26 jun. 2012

Mr. Witt en el Cantón - Ramón J. Sender

En Mr. Witt en el Cantón narración histórica y ficción se entremezclan y reparten al 50%. Por un lado, el relato de la revolución cantonal de Cartagena durante la Primera República Española tiene como protagonistas a los artífices reales de la misma: el General Contreras, Roque Barcia, Antonente Gálvez, etc. Por otro, también asistimos a una crisis matrimonial que afecta a Mr. Witt, un ingeniero naval inglés muy maduro casado con Doña Milagritos, una jovial y espontánea lugareña que ronda los 35 y es casi 20 años más joven que él.

Me ha parecido una novela doblemente agobiante. Para empezar, por muy elevadas e inspiradoras que sean las bases de la sublevación (lucha por la mejora de las condiciones de vida del pueblo y los trabajadores, así como la eliminación de los abusos de los poderosos a través del autogobierno popular y la igualdad), el relato del levantamiento cantonal no deja de ser una crónica de los desastres de la guerra: hambre, miseria, dolor, enfermedad, muerte, etc. Esta parte se me ha hecho muy dura de soportar a pesar de que tropezamos con episodios muy peculiares, como la expansión de la revolución por tren en dirección a Albacete (Hellín) y batallas navales en que toman parte veleros y vapores. En cuanto a la ficción propiamente dicha, Mr. Witt es un individuo de personalidad enfermiza que se cree moralmente superior al resto de mortales en general y de los españoles en particular. Esto no es óbice para que los celos patológicos que siente de Froilán Carvajal, un poeta revolucionario de perfil obrero primo de su esposa, le hagan cometer un acto abyecto que contrasta escandalosamente con el ideario igualitario y fraternal de la época. Su despreciable, su inmundo comportamiento cuando era el último recurso de Froilán marcará su conciencia y enturbiará sin remedio la relación con Doña Milagritos, quien es descrita como un encanto de persona. Uno de los pocos atractivos que he encontrado es que Ramón J. Sender incorpora pequeñas subtramas de corte popular bastante divertidas, probablemente el único refuerzo que me ha animado un poco a seguir leyendo. Entre todas ellas destacaría la de Eladio Binefar, un mustio médico de Cartagena que lleva años esperando la herencia de su anciano padre, quien por otra parte goza de excelente salud a pesar de sus 80 y pico años, y solo tiene malas palabras para su hijo.

No es que sea mala novela, yo creo que más bien éste no era el momento adecuado para leerla. Me ha pasado ya en alguna ocasión con otros libros, pero en lugar de aparcar su lectura para más adelante, que es lo que suelo hacer, he seguido hasta completarla totalmente desganado. Hay una extensísisma reseña de "Mr. Witt en el Cantón" en Erudición y Crítica. He hecho un barrido transversal y he comprobado que incluye detalles que destripan la trama, así que mucho ojito con leerla sin no os gusta que os arruinen una historia.

20 jun. 2012

Los Alegres Muchachos de Atzavara - Manuel Vázquez Montalbán

Bueno pues ahí sigo sacando todo el provecho posible de El Discreto Encanto de la Subversión de Alberto Villamandos (y lo que te rondaré, morena). Como ya comenté en su momento, el capítulo "Ese oscuro objeto de deseo: charnegos e intelectuales" de dicho ensayo analiza las relaciones ambivalentes entre la Gauche Divine y el lumpen obrero representado por los charnegos, sirviéndose para ello de dos novelas muy representativas de dicho movimiento: Últimas tardes con Teresa de Juan Marsé y la que ocupa el post de hoy.

