25 jul. 2010

Noche de Luz - Philip J. Farmer

Despropósito. Sé que es una palabra un poco fuerte para describir un libro, pero tras terminar Noche de Luz de Philip Jose Farmer, no se me ocurre una mejor.

Construida en dos partes, admito que la primera me hizo pensar que la historia no iba a estar mal. El protagonista es John Carmody, un asesino psicópata puesto a las órdenes de una Iglesia Católica evolucionada, cuyo objetivo es aniquilar a un dios-hombre cabeza visible y viva del Boontismo, la religión mayoritaria en el planeta Alegría de Dante. El planteamiento global de lucha de intereses entre religiones tiene bastante gracia, hay que reconocerlo, al fin y al cabo es lo que ha intentado hacer el Catolicismo siempre que ha tenido opción: desacreditar, o mejor, aniquilar a la competencia. Sin embargo, la segunda parte no hay por dónde cogerla. Carmody no solo se ha reformado y se ha vuelto bueno después de pasar por el rito boontista de la Noche de Luz, sino que nos cuenta una y otra vez que tras su estancia en la Johns Hopkins, una institución de reeducación/reprogramación de criminales, se ha ordenado sacerdote católico debido a una experiencia mística que atravesó en dicho instituto. El problema es que se hace referencia a esa revelación para justificar mil cosas, pero no se llega a explicar nunca. A eso hay que añadir la aparición de una sus víctimas de su época de pirado en busca de venganza, que está metida con calzador. La verdad es que a nivel técnica narrativa me parecen dos recursos muy flojos para construir una historia.

En fin, ya llevo dos novelas de Farmer y me podría haber ahorrado ambas. Espero al menos que Los Amantes esté a la altura de todas las críticas y comentarios que he leído/escuchado por ahí.

He buscado otras reseñas de este relato en Internet y vuelvo a recurrir a los mismos blogs que usé cuando comenté Dare. Por un lado, en Velero25 tienen una opinión muy diferente de la mía. Por otro, J.C.Planells está más en mi línea: la primera parte bien, la segunda nada de nada.

20 jul. 2010

Tiempo de Marte - Philip K. Dick

Tiempo de Marte es probablemente mi obra preferida de Philip K. Dick. Acabo de decidirlo, sí. Esta novela es la que más me ha gustado de todas las he leído de este autor, y a estas alturas me he repasado un buen puñado de ellas. Las razones para que se haya situado en el top 1 son muy simples.

- Por un lado el escenario en que transcurre la acción es un Marte retrofuturista que recuerda al de Crónicas Marcianas, mi obra preferida de de Ray Bradbury. Las descripciones de los paisajes y el entorno me han provocado las mismas sensaciones que esta otra narración. Una profunda soledad, desesperación y abandono originados por el aislamiento de los colonos, un agotamiento físico y mental extremo provocado por una lucha constante conta un medio ambiente desértico y hostil, una profunda pena y rabia al ver que el antroponcentrismo humano conduce al trato humillante a los los pocos habitantes originales del planeta que aún existen. Lo mismo que se plasmaba en algunos episodios de Dimensión Desconocida que se inspiraron en capítulos de la novela de Bradbury.

- A esto tenemos que sumarle la ya clásica línea argumetal dickiana, basada en caracteres que padecen transtornos mentales. En esta ocasión el protagonista sufre brotes esquizofrénicos y otro de los personajes de peso es un niño autista. Naturalmente dichas enfermedades les otorgan ciertas capacidades extrasensoriales (precognición, telepatía o capacidad para leer el pensamiento), lo que les lleva a ser utilizados por especuladores con pocos escrúpulos dispuestos a lo que sea para obtener beneficio de las mismas.

- Para finalizar, y como también es habitual en este escritor, toda la trama entronca con su obsesión por la existencia de realidades paralelas, entre las cuales se plantea una cierta posibilidad de alteración o bien, desplazamiento entre las mismas.

En mi opinión, de lo mejorcito de Dick. Como de costumbre, recurro al Sitio de Ciencia Ficción y sus comentarios por parte de varios colaboradores para destacar la disparidad de opiniones diferentes que genera una misma lectura: hay quien lo considera obra maestra y quien lo ve como una obra menor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...