16 abr. 2015

El Juego de la Mente - Norman Spinrad

Norman Spinrad es uno de los clásicos escritores de ciencia-ficción norteamericanos englobado en el movimiento de la Nueva Ola de los 1960s y 1970s. Con ése ánimo me enfretaba yo a El Juego de la Mente y para mi sorpresa, de ciencia-ficción hay muy poco en esta novela. Se trata por el contrario de una historia de intriga que transcurre en el oscuro mundo de las sectas californianas. Jack y Annie Weller son un matrimonio treintañero lleno de expectativas e ilusiones profesionales en el mundo del espectáculo, pero para su desgracia no acaban de despegar en un Hollywood que les queda grande. Jack es el director de un programa infantil infame que se emite los sábados por la mañana. Annie espera su gran oportunidad como actriz pero su agente apenas le consigue castings para publicidad en los que nunca resulta elegida. Una tarde cualquiera un par de conocidos les invitan a visitar el centro que los transformacionalistas han abierto en su zona. Con la excusa de copas gratis y la posibilidad de mezclarse con peces gordos del show business, los Weller aceptan. Las visitas se repiten a lo largo de las semanas, aunque Jack no consigue avanzar socialmente y mucho menos contactar con nadie de interés profesionalmente hablando. Annie sin embargo se ve seducida por las proclamas del culto y acaba enredada en la secta. Después de pasar por varios procesos iniciáticos disfrazados de mejora personal, considera que su matrimonio es un lastre, que sus aspiraciones de actriz son una farsa y le da un ultimátum a su marido: o se inicia en el Transformacionalismo o tendrán que separarse porque su actitud regresiva está impidiendo su progreso personal, espiritual, etc.

Con el único objetivo de recuperar a su esposa, Jack se une también al Transformacionalismo confiando en que podrá engañarlos y pasar sus procesos iniciáticos y de asimilación sin verse afectado psicológicamente. En el desarrollo asistiremos a algunas las técnicas que estos cultos pseudo-religiosos emplean para captar y mantener a sus adeptos. Comprobaremos también la existencia de entramados empresariales que las acompañan con el único propósito de servir a sus propios intereses. El protagonista irá progresando en la estructura piramidal de poder, por lo cual se verá enfrentado a controles cada vez más duros para demostrar su entrega y compromiso con el ideario. Tras meses de inmersión consigue entrar al servicio del mismísimo creador de la misma, John B. Steinhardt, un antiguo escritor de ciencia-ficción de segunda categoría, quien redactó una novelucha llamada 'El Hombre Transformacional', germen de la secta a raíz de un grupo de fans que vio un mensaje más profundo en el texto. En fin, por lo poco que conozco de la Iglesia de la Cienciología el paralelismo parece bastante obvio. Lo cierto es que la trama y la acción son bastante entretenidas aunque insustanciales. Yo diría que al libro le sobra la mitad de las páginas: el argumento se ha hinchado y desarrollado en exceso, quiero creer que para intentar hacer más fidedigno el progreso del acólito en la secta. Lamentablemente es información intrascendente que no aporta más que párrafos y párrafos de relleno. No he encontrado apenas reseñas de esta novela en la blogosfera, tenéis una muy breve en Les males herbes (en catalán).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...