Los Alegres Muchachos de Atzavara transcurre en el pueblo ficticio de la costa de Tarragona que menciona el título. Desde finales de los 1960s un selecto grupo de profesionales de alto nivel y de los más variopintos orígenes y características, ninguno de los cuales baja de los 40, se han ido comprando viejas casas de payeses, y tras la conveniente rehabilitación con ayuda de un arquitecto del grupo, que ha actuado como descubridor y promotor, se reúnen cada verano para disfrutar de la playa y romper la rutina de sus vidas. Desde la distancia de los años, ya que la trama  transcurre a mediados de los 1980s, Vázquez Montalbán da voz a cuatro personas que coincidieron en Atzavara durante el verano de 1974 para que evoquen unos sucesos bastante fuera de lo habitual que actuaron a modo de revulsivo entre el grupo, de tal forma que cambió inexorablemente las relaciones entre ellos.

  1. "La irresistible ascensión de Vicente Blesa". Paco Muñoz González es un charnego de orígenes obreros y humildes, al igual que el mencionado Vicente Blesa. Amigos de la infancia, Paco se presenta inesperadamente en Atzavara recurriendo a una invitación hecha por Vicente en un reencuentro nostálgico regado por alcohol de unas semanas atrás. Nuestro hombre está bastante fuera de lugar entre el grupo de Atzavara: es unos 20 años más joven que la media, inculto y terriblemente convencional en su concepción del mundo. El choque ideológico entre el narrador de la primera parte y el grupo de Atzavara es brutal: el aire de libertad y diversidad sexual que se respira entre los residentes (hay solteronas contentas de serlo, mujeres separadas, parejas malcasadas, hombres homosexuales maduros y en el armario, descaradas maricas jovenes dispuestas a comerse el mundo... ) le desborda cuando descubre que el propio Vicente es homosexual y la actual pareja de Rafa, su anfitrión. A pesar de que inicialmente parece que va a empaparse del ambiente relajado que se vive en Atzavara, pues de hecho salva las distancias con bastante mano izquierda, su homofobia provoca que su estancia finalice con un desenlace bastante triste.
  2. "Los dos sultanes de Persia". Montse Graupera, procedente de la alta burguesía catalana y casada con un industrial catalán de éxito, toma la palabra en la segunda parte. Su matrimonio es una farsa, y hace años que tanto ella como su marido llevan vidas separadas, cada uno con sus propios amantes, aunque de vez en cuando interpretan el papel de pareja perfecta, sobre todo de cara a que Carlos, su marido, mantega una buena imagen entre sus influyentes contactos. En esta segunda sección empezamos a conocer más profundamente a los componentes de la camarilla, pues a través de las afinidades y antipatías de Montse nos vamos haciendo una composición de lugar más acertada que la que Paco, un extraño al fin y al cabo, puede darnos.
  3. "Biografías noveladas". Luis Millás es el eterno escritor promesa que no consigue el éxito esperado con sus obras propias pero que sin embargo vive (bastante desahogadamente) de la escritura gracias a un contrato con una editorial que le compromete a escribir biografías noveladas. Durante los hechos narrados estaba felizmente casado, quizás tan solo con los problemas habituales en las parejas que ya llevan muchos años de convivencia. En esta tercera parte asistimos a su visión de lo ocurrido, algo más ortodoxa aunque desde luego abierta de miras y progresista.  A través suyo tenemos un punto de vista adicional de cada uno de los habituales de Atzavara, como en el apartado anterior, condicionado por sus fobias y filias particulares.
  4. "Sueños de macramé". Paqui Sans es una solterona despreocupada y de volubles aspiraciones intelectuales. Prodece de una familia rica venida a menos y nunca ha pasado estrecheces aunque con el paso de los años su situación económica se va haciendo cada vez más comprometida. Su relato se centra más en cómo han evolucionado los miembros del grupo tras aquel turbio acontecimiento de 1974 que vino a cambiar sus relaciones personales.
Me ha parecido una novela muy buena, a pesar de que en algún sitio he leído que se trata de una obra menor de Vázquez Montalbán. Ya conocía este formato narrativo desde perspectivas multiples, aunque lo asocio más con el lenguaje cinematográfico. Me encanta esta técnica porque nos demuestra un hecho incuestionable: no hay nada absoluto, todos los sucesos son susceptibles de interpretaciones y su explicación diferirá según variables propias de cada observador. Por otro lado, el contexto histórico en que se desarrolla me resulta especialmente atractivo: esa burguesía progresista catalana y culta que toma como modelo la Gauche Divine, esos aires tardíos a revolución sexual de Mayo de 68, los matices políticos proporcionados por el franquismo, esa avanzadilla de la cultura del ocio que demuestran los protagonistas,... En mi humilde opinión, muy recomendable.

