1 feb. 2019

La cartera del cretino - Kurt Vonnegut

Yo quería leer Barbazul pero como estaba en préstamo me he tenido que conformar con La cartera del cretino. Este volumen recopila seis relatos cortos y un ensayo (artículo de opinión más bien, diría yo) de Kurt Vonnegut que habían permanecido inéditos hasta su publicación póstuma en 2012. Inéditos. Póstumos. Eso debería darnos una pista. ¿No resulta un poco raro? Siete textos que no habían visto la luz cuando el autor vivía y que se editan siete años despúes de su muerte. En realidad no es tan raro, es la típica estrategia mercantilista que aprovecha el tirón de un nombre relevante para publicar cualquier cosa que haya escrito. Porque una vez leído no me queda más opción que admitir que los cuentos dejan bastante que desear. Desarrollos pueriles, finales previsibles, temáticas aburridas. Nadie pone en duda que Vonnegut es autor de un buen puñado de novelas que a pesar de ser tener elementos de ciencia-ficción, han transcendido el género y se  han convertido en clásicos por su calidad. Pero no es el caso de los relatos que se incluyen en este tomo. Acostumbrado a los agudos análisis sobre el ser humano que hay en sus historias me cuesta incluso creer que sean suyos. Respecto al ensayo, se centra en la decepción y el peligro que el ser humano supone para sus congéneres y para la Tierra, algo que se transmite muy bien en casi todas sus obras. Sin duda es lo único que he me ha parecido medianamente interesante de todo el volumen. Los títulos son:

  • Episodio uno: Entre tibio y Tombuctú
  • Episodio dos: Roma
  • Episodio tres: Paraiso junto al río
  • Episodio cuatro: La cartera del cretino
  • Episodio cinco: Señorita Snow, está usted despedida
  • Episodio seis: Paris, Francia
  • Episodio siete: El último de Tasmania
  • Apéndice: La ciudad robot y el señor Caslow (relato scifi inconcluso)
No tengo mucho más que decir, a unos cuentos mediocres se añade una traducción plagada de modismos del español europeo y de uso contemporáneo, algo que, por si no teníamos bastante, les resta credibilidad. Expresiones como "me quedé sopas", "colega", "pillar un tren", "colgó a lo bestia" o "pasta que pulirse" trasladan las narraciones a un lugar y un momento en el tiempo que no les corresponde. Vamos que se han juntado el hambre con las ganas de comer. Yo que vosotros, lo descartaría sin pensármelo ni un segundo. Es suficiente con que yo haya picado el anzuelo. Más reseñas en Viaje alrededor de una mesa, Lectura y locura y Todo literatura. Son todas super entusiastas, ¿o qué pensábais? Se trata de Vonnegut, así que no hay dios que le chiste. Por lo menos incluyen un mini resumen de cada relato, cosa que yo, visto el desinterés que me han causado, no me he planteado hacer ni por un momento.

6 comentarios:

Gabriel Diz dijo...

Hola Cities, me ha gustado la honestidad de la reseña. Es un tema de discusión la publicación de obras póstumas ya que muchas veces esas obras fueron descartadas en vida por el autor. El caso de Roberto Bolaño es notorio en este sentido. También me parece atinado lo que dices acerca de las traducciones. En fin......gracias por la reseña y felicitaciones por el blog.

Saludos

Cities: Moving dijo...

@Gabriel Diz: La verdad es que resulta complicado encontrar blogs donde se diga que un libro no ha gustado. Siempre ha sido algo que me ha puesto un poco nervioso, ¿o es que solo voy a ser yo quien se tope con novelas aburridas y relatos cortos poco o nada interesantes? Gracias por pasarte por aquí.

el convincente gon dijo...

¿Y no te da rabia esa gente que dice que prefiere no invertir su tiempo en hacer críticas negativas de libros, películas, etc, y que mucho mejor dedicarse exclusivamente a lo positivo? ¿¿No se dan cuenta de que están atentando contra el Yin Yang??

Cities: Moving dijo...

el convincente gon: Actitudes como las que describes son deleznables y van a provocar un desequilibrio grave, pero gravísimo en las fuerzas que rigen el Universo. Por eso hoy más que nunca es necesario verter un poco de bilis en las reseñas. Para equilibrar la balanza.

Lucas Despadas dijo...

Si Vonnegut decidió no sacarlos a luz, supongo que sería por algo, ¿no? Dentro de las obras suyas que no he leído aún, esta es probablemente la que menos me interesa.

Cities: Moving dijo...

@Lucas Despadas: Poderoso caballero es don Dinero. Este tipo de estrategia es habitual una vez fallecido un autor. Así a bote pronto me acuerdo de El signo del gato de Bradbury, que era 800 veces peor que éste.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...