27 nov. 2012

El Bandido - Robert Walser

Debido a un inexplicable y misterioso reordenamiento cósmico, El Bandido de Robert Walser viene a compensar la falta de originalidad que mi anterior lectura tenía a nivel narrativo. Si la estructura de Los Propios Dioses me resultó tediosamente convencional, la de esta novela es justo lo contrario. Las maneras de Walser en Jakob von Gunten ya me parecieron poco habituales, pero es que en libro que me ocupa hoy son insólitas.

En primer lugar tenemos al singular protagonista, ¿quién es realmente el bandido que da título al libro? No queda claro cuáles son sus fechorías ni por qué le andan buscando. Que sepamos sólo se le puede acusar de haber perdido los papeles en sociedad en un par de ocasiones. Es desde luego un individuo atractivo y que llama la atención. Dejarse ver en su compañía sin duda eleva el estatus social, a resultas de lo cual da la impresión de que conoce prácticamente a toda la ciudad. Por otro lado el bandido es tipo muy enamoradizo así que entabla intensas relaciones de atracción/repulsión amor/odio con las jóvenes que en ella habitan: Wanda, Edith, las hermanas Stalder, Selma,... Parece que quiera tener un affair con todas ellas.

Y para de contar, no hay mucho más que decir sobre la trama. Lo cierto es que engancha, entretiene y divierte, ¡todo a la vez! Aunque también descoloca un poco, porque por momentos no sabes muy bien qué narices estás leyendo. La estructura del texto no se adapta al modelo clásico de novela. Se trata más bien de una serie de historias, anécdotas o reflexiones más profundas que el suizo va incorporando al texto aparentemente un poco a salto de mata, según se le ocurren, como si estuviera charlando con un amigo de toda la vida y no pudiera evitar enlazar unas con otras por temor a olvidarlas. Claro que también es verdad que nos son pocas las ocasiones en que nos da un pequeño aperitivo y nos promete jugosos relatos de acontecimientos que implican al protagonista. Tras ponernos la miel en los labios los pospone para otro momento, pero en realidad no llegarán nunca. Citando al propio autor:
"Es estas páginas habrá hechos que al lector le parecerán misteriosos, y ésa es, digámoslo, nuestra intención, pues si todo estuviera en su lugar, si todo fuera comprensible, el contenido de estas líneas le haría bostezar enseguida"
En el epílogo nos explican que Robert Walser no llegó a publicar esta novela. Estamos en realidad ante un trabajo realizado por filólogos del Centro Robert Walser, que compilaron, descifraron, ordenaron y dieron sentido a todos los "microgramas" (trozos de papel de cualquier tamaño y clase) en que el suizo iba desgranando las ideas que posteriormente compondrían sus obras.

Tenéis otra reseña de El Bandido en Solo de Libros.

23 nov. 2012

Los Propios Dioses - Isaac Asimov

Los Propios Dioses es para mi gusto una novela bastante sosa. Simplona, plana. Sin chispa ni gracia. Bueno creo que ya habréis pillado la idea. Esta apreciación se debe en parte al gran impacto que me han causado las tres novelas de Pinedo que he leído recientemente. Pasar de la brutalidad de los hechos que narraba el argentino, de los conflictos que planteaban sus relatos, de la torturada psicología de sus protagonistas, a una historia de trasvases de energías entre universos paralelos, con científicos buenos y malos, aliens de otro universo faltos de escrúpulos y una colonia lunar con afán independentista, pues ¿qué queréis que os diga? Me ha parecido terriblemente naif.

El argumento tiene una ligera base científica que no resulta muy complicado de seguir siempre que tengamos unos conocimientos básicos de química y física (elementos y partículas atómicas, isótopos, leyes de conservación del momento lineal, etc.). Dividida en tres partes, en la primera se describe el asombroso descubrimiento de una Bomba de Electrones que aparentemente es una fuente de energía inagotable. A dicho invento se llega gracias a la información que han facilitado unas desconocidas entidades que habitan un universo paralelo, sin que los físicos implicados en la Tierra lleguen a saber gran cosa de los mecanismos subyacentes en su funcionamiento. El conflicto surge cuando hay quien alarma sobre su posible peligrosidad. En la segunda parte pasamos al parauniverso, donde conocemos la falta de miramientos de sus moradores. Los seres que la habitan están dispuestos a convertir nuestro sol en una supernova en un plazo muy corto, con el objeto de obtener energía eternamente para su moribundo cosmos. Bien, hasta ahora de lo único que podemos acusar a la novela es de tener un desarrollo extremadamente convencional. Sin embargo, en la tercera sección las cosas no mejoran ni un ápice: volvemos a nuestro universo donde por un lado se resuelve la trama poniendo a los buenos en su sitio y a los malos donde merecen (cosas así, la verdad, pocas veces pasan), y por otro nos vemos obligados a padecer una ridícula historia de amor en la colonia lunar donde trascurre el final de la novela. Esta cuota absurda de sexo y pasión metida con calzador es esperpéntica para mi gusto.

