28 may. 2010

Caín - José Saramago

Divertida novela en la cual Saramago analiza con mucho humor, inteligencia y descaro la imagen de Dios que nos da el Antiguo Testamento. Tras una breve introducción que finaliza con el destierro de Adán y Eva del Jardín del Edén, en la que el autor hace gala de un ingenio y desparpajo irrefrenable, el Nobel portugués da voz a un Caín totalmente racionalista y contemporáneo que cuestiona los abusos del Creador a sus siervos con una ironía implacable. Como no podía ser de otra forma, lo primero que hará será discutir los motivos que le llevaron a asesinar a su hermano Abel, para emprender a continuación un viaje a través del espacio/tiempo que le permitirá tomar parte en varios episodios bíblicos de sobra conocidos. Desde ese experiencia se verá en la necesidad de objetar las maneras de Yahveh con Abraham, poner en entredicho la destrucción de Sodoma y Gomorra, o indignarse por el calvario que Jehová hace pasar a Job.

Bajo mi punto de vista, cuesta creer que alguien se pueda tomar en serio ese libro de cuentos que es el Antiguo Testamento. Si nos paramos a examinar objetivamente esa colección de relatos, terminaremos llegando a las mismas conclusiones que el protagonista. No obstante, existirá quien considere innecesario o fuera de lugar efectuar esta aproximación en pleno siglo XXI. Para esos casos, recomiendo echar un vistazo al Judaísmo y también al Cristianismo para recordar que no todo el mundo tiene esa capacidad crítica.

Como curiosidad técnica, hay una particularidad sobre la composición del texto que me ha llamado mucho la atención: las conversaciones se saltan a la torera las convenciones ortográficas habituales (guiones iniciales al principio de una nueva línea para marcar las frases de cada personaje, punto y aparte cuando toma la palabra otro participante, etc.), de forma que cada intervención se separa de la del siguiente implicado mediante una coma y empezando su comentario con mayúsculas. Dicho así parece que va a ser difícil de seguir, pero no es cierto, resulta sorprendentemente fácil coger el ritmo y leer párrafos enteros sabiendo qué personaje tiene la palabra en cada momento.

Otros calificativos que se me ocurren para este libro: refrescante, reivindicativo, ligero, recomendable.

Más reseñas sobre esta obra en Casa das Letra y La República. Éstas dos están un poco en mi línea, para ver opiniones al contrario, recomiendo el post de leergratis.

21 may. 2010

La Mano Izquierda de la Oscuridad - Ursula K. Le Guin

En el post anterior prometía intentar darme un descanso y no leer más ciencia ficción en una temporada. Pues bien, me ha resultado tan agotador llegar hasta el final de La Mano Izquierda de la Oscuridad que estoy totalmente convencido de la necesidad de hacerlo. La novela tendrá los premios Nebula de 1969 y Hugo de 1970, no digo yo que no, pero a mi se me ha hecho super pesada. He tenido que hacer un esfuerzo consciente y constante capítulo tras capítulo para poder situarme en el universo Hainish ideado por tan laureada escritora, y como resultado me he quedado sin fuerzas y sin ganas de enfrentarme a nada que tenga que ver con la scifi. Ni hard, ni soft, ni leches.

El planteamiento de la historia es original, no lo voy a negar. La trama se desarrolla en Gueden, un planeta poblado de una raza humanoide andrógina y ambisexual, cuyo hermafroditismo les permite además adoptar los roles masculino o femenino indistintamente cuando entran en fase sexuada (una semana al mes). En definitiva, el caldo de cultivo perfecto para que Le Guin fantasee sobre antropología alienígena y sociología del espacio exterior. El problema, al menos en mi caso, aparece con los nombres absurdos para situarnos en un mundo lejano: Karhide, Genly Ai, Erhenrang, Orgoreyn, Estraven, Argaven, Faxe, Ey, Obsle, Tibe, Sarf, Shifgredor(1), esto, aquello y lo otro. Países, continentes, nombres de personas, nombres de instituciones, más de sesenta nombres diferentes para la nieve según sus características, nombres de religiones, regiones, lagos o glaciares. Los nombres de animales, de los meses y de los días, todos me resultaban desconocidos en cada nueva aparición en el texto, algo que no me ha facilitado nada ponerme en situación.

