17 jun. 2016

Birlibirloque - Kurt Vonnegut

Eugene Debs Hartke, nacido en 1940 y protagonista de 'Birlibirloque',  narra su biografía en primera persona en esta novela. Su vida es poco más o menos la vida que podríamos haber llevado cualquiera de nosotros. Sus ilusiones juveniles de lograr el éxito en un grupo de jazz y ser periodista, de pronto se ven truncadas y entra en West Point a hacer carrera militar por no decepcionar a su padre y por falta de decisión, a partes iguales. Entre los 21 y los 35 fue oficial del ejército de los EEUU y sirvió con honores en la guerra de Vietnam, si es que tal cosa es posible en cualquier guerra en general y en la de Vietnam en particular. Al volver a su país tras la derrota se encuentra totalmente desubicado, pero por casualidad se tropieza con el militar que le reclutó originalmente, un coronel que ha abandonado el ejército y ahora es el presidente del Colegio Tarkington para jóvenes acomodados con problemas de aprendizaje, quien le contrata como profesor de Física. En Scipio, NY, que es donde se encuentra la escuela, pasará los próximos 25 años de su vida, casi todo el tiempo como docente del centro, pero los últimos los dedicará a formar a los reclusos de una cárcel que hay al otro lado del lago y también en otros empleos obligado por las demenciales circunstancias que se irán planteando.

Kurt Vonnegut, que siempre simpatizó con el socialismo (en el sentido original y utópico de la palabra, no como en esa broma de mal gusto que es la etiqueta de 'socialista' del actual PSOE, evidentemente), desmonta  el modelo economico-social capitalista existente en su país a lo largo y ancho del texto. No le tiembla el pulso a la hora de ridiculizar a las clases dirigentes y acomodadas, censurando su modo de vida endogámico, elitista y colonialista. Nos deja bien claro que la lucha de clases es absolutamente necesaria, poniéndose por su puesto del lado del obrero, del pobre, del marginado. Sin duda es la novela más política y más anti-antropocentrista de Vonnegut que he leído, donde se critica desde el horror de la guerra, hasta -para mi sorpresa más absoluta- la crueldad de la industria cárnica. Y todo ello lo hace empleando un humor, una agudeza y una ironía que solo se me ocurre calificar como amable. No hay odio, no hay rencor y sobre todo, el autor no intenta dogmatizar. Y es que los hechos que exponen son tan evidentes que intentar negarlos no puede ser sino un acto interesado de trasfondo egoista, algo por otro lado tan habitual en el ser humano.

Este es probablemente uno de los libros más bonitos que he leído nunca. Sí, bonito y no maravilloso, espectacular o sobrecogedor. Es bonito porque es sencillo, porque inspira ternura, porque transmite sabiduría, porque las críticas a la humanidad que contiene son implacables pero están expuestas con la resignación y la amargura de quien ha llegado a la inexorable conclusión de que la especie humana es estúpida, limitada, arrogante y peligrosa. Que dichas características están marcadas a fuego en nuestros genes y es imposible hacer nada para cambiarlas. Y por tanto lo único que puede hacer un individuo de buen corazón es actuar conforme a su conciencia y confiar en que la mayoría de sus congéneres obren igual motu proprio. Da gusto leer algo así; sé que no servirá para cambiar nada, pero al menos es una chispa de inteligencia que conforta ante la pena de vivir expuesto a tanta miseria. No he conseguido encontrar muchas reseñas de este libro en la blogosfera en español, por no dejar este apartado desierto os dejo la de Espacios en blanco.

4 comentarios:

el convincente gon dijo...

Cities, en el blog 'El niño vampiro lee' hablaron de esta novela: http://batboyreads.blogspot.com.es/2015/10/torrentes-posmos.html?m=1

kike dijo...

Y difícil de encontrar. Es uno de los que me faltan de Vonnegut,junto a Hocus Pocus.

Cities: Moving dijo...

@el convincente gon: Muchas gracias por el link, buenísimo ese post del niño vampiro (que de por sí ya tiene nivelazo)

@kike: Tienes razón, yo me he contentado con leerla en papel pillándolo en una biblioteca pública de Madrid. Por cierto, que si no me equivoco 'Hocus Pocus' es el título original en inglés de esta novela, así que en realidad solo te falta uno por conseguir... a no ser que quieras versión traducida y versión en inglés.

kike dijo...

Vaya, siempre he creído que eran títulos distintos. Es que hay una edición de Grijalbo que se llama "Hocus Pocus", de ahí mi confusión, acabo de comprobar que es el mismo libro. Estuve husmeando en la bibliografía y veo que también me falta " Barbazul".

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...