29 dic. 2015

El armario de acero

El armario de acero es una compilación de relatos cortos y poesías a cargo de escritores jóvenes rusos comprometidos con el movimiento de derechos de los homosexuales. Subtitulado 'Amores clandestinos en la Rusia actual', un volumen así resulta hoy día más necesario que nunca tras la aprobación a mediados de 2013 de la ley contra la propaganda homosexual, que al margen de penalizar con multas o penas de prisión cualquier información positiva a menores sobre "relaciones sexuales no convencionales", ha fomentado los ataques homófobos tanto en número como en intensidad. Se han seleccionado los trabajos de un total de 17 autores de menores de 50 años, la mayoría de los cuales son activistas y han estado implicados de una u otra manera en la difusión de la literatura de temática gay/lésbica (si no me equivoco hay tres mujeres entre los recopilados) desde revistas y publicaciones alternativas, bien después de la despenalización de la homosexualidad en 1993 en Rusia, bien desde principios de los 1980s en forma de samizdat cuando las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo aún eran ilegales.

Las temáticas tratadas insisten en las dificultades de mostrarse abiertamente gay en ese país. Por lo general el tono es triste y deprimente, con los protagonistas intentando vivir con normalidad pero enfrentándose a una sociedad homófoba en todos sus estratos. La discriminación y el rechazo que sufren por su opción sexual tiene casi siempre un final trágico, con personajes que acaban solos y marginados en el mejor de los casos, cuando no encarcelados, huyendo del país o muertos. Incluso en el único caso que creo recordar en que el relato nos muestra una pareja gay que vive felizmente, se la muestra como caso excepcional que pretende hacernos ver que lo habitual es todo lo contrario. Hay mucha poesía, prácticamente todos los escritores seleccionados incluyen un ejemplo tanto de su prosa como de sus poemas. Como suele ser habitual en mi caso, me pierdo entre los versos, que no me dicen gran cosa por más que me esfuerzo. Lo que no me deja de resultar curioso es la gran tradición, respeto e influencia que la poesía tiene entre los autores rusos.

Aunque el contenido sea bastante irregular en mi opinión, vaya desde aquí todo mi apoyo a los activistas LGTBI rusos en su lucha por la conquista de derechos para el colectivo homosexual. Totalmente recomendado para aquellos que se escandalizan con los desfiles del día del Orgullo Gay y se jactan de que ya no es necesario mantener la lucha. Tenéis un interesante análisis del libro en La tormenta en un vaso y otro que tampoco está mal en Lucasfh1976. Lo cierto es que hay un montón de reseñas de este volumen en la blogosfera, la mayoría son muy entusiastas, así que no os dejéis convencer por mi comentario del mismo, bastante apático, y echad un vistazo por vuestra cuenta antes de decidiros.

2 comentarios:

Lucas Despadas dijo...

A mí lo que no me termina de cuadrar es eso de autores jóvenes menores de 50 años, pero por lo demás bien. ¡Buena reseña! ¿No paras de leer ni por estas fechas?

Cities: Moving dijo...

@Lucas Despadas: Pues sí, suena bastante forzado eso de jóvenes menores de 50 (ya sean autores o diseñadores gráficos). Entono el 'mea culpa' más humilde y sincero que pueda entonar. Debería haberme currado un poco más la entrada, porque lo cierto es que por lo que recuerdo, excepto un par, casi todos los autores son menores de 40. Que quede la frase pues ya marcada eternamente a bytes y fuego en la blogosfera como prueba de mi desacierto.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...