24 ene. 2011

Bilbao-New York-Bilbao - Kirmen Uribe

Se nota a la legua que el medio de expresión original de Kirmen Uribe es la poesía, porque Bilbao-New York-Bilbao está repleto del lirismo más empalagoso que he leído en años. Y es que hay que tener mucho cuidado para no caer en la cursilería más cansina si escribimos un libro a base de evocar recuerdos de infancia, y las historias de tus abuelos, y lo que los pescadores del puerto de Ondarroa contaban tras faenar, etc. etc. Admito que yo personalmente detesto la nostalgia en casi todas sus expresiones, particularmente la de la infancia. La nostalgia, ese sentimiento inútil y engañoso que por definición manipula la memoria para distorsionar el pasado y dibujar un cuadro ideal en que se ocultan todos los detalles inconvenientes o inapropiados. No, gracias. Prefiero ser plenamente consciente de las cosas tal y como son. Aunque vayan acompañadas de toneladas de escoria.

Otra cuestión que me ha acompañado durante la lectura de este libro es si se trata de una novela o qué puede ser. Yo diría que le falta cierta cohesión para poder etiquetarlo así. He leído hasta la saciedad que el autor usa un vuelo entre Bilbao y New York para hilar el argumento, pero a mí me parece que esa afirmación está cogida con alfileres. En fin, tampoco importa demasiado. Digamos que es una novela con un desarrollo innovador, algo que a mi no me parece ningún elogio, la verdad. Bajo mi punto de vista Bilbao-New York-Bilbao es una colección de anécdotas y cuentos de lo más variado. Cierto es que abundan las historias emotivas de sus familiares y de pescadores, que como ya he dicho no son santo de mi devoción porque tal y como se narran vienen a idealizar y elevar a la categoría sublime actos sin la mayor relevancia. Pero para ser justos hay mucho más que eso. También tenemos historias que se desarrollan en la Guerra Civil Española. Y se describe la relación entre el arquitecto Ricardo Bastida y el pintor Aurelio Arteta. Y nos habla de sus experiencias relacionadas con la literatura en diferentes foros. Eso sí me ha parecido interesante y muy bien contado. Creo que Uribe es más creíble como narrador cuanto más cerca se sitúa de los hechos y cuanto más reduce los edulcorantes emocionales.

En cualquier caso, al margen de mi opinión personal discordante lo cierto es que la blogosfera se deshizo en alabanzas hacia el que fue el Premio Nacional de Narrativa 2009. No tenéis más que echar un vistazo a El Placer de la Lectura, Libros y Literatura, Cargada de Libros o el Blog de Metrópolis Libros. Me cuesta creer la facilidad con que el lector medio pierde los papeles al exponerse a la sensibilería y la ñoñería, pero se ve que es así. Preferíría haber encontrado más reseñas irreverentes. Señores, que tener un premio no te hace infalible. Sólo en El Cultural han resultado suficientemente críticos para mi gusto, y en su artículo ponen de manifiesto las imperfecciones de esta obra.

3 comentarios:

Palimp dijo...

La acabaré leyendo algún día. Aquí una crítica negativa e irreverente:

http://lector-malherido.blogspot.com/2010/05/bilbao-new-york-bilbao-de-kirmen-uribe.html

Palimp dijo...

Estoy acabándola y coincido, es muy floja.

Cities: Moving dijo...

@Palimp: Es una pérdida de tiempo absoluta. El link con la crítica irreverente que dejaste hace ya más de un año destilaba muy mala baba, pero no dejaba de tener razón.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...