Con todo, reconozco que ni está mal escrita ni se hace pesada, pero vamos, que una vez leída yo al menos la considero totalmente prescindible. Puestos a recomendar alguna obra de Isaac Asimov desde luego me parece mucho más original e interesante La Fundación. No he mirado muchas reseñas esta vez, sin embargo creo que me he quedado bastante solo en mi opinión, echad un vistazo si no a Mares de Tinta o el Sitio de Ciencia-Ficción.

19 nov. 2012

Demasiadas Preguntas - Félix de Azúa

No voy a poder decir gran cosa a favor de Demasiadas Preguntas porque no he conseguido conectar nada de nada con la trama. Reconozco que Félix de Azúa escribe muy bien y que tiene un dominio impresionante del lenguaje escrito, pero para mi gusto, a nivel argumental esta novela no hay por dónde cogerla. La cuestión sobre la "Herencia" que aparece en la solapa y por los pocos sitios donde he encontrado reseñas (ver Viaje al Parnaso), yo durante la lectura no la he pillado. Ahora bien, a posteriori y ayudado con alguna que otra consulta a Google, me da la impresión de que se trata de una gran metáfora sobre los cambios sufridos en España tras la salida del régimen dictatorial de Franco, la Transición y la adopción de un nuevo régimen democrático (que conste que he tenido que contenerme para no poner la última palabra entrecomillada). Pero claro, yo soy malísimo pillando metáforas, así que es normal que me haya quedado in albis.

Para poder reflejar en toda su plenitud dichos cambios la acción tenía que transcurrir obligatoriamente en Madrid, eso es obvio. Esto me ha permitido comprobar el limitadísimo conocimiento que el autor tenía de esta cuidad en el momento en que escribió el libro. La descripción de la Villa y Corte es pésima, cada intento de localizar los hechos en el plano se traduce en torpeza e indefinición. La situación se hace aún más palpable cuando en un momento de la narración se rememoran unas vacaciones en el Ampurdán: en tan solo un par de párrafos hay más nivel de detalle de esta comarca gironina que en todo el resto del libro sobre la capital del estado.

Resumiendo, no creo que recomiende este libro en mi vida. Tampoco creo que nadie me pida nunca opinión sobre Azúa, pero bueno, nunca se sabe.

15 nov. 2012

Subte - Rafael Pinedo

Bien, se acabó. Con Subte he dado cuenta de toda la producción literaria que nos ha dejado Rafael Pinedo, fallecido en 2006 víctima de un cáncer. Publicada postumamente, supone el cierre de lo que el autor denominó la "trilogía de la destrucción de la cultura", que lógicamente incluye además a Plop y Frío. ¿Qué tenemos en esta última novela? De nuevo al igual que en el caso de Plop, nos topamos con algunos supervivientes que malviven tras algún cataclismo que ha acabado con la vida en la tierra tal y como la conocemos actualmente. En esta ocasión somos conocedores de la existencia de un clan que se han refugiado en la completa oscuridad de los antiguos túneles del metro. La inutilidad de la vista en este medio les ha llevado al desarrollo asombroso del resto de sentidos, de forma que han evolucionado hasta contar con una especie de sónar. Lamentablemente también durante el proceso de adaptación hubo que definir unas aberrantes y regresivas estrategias de supervivencia, entre las cuales destaca la medición del tiempo mediante un perverso mecanismo que implica diferentes clases de mutilaciones según un sistema de castas con Dolicos en la cúspide y Braquis en la base. Riete tú de la crueldad de los Morlocks para con los Eoli, que al fin y al cabo se limitaban a zamparselos.

La embarazadísima protagonista, Proc, da con sus huesos en estas laberínticas galerías subterraneas huyendo de una jauría de lobos hambrientos. Ella forma parte de otra tribu involucionada que habita en la superficie, así que su toma de contacto con el sistema de castas del interior de la tierra le plantea interesantísimos conflictos con la matriz cultural propia del grupo al que pertenece. Y es sobre estos conflictos entre los diferentes ritos y tradiciones sobre los cuales se desarrolla la trama, que tal y como yo la he entendido, es una hipérbole de la manipulación que la sociedad y la cultura realiza sobre la conducta humana.

Subte es muy original en su planteamiento, brutal en su desarrollo, impactante en su conclusión. Y todo en  menos de cien páginas. Es una pena que aquí se acabe la obra del autor argentino. Aunque bueno, quizás por eso tenga ya cierto aire a trilogía de culto que desde luego, no se va a estropear con ningún pufo posterior.