Para esta novela no he encontrado la típica reseña así de blog de reseñas, sin embargo hay un análisis extensísimo y completísimo en Monografías.com

15 jun. 2012

El Evangelio según Jesucristo - José Saramago

Me esperaba yo otra cosa de este libro, la verdad. Hasta el momento mi único contacto con la obra de José Saramago había sido Caín, que me encantó por lo crítico, ligero e irreverente. Así que pensaba yo, ingenuo de mí, que todos sus libros irían por aquellos derroteros. Pues nanay. Nones. Naranjas de la china.

El Evangelio según Jesucristo es una reinterpretación de la vida de Jesús de Nazareth centrada en el ser humano, la persona, el hombre y sus conflictos con el papel de Hijo de Dios que le ha sido impuesto a la fuerza. Como obra de ficción que es, su objetivo es entretener e invitar a la reflexión, algo completamente alejado del afán adoctrinador y proselitista de los cuatro evangelios canónicos. Solo por eso puede que merezca la pena, aunque naturalmente, esto depende de las fobias y filias de cada uno. A mi personalmente la vida de Jesús de Nazareth me interesa bastante poco. Agradezco el rigor histórico desde luego, pero ya sea desde una perspectiva divina o humana, lo que se dice atraerme, no me atrae. Si he picado con este libro es porque lo que me gusta es la crítica objetiva y racionalista a todas las religiones en general, y por supuesto de la católica en particular, que no en vano me ha tocado sufrirla. Así que para disfrutar de unas 30 páginas de análisis certero e implacable (estimación numérica bastante ajustada) de las flaquezas e infamias de la religión cristiana, me he tenido que tragar 300 y pico de narración histórica, muy bien escritas, sí, pero con una densidad de caracteres tal que en comparación, los relatos autobiográficos de Thomas Bernhard son una lectura infantil.

En fin, tiene su gracia, pero si se hubiera invertido la proporción crítica a las religiones/narración histórica yo habría terminado con mejor humor. He encontrado una reseña que me ha parecido muy completa en La Máquina del Tiempo.

10 jun. 2012

Diario de un Hombre Humillado - Félix de Azúa

Mi repentino interés por Félix de Azúa proviene de una de mis recientes lecturas: El Discreto Encanto de la Subversión de Alberto Villamandos. Efectivamente, Félix de Azúa fue uno de los poetas incluídos en Nueve Novísimos Poetas Españoles, una polémica antología a cargo de Josep Maria Castellet que al margen de su valor literario, se empleó para definir quién era y quien no era parte de la Gauche Divine. Con los años, Azúa ha terminado decantandose por la prosa, así que después de terminar el ensayo de Villamandos estuve rastreando Internet y me compré un par de novelas suyas. Me SATISFACE enormemente decir esta primera me ha convertido en ferviente admirador suyo.

Diario de un Hombre Humillado nos relata en primera persona la historia de un hombre bien entrado en los 40 cuya experiencia vital le ha convencido de que lo único que tiene sentido para el ser humano es la búsqueda plenamente consciente e incondicional de la BANALIDAD, en la cual en embarca con todas las consecuencias. Estas memorias, redactadas a lo largo de unos nueve meses, están divididas en tres partes: "Un Hombre Banal", "Los Peligros de la Banalidad" y "Matar un Dragón". En la primera conocemos los antecedentes familiares del protagonista y sus circunstancias propias, gracias a las cuales podrá afrontar su nueva vida. En las dos primeras secciones la acción transcurre en los barrios más lumpen de la Barcelona preolímpica (el Born, Ciutat Vella, etc.), donde el protagonista se relaciona con la grey más canalla a pesar de que procede de una familia acomodada(1). En esas correrías alcohólicas y nocturnas conoce a el Chino, un mafioso local con quien empezará a pasar cada vez más tiempo, y es justo en la segunda parte cuando el protagonista empieza a trabajar para él, a implicarse en la extraña forma de vida de su jefe y a degenerar completamente. En la tercera parte la trama se vuelve algo claustrofóbica, pues trancurre integramente en una vivienda de lujo de uno de los mejores barrios de Barcelona. Allí se ha instalado el protagonista con la ayuda de el Chino, quien le salva tras sacarle de un agujero de miseria y autodestrucción de donde difícilmente hubiese podido salir con vida por sí mismo.

