15 ago. 2012

Lolita - Vladimir Nabokov

Impresionante. Sin duda la mejor novela que he leído en años. Es tal la fascinación que me ha provocado que incluso me da un poco de vergüenza empezar una reseña de Lolita, porque cualquier intento de poner en palabras la admiración que me merece la prosa de Vladimir Nabokov va a resultar una patética exhibición de limitaciones por mi parte. Intentaré ser todo lo breve que me sea posible para no ponerme demasiado en evidencia.

Humbert Humbert es un protagonista terriblemente trastornado, pero el autor consigue que sea increíblemente atractivo desde el punto de vista psicológico. Me ha resultado imposible no conmoverme ante su lamentable historia de amor con esa nínfula de 12 años llamada Dolores Haze. Lolita. Dolly. Lo. El relato de su perversa atracción por esta niña a quien conoció cuando ya estaba tocada por la iniquidad y la desgracia del abuso sexual es tan atrevido y rompedor, que resulta difícil de creer que se llegase a publicar. Y menos mal que fue así, porque en cada capítulo que leía iba encontrando una variedad interminable de formas de exhibir un talento tan incontenible (observaciones inteligentísimas, repentinas disposiciones visuales del texto, juegos de palabras...), que no pude sino rendirme a esos encantos.

Nabokov logra reflejar con maestría la personalidad megalómana y perturbada del protagonista. Toda la narración está llena de referencias a obras y autores, de pedantes frases en francés y de burlescas pero ingeniosas transformaciones de nombres personales que no hacen sino proyectar las ideas delirantes de superioridad y el desafecto patológico de Humbert Humbert. La habilidad del autor para evitar detalles explícitos cuando se tratan los intercambios sexuales entre el adulto y la menor también sorprende por su elegancia y discreción. ¿Y qué decir acerca de la descripción del paisaje norteamericano y de sus pobladores? La composición casi pictórica de los lugares que Lolita y Humbert-Humburg-Humberson recorren durante años, en esa huída de sí mismos y de sus actos ilegales/ilícitos, es en mi opinión demostración de la aguda sagacidad y capacidad de observación del escritor.

Para saber qué se dice en la blogosfera de este libro, recojo en esta ocasión los posts que le han dedicado en Solo de Libros, Críticas Literarias Regina Irae y Papel en Blanco. En la primera no termina muy bien parado, no al menos como cabría esperar del que es uno de los clásicos universales del siglo XX. La segunda es bastante completa a pesar de su brevedad y la tercera (aún más breve) incluye un dato que no puedo dejar de repetir aquí ya que enlaza con una reflexión mía de dos párrafos atrás: la primera edición de Lolita en chino mandarín y sin censurar vió la luz tan solo en 2006.

9 comentarios:

Palimp dijo...

A mí me encanta Nabokov y Lolita no es una excepción. Sólo un breve apunte: el autor se quejaba de que la adaptación al cine mostraba una Lolita atractiva, casi una joven. Él pensaba más en una niña sin desarrollar, no especialmente guapa.

Cities: Moving dijo...

@Palimp: No he visto la adaptación de Kubrick (acabo de enterarme de que hay otra de Adrian Lyne), pero creo que el papel de Humbert Humbert le va que ni pintado a James Mason, ¿no? Por lo menos físicamente es muy creíble.

Francesc Bon dijo...

Sumamente interesante tu blog y tus lecturas. Considérame seguidor desde este preciso momento.

Francesc Bon dijo...

Por cierto; hay quien considera mejor la adaptación de Lyne que la de Kubrick. Sí; parece una herejía, pero no es uno solo quien lo dice.

Francesc Bon dijo...

Permite que te añada mi comentario sobre el libro de Bolaño por el que preguntaste:

http://francescbon.blogspot.com.es/2012/04/la-sociedad-ilimitada.html#comment-form

Cities: Moving dijo...

@Francesc Bon: Muchas gracias y bienvenido. Bolaño es otro de los millones de autores que tengo pendientes, espero animarme pronto.

Palimp dijo...

Mason le va al papel, pero yo siempre me he imaginado al propio Nabokov como protagonista...

AnthivS dijo...

Hola. Por fin has comentado Lolita!

Me pareció una novela excelente, si bien no siempre de fácil lectura. El estilo de Nabokov es en ocasiones algo confuso. Por lo demás una novela preciosa que ni por asomo se debe catalogar como "erótica" sino como auténtico drama.

Cities: Moving dijo...

@Palimp: La edición que he leído, perteneciente a una colección del Círculo de Lectores, incluye un epílogo en donde se indica que a petición del autor ciertas revelaciones sobre el libro no se pueden hacer públicas hasta la tira de años tras la muerte de su hijo (o hija, no recuerdo). Se especula el porqué de dicho secretismo, y claro, lo más inmediato es pensar que Nabokov... [hasta aquí puedo leer]

@AnthivS: Pues sí, un dramón de los turbios y contradictorios que te dejan así un poco desorientado. Me alegro de verte de nuevo por aquí.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...