De nuevo buscando reseñas me he topado con la clasificación como novela distópica en lugar de post-apocalíptica. Obviamente no voy a enlazar a ningún post tan equivocado como para considerar lo primero, ¡faltaría más! Así que os remito por un lado a Athnecdotario Incoherente y por otro, a La Medicina de Tongoy, que no ha fallado con ninguna de Pinedo.

12 nov. 2012

Frío - Rafael Pinedo

Lo cierto es que en esta ocasión la compra compulsiva la sufrí en La Casa del Libro de Gran Vía, y sí, me hice con los tres libros de Rafael Pinedo a la vez dejándome aconsejar por algunas reseñas en Internet. He tenido suerte, no lo puedo negar, porque Frío es de nuevo una historia de supervivencia que transcurre en un contexto de cambio climático. Las bajas temperaturas extremas que padece la Tierra sugiere en esta ocasión que el fin de los días para la humanidad está próximo. Sin embargo, aún hay vida y la organización social que conocemos actualmente sigue existiendo, o por lo menos eso se puede deducir cuando somos testigos de una columna de militares que se deja ver al final de la narración.

Frío es una historia de aislamiento, soledad y locura. La protagonista es una joven profesora (¿novicia? ¿monja quizás?) de un internado católico situado en algún lugar alejado de la civilización. Durante la evacuación del mismo se escabulle para no regresar al mundo. La pobre mujer arrastra un pasado vergonzoso que le ha conducido a ser víctima de la represión religiosa más espantosa, que lógicamente y conociendo a los adoradores de Cristo, se traduce irremediablemente en una visión perturbada de la sexualidad humana. Así pues, su mente trastornada cree encontrar en ese retiro voluntario el mecanismo perfecto de expiación y mortificación de sus pecados. Las condiciones de vida son durísimas y a medida que transcurren las semanas, su mente va creando extrañas asociaciones con las ratas que también habitan en el edificio abandonado. Entre la educadora y los roedores se establece una insana relación guiada por una enfermiza interpretación de la liturgia católica.

Al contrario que Plop, estructurada con capítulos muy cortos y en forma de relatos prácticamente independientes, en Frío se advierte una mejora en las habilidades narrativas de Pinedo. Sigue siendo una novela corta, poco más de 150 páginas y con capítulos breves, pero la continuidad entre los mismos está muy cuidada y en lo que a mi respecta, me ha parecido fantástica la profundidad psicológica del personaje principal, quizás precisamente por sus rasgos desequilibrados.

En el apartado de otras reseñas, os sugiero pasaros tanto por Literatura en los Talones como por La Medicina de Tongoy. A pesar de que ambos tienen opiniones diferentes sobre el libro, en los dos resulta recomendado.

9 nov. 2012

Plop - Rafael Pinedo

Plop es una novela corta de ciencia ficción post-apocalíptica. Plop es también el nombre del protagonista, un niño nacido en el seno de una tribu nómada de supervivientes de un cataclismo no especificado. A lo largo de los años vagan por parajes desoladores y devastados en los que está lloviendo prácticamente todo el tiempo. Se enfrentan a otras tribus, cazan y follan mucho todos con todos. Han desarrollado sus propios ritos y tabús, y así aunque las relaciones homosexuales son aceptadas sin problemas, el sexo oral no se concibe ni se consiente. De igual forma tienen un calendario de festejos, en los que se emborrachan (no sé cómo narices pueden destilar alcohol, no parece haber ni árboles con frutas, ni cereales, ni suficientes arbustos con bayas como para poder destilarlo) y algunos afortunados, toman hongos psicotrópicos.

Plop resulta ser un hijo de puta desalmado que quiere medrar y ascender en la jeraquía de la tribu a toda costa. Para ello hace todas las jugarretas y perrerías necesarias hasta conseguir eliminar los obstáculos. A cualquier precio y con todos los medios a su alcance, que en realidad viene a ser siempre el asesinato, algo que por otro lado es el día a día en ese futuro que imagina Rafael Pinedo.

Plop, que data del 2002, recuerda inevitablemente en su planteamiento a un libro mucho más conocido: La Carretera de Cormac McCarthy, fechada en 2006. Para mi gusto, la visión de la supervivencia tras el apocalipsis en la novela que hoy me ocupa es  mucho más acertada, y desde luego muchísimo menos maniquea que la del norteamericano. En Plop se plantea a las claras que todos podemos llegar a ser unos cabronazos crueles y despiadados. No pestañearemos en matar o utilizar a cualquiera a nuestro antojo si creemos que es lo más conveniente, bien para nosotros mismos, bien para ese pequeño grupo del que formamos parte. Pero de igual forma también se muestra que el ser humano está dispuesto a echar una mano a cualquier persona que se cruce en su camino siempre que consideremos que sus intenciones son buenas y que a la larga, su presencia redundará en un beneficio, ya sea del grupo o de uno mismo.

