28 jun. 2010

Dare - Philip J. Farmer

Sigo comprando libros por Internet, de hecho llevo unos meses rastreando la colección de ciencia ficción que la editorial Acervo lanzó a mediados de los 1970s y fue completando con un total de 101 títulos publicados hasta los 1994. Aún no había leído nada de Philip José Farmer y en el primer lote que he conseguido había un par de novelas suyas, así que me dejé llevar por la portada de Mati Klarwein y la elegida fue Dare.

Dare es una novela de aventuras algo simple, la verdad. Es entretenida y se deja leer sin problemas, eso está claro, pero la sensación al terminar de leerla es de absoluta indiferencia. Ni fu ni fa. Ni chicha ni limoná. Como curiosidad que quizás sí merezca la pena comentar, me da la impresión de que Dare ha servido de inspiración a James Cameron para Avatar. No es que Avatar sea la versión cinematográfica de Dare, pero que hay semejanzas muy obvias es innegable. Para empezar en las dos obras aparecen los humanos abusando de los habitantes de otro planeta. Da la casualidad además de que estos alienígenas humanoides tienen en ambos casos características asimilables con animales, mucho más acusadas para los seres gatunos de Pandora, desde luego. Por no hablar de la integración y equilibro armonioso que mantienen las dos sociedades con la Madre Naturaleza. En fin, una y otra historia tienen puntos en común, es cierto, pero también es verdad que difieren en muchos otros. Sin ir más lejos, Avatar es mucho más compleja desde un punto de vista de ciencia especulativa y transcurre en el futuro, mientras que en Dare la acción transcurre en un mundo que tecnológicamente ni siquiera ha llegado a la revolución industrial.

Alguien que ya haya leído alguna de mis reseñas sobre ciencia ficción ambientada en otros universos (Dune o La Mano Izquierda de la Oscuridad, por ejemplo), podrá preguntarse si he tenido dificultades con los nombres propios de los lugareños o los términos ideados para describir conceptos alienígenas. Pues bien, en esta novela no se da el caso, ya que son muy pocos y enseguida te familiarizas con ellos. La verdad es no sé qué mas comentar y tampoco voy a hacer un resumen de la trama. Los temas de fondo de la obra son más o menos los mismos que en Avatar: conciencia ecológica y sostenibilidad de los extraterrestres frente a ambición y codicia humana, respeto a la diversidad en lugar discriminación, el amor como mecanismos para superar los prejuicios, etc.

No he conseguido encontrar muchas reseñas de esta novela en la red. En Velero 25 hay una reseña bastante completa de esta novela. También J.C.Planells la comenta junto con otro buen puñado de obras de Farmer.

17 jun. 2010

Barry Lyndon - William M. Thackeray

En principio no soy aficionado ni a la novela clásica, ni a la histórica, ni a la de aventuras. Sin embargo, desde que vi esta edición de Barry Lyndon en una de mis tiendas habituales de libros de segunda mano en Internet, me propuse comprarlo. Creo que subconscientemente le dí bastante crédito por la adaptación de Kubrick de 1975, y eso que ni siquiera he llegado ver la película. En fin, que no tardé demasiado en hacerme con ella por dos duros y en perfecto estado, es lo que tiene canalizar tus tendencias adictivas a las compras por la red.

Barry Lyndon me ha demostrado que los prejuicios son malos, también cuando se trata de literatura. Hay literatura buena y literatura no tan buena, o directamente mala. Así que eso de "no me va nada la novela histórica" que siempre repito cuando alguien me pregunta sobre mis gustos en la lectura es una soberana estupidez. Esta obra de Thackeray es símplemente muy buena. Y entretenida, satírica y muy instructiva, porque uno puede divertirse y enterarse de paso cómo transcurría la vida en la Europa del siglo XVIII.

El personaje protagonista, Redmond Barry, es un vividor, un buscavidas, un trepa salido del arroyo con unos aires de grandeza desproporcionados, una autoestima hipertrofiada y una desfachatez tal que consigue medrar entre la nobleza a base de embustes, tretas, fullerías y engaños de mayor o menor consideración. El hombre no se desanima fácilmente, ¡qué va! Persevera en su empeño hasta conseguir lo que desea para, acto seguido, perderlo debido a su inconsciencia e impetuosidad. Y vuelta a empezar. Vamos, que la sonrisa no desaparece de tu cara mientras va relantando sus andanzas por las cortes europeas. Bajo mi punto de vista merece la pena destacar los pasajes en que este pobre diablo nos comenta con mucho orgullo (y muy pocas luces) cómo era visto por la nobleza, a quien él erróneamente consideraba sus iguales. En esos párrafos, Thackeray despliega un estilo y unos recursos literarios increíbles, de tal forma que al contraponer la ironía y el sarcasmo de la aristocracia con la inocencia e ingenuidad del protagonista, no queda más remedio que mondarse de risa.

En Hislibris (Libros de historia, libros con historia) hacen una muy buena reseña de esta novela. Yo he leído una edición de Mondadori muy completa, es una nueva traducción y está repleta de aclaraciones sobre trozos mutilados en otras tiradas, comentarios incluídos en la edición original por entregas, etc.

7 jun. 2010

Canciones de Sangre - Jake Arnott

Tras el buen cuerpo que me quedó al terminar Delitos a largo plazo, no he podido resistirme a la segunda entrega de la trilogía: Canciones de sangre. Esta vez Arnott construye un relato super adictivo en el que alternan un policía de principios obligado ocasionalmente a perderlos por circunstancias de la vida, un periodista homosexual ligeramente sociópata y un delincuente de poca monta pero gatillo fácil.

La trama se inicia en el Soho de Londres durante el Campeonato del Mundo de Fútbol de 1966 y se prolonga hasta el segundo mandato de Margaret Thatcher a mediados de los 1980s. De nuevo y como ya pasara en su primer lanzamiento, el desarrollo de la acción está convenientemente anclado en acontecimientos histórico-políticos y el contexto socio-cultural de la época, lo que hace que la narración sea especialmente creíble. Así comprobamos que los mods se mencionan al comienzo, los skinheads/hooligans futboleros por la mitad y los hippies pacifistas y los punks anarquistas hacia el final. Además, volvemos a tener noticia de personajes que ya conocíamos de la primera novela (el gangster Harry Starks, Lord Thursby o el odioso policia corrupto George Mooney).

Resumiendo, una lectura muy entretenida, pero yo diría que flojea un poco respecto a la que inauguraba la serie. En Delitos a largo plazo había 5 historias independientes, aquí sin embargo el hilo argumental es el mismo. Quizás esto tenga algo que ver, seguramente resulta más difícil mantener alto el interés todo el tiempo en esas condiciones, porque no queda tanto espacio para la sorpresa. Ahora bien, todo lo dicho no es óbice para que esté deseando que Mondadori publique el cierre de la trilogía: Crímenes de película.

Para otras reseñas sobre este título, en primer lugar curiosamente vuelvo a recurrir a Llegir en cas d'incendi, a quien ya enlacé para dar otra visión del inicio de la saga. También en Paperblog coinciden conmigo en que el nivel ha bajado en esta novela, pero curiosamente en Linterna Mágica: Cine, Historietas y Radio piensan justo lo contrario, que este libro supera al primero y que literariamente Harry Starks fue poco más que un hype.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...