18 nov. 2013

Desgracia - J. M. Coetzee

Acabo de revisar todo lo que llevo leído este año porque no quiero hacer afirmaciones a tontas y a locas, así que lo que voy a decir a continuación es producto de una reflexión muy profunda. Profunda, pero no prolongada, porque unos segundos me han bastado para tenerlo claro: Desgracia de John Maxwell Coetzee es, junto con los Cuentos de Askildsen y Viaje al Fin de la Noche de Céline lo mejor con que me he topado en 2013. Es muy poco probable que me encuentre con otro libro que pueda poner al nivel de estos tres en el mes y medio escaso que queda hasta 2014.

Muy brevemente, la historia que el Nobel sudafricano nos cuenta es la siguiente: David Lurie es profesor de "Comunicación" en la Universidad Técnica de Ciudad del Cabo, aunque en realidad las asignaturas que imparten están directamente relacionadas con la literatura inglesa (poesía a la cabeza). Tiene 52 años y su trabajo nunca le ha entusiasmado. Ha estado casado dos veces y tras el segundo divorcio, lleva viviendo solo ya varios años. Una tarde, volviendo de las clases, se encuentra con una de sus alumnas e incapaz de resistir el impulso, la seduce. La historia con la chica se complica y ésta presenta una queja sobre él a la Universidad. Lurie, a medio camino entre la arrogancia y la dignidad, se niega a arrepentirse de su actitud ante la comisión formada para estudiar el caso, siendo por tanto obligado a dimitir de su puesto. Tras el descalabro emprende un viaje a la provincia del Cabo Oriental para visitar y pasar unos días con Lucy, su única hija fruto de su primer matrimonio. Lucy huyó de la ciudad al campo y tiene una granja junto con unos amigos, aunque nada más llegar, Lurie comprobará que las cosas han cambiado desde la última vez que se vieron. Ahora su hija está sola en la propiedad y la vida allí se ha vuelto más complicada, más peligrosa. A pesar de lo cual, lo más difícil está aún por venir.

La narración a que nos enfrentamos es Literatura con mayúsculas, una narración que procede de la miseria y de la desgracia más absoluta. ¿Qué otra cosa podíamos esperar si no, de semejante título? Indefensión, incomunicación, mezquindad, servilismo, contradicciones y engaños. Basura, mucha basura emocional y muchas relaciones de mierda. Violencia y odio, aunque también cariño, afecto y amor. Mentiras. Mentiras compasivas y mentiras autoindulgentes. El protagonista está increíblemente bien construído. Dentro de su singularidad y sus rarezas, es verosímil al 100%. Vapuleado por los años y harto de hipocresía, se presenta como un cínico que ya no está dispuesto a hacer concesiones para agradar a la sociedad o encajar en lo políticamente correcto. Su enorme desafección hacia el mundo me ha recordado irremediablemente a los protagonistas de los relatos de Askildsen o al Ferdinand Bardamu de Céline. A veces he compartido sus planteamientos, otras veces los he rechazado de plano. Sin embargo y para mi sorpresa, me he sentido identificado con el personaje en todo momento. He llegado a entender con una lucidez pasmosa su ideario, el porqué de su actitud y su forma de ser, indepedientemente de que yo, como lector, pudiese estar a favor o en contra de uno u otros.

Por otro lado, hay un fondo filosófico en la obra que no se puede ignorar. Muy en la línea de lo que recuerdo de las primeras novelas de Houellebecq, los diálogos o los pensamientos del protagonista y del narrador en su nombre, enmascaran crudas reflexiones sobre el ser humano que a nadie dejan impasible por el descarnado conocimiento que demuestran nuestra naturaleza. Por si esto no fuese suficiente, Coetzee incluye también con una naturalidad y habilidad conmovedora la realidad de los animales que comparten el planeta con el hombre. Me ha asombrado que exponga sin tapujos la existencia miserable que les damos, no solo cuando nos deshacemos de las mascotas que nos aburren, algo que en general puede provocar rechazo, sino que nos enfrente a las incoherencias en que incurrimos cuando por un lado nos apiadamos de ellos pero por otro no nos privamos utilizarlos como comida. Me ha resultado evidentemente desde el primer momento que dicha sensibilidad solo podía proceder de alguien que simpatiza con el movimiento animalista, aspecto que ha quedado confirmado tras consultar la Wikipedia.

Resumiendo, una lectura que me ha fascinado, un autor que se ha encaramado por derecho propio al Olimpo de mis favoritos. Tenéis más reseñas de esta novela en Mike & Libros (donde yo he tenido la fortuna de descubrirlo) o El Desván de los Libros. Por cierto, hay una adaptación al cine de 2008 que mantiene el título y está protagonizada por el ínclito John Malkovich. Sin haberla visto, me parece difícil que pueda superar al original impreso.

9 comentarios:

Ana Blasfuemia dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, también ha sido una de mis mejores lecturas de este año. Me gustó la forma en que nos lleva Coetzee por toda la lectura, con mano firme y sin soltarnos, casi obligandonos a que no miremos a otro lado. Muy honesto y nada hipócrita. Un gran libro para no perder de vista ni siquiera después de haberlo leído.

Saludos!

Cities: Moving dijo...

@Ana Blasfuemia: Pues sí, habrá que seguir leyendo a Mr. Coetzee, espero que el resto de su obra esté a la altura de esta maravilla. Gracias por tu comentario.

Palimp dijo...

Pues el único libro que leí de este autor no me gustó demasiado... le daremos otra oportunidad.

El quimérico lector dijo...

Magnífico Blog!!
Un salado.

Cities: Moving dijo...

@Palimp: ¿En serio? ¿Recuerdas el título?

@El quimérico lector: Gracias y encantado de verte por aquí. Otro salado ;)

Palimp dijo...

La edad de hierro: http://lepisma.liblit.com/2005/06/22/j-m-coetze-la-edad-de-hierro/

Cities: Moving dijo...

@Palimp: En fin, a veces la literatura parece más bien una lotería. El domingo pasado me pillé "Hombre lento" tb. de Coetzee, a ver si toca
;)

N1H1 dijo...

Felicidades por tu blog. Entro a menudo y siempre es un placer leer tus análisis y comprobar que tenemos gustos parecidos. Aunque, por supuesto, unas veces coincidamos y otras no.
Me gustaría recomendarte "Diario de un mal año", es una novela extraordinaria, todavía mejor que "Desgracia" y creo que si la lees antes de fin de año entrará directamente a tu top 5 del 2013, seguro.
Sé que me la juego pero no me importa tomar ese riesgo ;).

Abrazo!.

Cities: Moving dijo...

@N1H1: Muchas gracias a tí por el interés en el blog y por tu recomendación. Tomo buena nota de ella y la añado a todo lo que me quiero leer de Coetzee.
;)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...