en sus aventuras. Solo hay un par de viñetas en "Likantropunk" con los Kensington Mods recibiendo una buena tunda en Hyde Park, ¡con Peter Pank no se juega!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...