Estamos ante un libro muy intenso y bastante complejo. Todo el análisis filosófico realizado por el protagonista se traduce en frases muy agudas que por un lado describen y ridiculizan la existencia humana, y por otro justifican el absurdo objetivo que se ha marcado. El relato de sus correrías y su evolución está plagado de párrafos y párrafos que brillan por una inteligencia corrosiva y un asombroso ingenio que bordea la locura. En muchas ocasiones sus salidas provocan la risa, pero no una risa fácil, sino la que surge de combinar la sutil PERSPICACIA y las hábiles maneras del autor. Con todo y eso, tengo que admitir que en ciertos momentos el texto me ha desbordado y me ha abrumado la sensación de estar perdiendo matices, de no llegar a captar del todo algunos significados. Sin embargo esto no me ha parecido perjudicial del todo, al contrario: dicha limitación me reta a realizar una futura relectura para poder profundizar en esta obra.

No puedo finalizar sin comentar que me ha resultado muy EMOCIONANTE toparme con un escritor tan lúcido, astuto y divertido. Sin duda volveré a sus escritos que de pronto me parecen imprescindibles. En Distrito Jazz hay una breve reseña de "Idiotas y Humillados", una reciente reedición en un solo tomo de "Historia de un Idiota Contada por Él Mismo" y "Diario de un Hombre Humillado".

-----------------------
(1) Ver el capítulo "Ese oscuro objeto de deseo: charnegos e intelectuales" del libro de Villamandos.

5 jun. 2012

En los Suburbios del Destino - Michael Bishop

Los relatos incluídos en este libro de Michael Bishop son de lo peorcito con que me he topado en mucho tiempo. Solo el hecho de que fuesen cuentos y no una novela ha evitado que dejara de leerlo. Lo malo, si breve, no se vuelve insoportable. Los argumentos parecen no ir a ningún sitio y a pesar de que ocupan pocas páginas, lo poco que da tiempo a narrar no tiene mucha cohesión. Hay cierto tufillo a improvisación en un porcentaje abrumador de ellos. Y los cierres son, para mi gusto, muy flojos o simplemente inexistentes.

No voy a ocultar que algunos trabajan ciertas ideas que no me parecen malas en absoluto (p.ej. la ucronía de "Así recuerdo Cartago", o el juicio a Judas Iscariote en "Yo, Iscariote"), otros tienen momentos sugerentes y bastante bien logrados (esa experiencia cercana a la muerte narrada en "Entre los Manejadores", la densa fatalidad apocalíptica que inunda "Instantáneas de la plaga de mariposas" o las referencias a Yukio Mishima que impregnan "En los Subrubios del Destino"), pero ni lo primero ni lo segundo son suficientes para que ninguno reciba ni un mísero aprobado. Además, por si esto no fuera bastante, adquirí este libro a principios de marzo de este año en una de las ofertas de suscripción que hace la editorial Ajec de cuando en cuando. Para mi sorpresa cuando empecé a leerlo me topé con un error de impresión consistente en cuatro páginas en blanco(*), ¡ja! No solo la mitad de los relatos son incomprensibles sino que para complicarme aún más la lectura me encuentro con esto. No es que esas cuatro páginas hubieran llegado a salvar nada, esto está claro, pero se ve que en esta ocasión hasta los elementos se han puesto en contra. Si mi primera experiencia con este autor hubisese sido En los Suburbios del Destino, estoy seguro de que me habría perdido una gran novela: Lamentablemente, Philip K. Dick ha muerto.

