22 jul. 2013

Trilogía de Nueva York - Paul Auster

Para tomar contacto por primera vez con Paul Auster qué mejor que Trilogía de Nueva York, donde se recopilan las tres primeras novelas cortas que publicó:

  • Ciudad de Cristal (1985). Un escritor recibe varias llamadas telefónicas equivocadas preguntando por un investigador privado. Al final, un poco a modo de pasatiempo, decide hacerse pasar por el detective por quien preguntan y se ve inmerso en un extraño caso que termina por poner su vida patas arriba.
  • Fantasmas (1986). Un detective debe seguir a un individuo y para ello se aisla completamente de su entorno más próximo. La monotonía del caso y la soledad que experimenta disparan sus sospechas y termina concibiendo ideas irracionales que resuelven el caso de forma fuera de lo común.
  • La Habitación cerrada (1986). La esposa de un escritor desconocido, desaparecido sin rastro desde hace meses, se pone en contacto con un antiguo amigo de su marido para que evalúe la calidad de su obra. El material que le entrega resulta ser increíblemente bueno y sus novelas, poesías y piezas teatrales se convierten en un éxito. Como efecto secundario, ambos se enamoran y comienzan una vida juntos. Sin embargo el caso de desaparición no está del todo claro y el protagonista, con fundadas sospechas, se embarca en una búsqueda desesperada por encontrar a su viejo amigo.
Se podría clasificar a las tres dentro del género negro, pues en todos los casos hay misterios, detectives, indagaciones, pesquisas, agendas ocultas, vigilancias encubiertas, sospechas y preguntas sin respuesta. No obstante, las dos primeras tienen un giro kafkiano, turbio, oscuro, que hace que el final se desvíe completamente de lo que hace sospechar toda la trama que nos ha llevado hasta ahí. En comparación, la tercera es bastante más convencional, y con ello quiero decir que me ha parecido la más elaborada, la mejor planteada, la que menos tira de efectismos y malabarismos literarios para en definitiva, contar una muy buena historia. De todas formas en los tres relatos el proceso de investigación conduce a los protagonistas a un aislamiento en donde la realidad se transforma o desaparece por completo, siendo una serie de ideas enfermizas y al límite de la cordura las que dirigirán el curso de los acontecimientos.

En cuanto a estilo del Premio Príncipe de Austurias de las Letras del 2006, es claro, conciso, preciso y carente de florituras innecesarias. Al margen de que me haya quedado cara de 'ligeramente desubicado' con las dos primeras novelas, reconozco que ha sido todo un placer encontrarme con una prosa tan inmediata y directa, más aún considerando el reciente desastre que ha supuesto Nova.

Sin duda, tendré que seguir explorando el resto de sus novelas. Tenéis una reseña muy completa de este libro en El quimérico Lector.

4 comentarios:

Palimp dijo...

Auster me gustaba mucho, pero ahora ya no tanto. 

Cities: Moving dijo...

@Palimp: En las reseñas que he curioseado casi todos los blogs comentaban que cuando empezaron a leerlo les entusiasmó, pero a medida que pasaban los años sus libros iban perdiendo fuelle. En fin, como ha sido el primero que me leo supongo que estoy en el estadio inicial de la relación y las queratosis quísticas me parecen lunares encantadores, ¡jojojoojo!

Krust dijo...

Me gusta mucho Auster, viene siendo una apuesta sobre seguro desde hace muchos años. Referente a lo que comentáis, es cierto que tuvo cierto bajón con el cambio de siglo (lo que no quiere decir que escribiera malas novelas, sino menos buenas en mi opinión...) pero parece que vuelve a retomar el vuelo en las dos últimas; con "Sunset Park" vuelve a rayar a gran nivel, mención especial para el "Diario de invierno", que como buen seguidor es la última que le he leído y también me gustó mucho...
De esta trilogía, me quedo con la primera, sin duda, inolvidable ese personaje de Quinn. Mis preferidas posiblemente sean "El país de las últimas cosas" y "Mr. Vértigo"

Saludos.-

Cities: Moving dijo...

@Krust: Gracias por tu comentario y por tus recomendaciones de buen aficionado a Auster. Sin duda volveré a leerle, solo me queda decidir qué.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...