22 sept. 2013

La Voz de los Muertos - Orson Scott Card

Han tenido que pasar más de dos años y medio para encontrar el momento adecuado y ponerme con la continuación de El Juego de Ender: La Voz de los Muertos. Una vez más recurro al resumen editorial para dar unas pistas del argumento:
Después del genocidio de los insectores, Ender Wiggin desapareció y en su lugar surgió una voz poderosa: la nueva religión de los Portavoces de los Muertos, que sirven como sacerdotes a los que no creen en ningún Dios y sin embargo creen en los valores de los seres humanos. Han pasado tres mil años desde los hechos de El juego de Ender, pero los efectos del viaje relativista permiten la presencia de un Ender de treinta y cinco años que será el elemento central en el segundo contacto de los seres humanos con otra inteligencia galáctica. Una nueva especie, que al igual que los insectores son extraños y en sus primer contacto con los seres humano han causado muertes incomprensibles. Solo Ender, el genocida, tendrá la valentía de afrontar la verdad.
También resultó multipremiada esta segunda entrega de la Saga de Ender (que para mi sorpresa lleva ya la friolera cantidad de 14 novelas), en concreto el Nebula de 1986 y los Hugo y Locus de 1987. ¿Los merecía? Pues al igual que hace unas semanas con El Hombre demolido no voy a poder comparar con el resto de los nominados, pero tengo que admitir que la novela me ha resultado muy entretenida. Ender se ha transformado en una especie de terapeuta familiar/filósofo (lo siento, pero esa historia de la religión de 'Los Portavoces de los Muertos' no se sostiene) que ha adquirido una conciencia nueva tras entrar en contacto telepático con la Reina de los Insectores al final del anterior volumen. Con la revelación de que los Insectores tenían intenciones pacíficas y que las guerras fueron un problema de incomprensión entre especies, su triunfo tras la aniquilación de una raza alienígena al completo ha sido recalificado por la historia como la mayor infamia ejecutada por el ser humano. Así que Ender viaja a velocidad sub-luz por todos los mundos colonizados por el hombre expiando sus culpas ayudando a la gente a resolver sus problemas más transcendentales y a la vez, buscando un ecosistema con las condiciones adecuadas para hacer que la crisálida de la Reina Colmena devuelva a la vida a los Insectores. Ese lugar resulta ser el planeta Lusitania, donde hay una pequeña colonia de terrícolas y la que es la siguiente especie alienígena inteligente que se ha descubierto en el universo: los porquinhos, llamados popularmente cerdis. Tras la muerte de un xenólogo (el equivalente a un antropólogo pero que estudia razas extraterretres) a mano de los cerdis, una de sus colaboradoras solicita la asistencia de un Portavoz de los Muertos para aliviar su pena, así que Ender se dirige a Lusitania a resolver los mil y un problemas (personales, familiares, interespecie, religiosos, etc.) que se crearán durante los veintitantos años que transcurrirán en tiempo no-relativista durante su viaje.

Como he comentado más arriba, la novela se lee muy fácilmente y distrae todo el rato, aunque tira demasiado de emociones facilonas para dar golpes de efecto. ¿Familias desestructuradas con niños semiabandonados a su suerte? A mansalva. ¿Personajes angustiados que se autoinflingen castigos por su sentimiento de culpa mal entendido? Los tenemos. ¿Relaciones afectivas atormentadas y fuera de la moral católica impuesta en la colonia? ¡Faltaría más! ¿Asesinatos rituales con características aparentemente panteístas? Algo sorprendente, pero cierto. Además se juega con los intereses religiosos contrapuestos, con una lucha solapada entre el catolicismo imperante en en Lusitania y la pseudoreligión humanista de los 'Portavoces de los Muertos'. A mi esto me da mucha risa, que miles de años en el futuro se nos pretenda hacer creer que las religiones siguen con sus planteamientos de poder actuales me resulta ridículo. En el caso de Orson Scott Card es comprensible ese interés en traer a la palestra la cuestión religiosa porque al parecer es un mormón convencido con antepasados mormones convencidos durante varias generaciones (lógico pues, que este autor sea un reaccionario de narices), pero ese escenario proyectado a miles de años en el futuro me resulta imposible de creer, vista la deriva atea, agnóstica y laica que están tomando las sociedades a medida que avanzan culturalmente

Resumiendo, una novela de ciencia-ficción entretenida con la profundidad característica de un best-seller. Tenéis una abrumadora y demoledora crítica de esta novela en Rescepto indablog, y otra más en Ánima Barda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...