3 jun. 2020

Homoconejo - Alfonso García-Villalba

Según el resumen editorial, Homoconejo tenía todas las papeletas de convertirse en favorita de este blog para 2020. Una pareja de treintañeros a punto de entrar en una crisis por las dificultades para concebir un hijo. Beta, una droga que permite tomar el control de los sueños pero cuyo abuso puede derrumbar los límites entre éstos y la vigilia. Arquitectura y desmadres urbanísticos en la costa levantina española. Referencias a Ballard, a David Cronenberg, a David Lynch. Fue toparme con la reseña que le hicieron en C, el hijo de Cyberdark y ponerla en busca y captura. Sin embargo una vez leída, el entusiasmo inicial por sus supuestos vínculos con todos esos grandes nombres se ha desinflado sin remedio. No es que la novela esté mal del todo, apunta maneras y buenas intenciones. Sin embargo Alfonso García-Villalba parece querer contar mucho más de lo que dan de sí algo más de 160 páginas y mi impresión es que la ejecución es demasiado acelerada.

La acción está claramente deshilvanada, sin demasiados nexos entre los acontecimientos que se cuentan en los breves capítulos que la componen. Aunque quizás se trate de un intento de trasladar a la narración los efectos secundarios del exceso de Beta. El problema es que se empieza a las bravas, sin un contexto inicial y tampoco hay transición que nos permita percibirlo sin esfuerzo. Por cierto que algunos de los momentos más sublimes del texto tienen que ver precisamente con la descripción del abuso o la ingesta de esta sustancia adulterada. También los aspectos metaliterarios despistan más que ayudan (¿no será porque no me he metido Beta?). La referencias a Hombre pasea a conejo, una novela de 1975 escrita por el padre del protagonista, y al Sr. Kerényi, el conejo humanoide que la protagoniza, no hacen más que desasirnos del mundo real y dudar del plano en que transcurre la acción. Que como idea no es mala, pero una vez en el papel le falta impulso para convencer. Y luego tenemos los accesos enciclopédicos de García-Villalba: nombres, marcas comerciales y referencias a la cultura popular (reales o imaginarias), se meten un poco de relleno. En mil páginas todavía puede tener justificación ¿pero en 160? En definitiva, unas ideas prometedoras que no terminan de despegar pero que dejan lugar para la esperanza en el futuro de este escritor. Otra cosa bien distinta será que yo lo vuelva a leer.

4 comentarios:

Aburreovejas dijo...

Es posible que me deje llevar por mi entusiasmo al escribir sobre estos libros que se alejan de la norma. En todo caso, muchas gracias por confiar en la recomendación.

Cities: Moving dijo...

@Aburreovejas: Yo creo que haces una novela más extensa, para que dé tiempo a desarrollar contexto y personajes, y habría quedado mucho mejor. Porque de hecho todas las ideas me parecen bastante buenas. Gracias por pasarte por aquí y por las reseñas en C, el hijo de Cyberdark, que como ya supondrás es uno de mis blogs de referencia para scifi y género fantástico.

Aburreovejas dijo...

Me ocurre lo mismo con Das Bücherregal. Éste es uno de mis blogs de visita obligada cada vez que veo actualización en el lector de feeds. Aprecio especialmente dos cosas: el equilibrio entre libros viejos y nuevos, dentro y fuera de género. Y que aportes impresiones más allá de lo argumental. ¿Qué más puedo pedir?

Cities: Moving dijo...

@Aburreovejas: ¡Me vas a sacar los colores! ;)
Un placer tenerte por aquí

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...