En Literatura Prospectiva hay una reseña de este libro llamando a las cosas por su nombre y sin pelos en la lengua que suscribo al 100%; en Cuchitril Literario no están descontentos del todo aunque algunos relatos "han dejado algo frío" al titular del blog; en  Fantasymundo son terriblemente ambiguos y se van por las ramas para no mojarse, eso sí, lo hacen con elegancia, todo hay que decirlo. Sin llegar a decir si el libro les ha parecido bueno o malo, se empeñan en mostrar las (pocas) virtudes que encuentran y que les hacen sospechar que este escritor merece la pena. Yo también soy de la opinión de que hay que leer a Bishop, pero desde luego no en este libro.

-----------------------
(*) Agradezco a Grupo Ajec que me enviasen rápidamente un nuevo ejemplar en perfectas condiciones y sin cargo alguno tras explicarles lo ocurrido.

2 jun. 2012

Peter Pank Integral - Max

Aunque no suelo comprar cómics, de vez en cuando me pica el gusanillo y de hecho tengo varios pendientes de lectura, algunos desde hace varios años (¡Vergüenza! ¡Oprobio! ¡Ignominia!). La entrada de hoy representa una flaqueza nostálgica de mi adolescencia en los 1980s: Peter Pank Integral de Max. Mi fascinación natural por las culturas juveniles alternativas hizo que en mis años mozos Peter Pank se convirtiera inmediatamente en un icono al que perseguir, aunque no eran muchas las ocasiones en que algún número de la revista El Vívora caía en mis manos. Así que para desquitarme me he comprado este volumen aprovechando que la editorial La Cúpula ha reeditado todos los álbumes que se publicaron con este personaje tan crápula en un único tomo y con restauración del color incluída.

  • El primero de ellos es "Peter Pank". Se trata de una reescritura del clásico Peter Pan en términos canallescos y punk. Los niños transportados a la Isla de Punkilandia son una adolescente entre punk y gótica y sus dos hermanos pequeños, el Capitán Garfio es el Capitán Tupé y sus malvados piratas son rockers, Kampanilla es un hada muy punk enamorada del protagonista de la serie. La verdad es que no recordaba que los contenidos fueran tan descarados. A lo largo de toda la aventura abundan el sexo con imágenes explícitas de genitales y de actos sexuales variados (coitos, S&M, bondage, etc.), el consumo de drogas y la violencia entre pandillas.
  • En "Likantropunk" Peter Pank se transforma en un zombie sin voluntad bajo el poder de un villano gótico/siniestro. Su misión consistirá en eliminar a un vampiro que está impidiendo que dicho villano tome el control del mundo. Nuestro protagonista tendrá que trasladarse al Reino Unido y desde Londres, con la ayuda de una pandilla de skinheads escoceses, se dirigirá a las Highlands para cumplir su objetivo.
  • "Pankdinista!" es la última aventura publicada y en ella el protagonista, que vuelve a Punkilandia tras su viaje por UK, comprueba que en lugar del reducto de anarquía y libertinaje que abandonó, su isla ha sido pasto de los pijos, que han privatizado todas las actividades y semiesclavizado a todos sus habitantes.
Además de las tres aventuras, se incluyen algunas tiras sueltas, portadas con Peter Pank publicadas en varios medios y alguna aventura corta. En fin, reconozco que los guiones tienen su gracia pero tampoco hay que pedirles mucha profundidad narrativa. Se trata de un cómic gamberro que surge en plenos años ochenta como reflejo del ambiente existente en las culturas urbanas que surgían en las grandes ciudades y que por lo menos a mí me ha tenido entretenido durante un rato.

Tenéis otra reseña de este libro en Cómic y (sic) Ilustración.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...