Muy bueno el libro, con un lenguaje muy sencillo y directo, frases muy cortas y capítulos breves, se lee en un par de sentadas. Hay un montón de reseñas de Plop en la blogosfera, pero sorprendentemente la mayoría de ellas lo describen como una distopía. Y yo me pregunto, ¿tan complicado es distinguir una novela distópica de una post-apocalíptica? Visto lo visto parece que sí. Por tanto y como medida simbólica de protesta ante lo que me parece un atentado al buen gusto y a la decencia literaria, no voy a enlazar ninguna de éstas. En esta ocasión me limitaré a recomendaros a La Medicina de Tongoy.

6 nov. 2012

Ardiente Secreto - Stefan Zweig

Tenía muchas ganas de leer algo de Stefan Zweig. Mi impresión es que he acertado de pleno al abordarle precisamente con Ardiente Secreto, porque me ha parecido un relato maravilloso, tanto en el fondo como en la forma. Cuento o novela corta, son ciento poco páginas que se leen en un ratito y que consiguen capturar el interés y la atención del lector prácticamente desde la primera frase.

Se trata de una sencilla historia de seducción: tenemos un exclusivo resort turístico en la ciudad austriaca de Semmering a principios del siglo XX, un noble urbanita conquistador nato deseoso de acción y una madre de muy bien ver algo aburrida de su vida burguesa y un poco desatendida de su siempre ocupado esposo. Ella también está pasando unos días de vacaciones en este hotel aunque a solas con su hijo de 12 años, recién recuperado de una enfermedad grave. La narración sigue principalmente el punto de vista del pequeño, quien se enfrenta por primera vez en su vida y con total desamparo a las artimañas y mentiras del mundo adulto. El choque brutal entre la candidez infantil y la picardía de los mayores provocada por la lujuria está planteado sin compasión alguna. El autor consigue describir de manera excelente los deseos e inquietudes de los tres personajes, de forma que resulta imposible no experimentar sentimientos encontrados: por un lado nos rendimos al dolor del pequeño, que se ve ultrajado sin saber el motivo, pero por otro queremos experimentar la excitación de ver que la aventura sexual culmina.

En fin, no cuento más para no destripar la historia. Lo recomiendo a todo aquel que quiera pasar un par de horas emocionantes. Por lo que he podido curiosear, toda la blogosfera lo recomienda. Echad un vistazo si queréis al Lector Ileso o De Libros y Diretes.

2 nov. 2012

Asedio Preventivo - Heinrich Böll

Como viene siendo habitual al hablar de la producción literaria de Heinrich Böll, Asedio Preventivo es cualquier cosa menos intrascendente. Tomando como inspiración los hechos que ocurrieron en el Otoño Alemán, el autor compone una historia de ficción centrada en torno a Fritz Tolm, un prominente industrial aunque de perfil muy humanístico que acaba de ser elegido presidente de una influyente Confederación de Empresarios. Al estar amenazado por grupos terroristas anticapitalistas de extrema izquierda, tanto él como su familia se ven sometidos a una asfixiante vigilancia por parte de la policía. Böll nos relata la vida de Herr Tolm, su familia y su entorno más próximo a lo largo de tan solo dos días a partir su toma de poder. No llega ni tan siquiera 48 horas, pero en ese clima de tensión la variedad de acontecimientos que van a sucederse garantiza que vamos a estar muy entretenidos. Naturalmente la novela está repleta de refencias a los temas que siempre preocuparon a este escritor: la religión y su influencia (no siempre negativa) en la sociedad , por supuesto de mano de la iglesia católica; hay una crítica al sistema político y a su forma de gestionar el drama del terrorismo; tenemos un alegato al ecologismo y a la economía sostenible que se contrapone al desprecio al capitalismo salvaje; etc.

El Nobel alemán no da tregua al lector y ya desde el primer momento nos desborda con nombres y acontecimientos. No queda más remedio que ir creando mentalmente el gráfico de características de los personajes y de relaciones entre los mismos en base a la información que se va revelando en cada párrafo. Muchos de estos datos proporcionados se quedan cogidos con alfileres y por lo menos a mí, esta estrategia me desespera bastante al principio. Sin embargo al ir avanzando las piezas encajan con sorprendente facilidad. También como ocurría en Billar a las Nueve y Media, en cada capítulo se da voz a uno de los personajes implicados, de manera que vamos conociendo la repercusión en la trama de cada uno, así como sus vínculos con el resto. En definitiva y en mi opinión, el desarrollo de la historia no puede ser mejor, aunque lamentablemente el final en comparación desmerece.

Para concluir el post, solo añadir que no he conseguido encontrar reseñas de este libro en la blogosfera. Así pues, en esta ocasión no puedo recomendar otras opiniones.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...