4 feb. 2014

El Templo del Alba - Yukio Mishima

Disperso. Así está Yukio Mishima en El Templo del Alba, la tercera entrega de la tetralogía 'El Mar de la Fertilidad'. Me temo que no voy a poder decir gran cosa del libro. Bueno sí, está lleno de esas imágenes suyas tan poderosas y elegantes a la vez, sutiles como la brisa de comienzos de verano impregnada del aroma de las agujas del cedro japonés, a las que mece dulcemente de igual forma que dos amantes se acarician al despertar tras el merecido descanso que sigue al éxtasis carnal.

Bueno, a lo que voy que por lo que se ve a mi también me está constando centrarme. Esta tercera parte sigue narrando la vida de Shigekuni Honda, esta vez en el periodo que abarca desde finales de los 1930s y hasta principios de los 1950s. Nuestro protagonista, que ya dejó la judicatura en el volumen anterior, se ha transformado en reputado especialista en derecho internacional y nos encontramos con él en Thailandia, donde se va a topar con una princesa de 6 años que dice ser la reencarnación de un joven japonés que no puede ser otro que, evidentemente, su gran amigo Kiyoaki Matsugae. Al margen de esta línea argumental de obsesión de Honda con la princesa Ying Chan, que se toma y abandona a placer, en mi humilde opinión a la trama le falta cohesión. Durante capítulos y capítulos asistimos a lo que parece ser un ensayo sobre las diferentes teorías sobre reencarnación desde las variadas escuelas budistas de los países en donde esta religión tiene fuerte presencia (China, Japón, La India, Thailandia, etc.). Admito que hay ideas muy potentes en los conceptos que se manejan durante la exposición, pero sinceramente, no veo la necesidad de entrar en tantísima profundidad en ellos. Una vez finalizan estos capítulos, la trama vuelve a centrarse en la vida de Honda, quien tras la II Guerra mundial se ha convertido en un prejubilado rico y ocioso de cincuenta y muchos años. Hay un cierto interés en mostrar la decadencia, decrepitud y patetismo de su vejez (no en vano está completamente enamorado de la princesa, quien con 19 años se ha trasladado a estudiar a Japón). De igual forma su entorno más cercano es un grupo de lo más variopinto formado por individuos de comportamiento obtuso y retorcido, con personajes nuevos y alguno retomado de volumenes anteriores.

De nuevo el contexto histórico, esta vez centrado en torno a la II Guerra Mundial y la postguerra con la ocupación americana, está perfectamente imbricado en la trama. No obstante en esta ocasión se le da bastante poca importancia, se maneja superficialmente, como un simple marco de referencia. El libro se cierra con una par de golpes de efecto totalmente imprevistos que hacen que la novela resulte aún menos interesante. En definitiva, una verdadera lástima. Supongo que ya que me lo he propuesto, leeré la última parte dentro de algunos meses. Cruzo los dedos para que La Corrupción de un Ángel tenga algo más de gancho. Tenéis una reseña muy interesante en Ni un solo Libro, pero me temo que la novela tampoco sale muy bien parada.

3 comentarios:

el convincente gon dijo...

Tú que eres experto, ¿qué novela de Mishima recomendarías a alguien que todavía no ha leído nada de él?

Cities: Moving dijo...

el convincente gon: ¡Experto yo en Mishima, no no no no no! Gensanta... ¡para nada! Ademas de lo que he reseñado en el blog me leí hace la tira de años 'El Marino que perdió la Gracia del Mar', del que guardo muy buen recuerdo pero que del que paradójicamente, no recuerdo absolutamente nada, y más recientemente 'Confesiones de una Máscara', que me pareció muy turbio e interesante por lo que de autobiográfico tiene, y para terminar 'El Pabellón de Oro', que también me gustó por el toque nihilista/adolescente. En fin, quizás una de estas dos últimas estaría bien para empezar, o tal vez la recopilación de cuentos, así te haces una idea.

el convincente gon dijo...

Te haré caso. Me fie de tu reseña de 'Homo Faber', de Frisch, y no me arrepiento.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...