Con todo, reconozco que la parte final me ha encantado. En ella se exploran las relaciones entre el humano protagonista (Genly Ai) y el guedeniano (Estraven), lo mejorcito del libro. Para una explicación más detallada de la novela, podéis recurrir a la entrada de la wikipedia en inglés. Yo no tengo el cuerpo como para dar pistas de la trama.

Más reseñas sobre esta obra en Fantasymundo y en las entradas multi-comentarista tan habituales en el portal Ciencia Ficción [punto] com.

(1) Todos, todos, todos los he copiado de Internet

13 may. 2010

El Día de los Trífidos - John Wyndham

Bueno, los de Minotauro deben de estar bastante contentos conmigo, porque me estoy dando cuenta de que últimamente no hago más que leer clásicos de ciencia ficción publicados por esta editorial. Y digo yo, ¿para qué perder el tiempo en los últimos lanzamientos teniendo pendientes tantos clásicos por leer? Si además la colección está cuidada primorosamente, ¿qué sentido tiene resistirse? Admito que quizás debería tocar otros palos, que no sólo me gusta la scifi, pero me he dado cuenta de que rara vez me defrauda este género, de ahí que en las últimas semanas me estoy interesando menos por otras temáticas. Prometo hacer el esfuerzo consciente de darme un respiro en el próximo libro.

Una vez hecha esta introducción, mitad disculpa, mitad justificación, vayamos al grano. Voy a tener muy complicado cambiar de género si sigo leyendo libros tan buenos y absorbentes como El Día de los Trífidos. Como ya me pasó con Más que humano, nada más empezar a leer este novelón empezaron sugir referencias cinematográficas en mi cabeza, porque su influencia en 28 días después o A ciegas (Blindness) es evidente, demasiado evidente diría yo. La trama se desarrolla en un mundo postapocalíptico en el cual prácticamente toda la totalidad de la población se ha quedado ciega tras contemplar la estela de un cometa al atravesar la atmósfera terrestre, o al menos eso nos cuentan al principio. Sólo unos pocos se han salvado, áquellos que por distintos motivos no pudieron contemplar el espectáculo nocturno. Para complicar el escenario, existe además una agresiva especie vegetal de origen impreciso que es capaz de desplazarse con algo de agilidad, al estar dotada de tres raíces móviles que actúan como patas: los trífidos. Se aventuran posibles procedencias de esta repulsiva planta pero no se llega a aclarar del todo, ¿quizás una semilla caída del espacio y sometida a manipulación genética? Tampoco queda claro si está dotada de cierto nivel de inteligencia, y aunque parece bastante evidente por su comportamiento, los supervivientes no llegan a aceptarlo del todo. De lo que no cabe duda es que este extraño espécimen de verdura aprovecha la nueva coyuntura para dejar de ser una especie explotada industrialmente y convertirse en el mayor depredador de humanos conocido hasta el momento.

Ése es el planteamiento básico de la historia. Me ha gustado mucho, muchísimo, principalmente porque aunque data de principios de los 1950s, los temas sobre los que reflexiona el autor siguen siendo terriblemente actuales. Nos plantea la falta de transparencia de los gobiernos con sus ciudadanos, ya que el mundo antes del cataclismo estaba rodeado de misteriosos satélites "defensivos" que pueden haber sido los verdaderos desencadenantes del desastre. Nos plantea la necesidad de pensar diferente ante situaciones nuevas, reflejando el eterno conflicto entre los continuistas, que pretenden mantener una forma de vida restrictiva anclada en unos preceptos morales carentes de sentido en el nuevo contexto, y los transgresores, que entienden que hay que cambiar el chip. Aquí tiene un punto entre anarquista y comunista muy emotivo que refleja los componentes utópicos de dichos movimientos. También nos plantea los problemas de la manipulación genética y los avances científicos exentos de consideraciones éticas, ¿de qué sino podrían ser metáfora los trífidos? Y nos muestra, cómo no, las vilezas y las grandezas del ser humano.

En resumen, un libro entretenidísimo.

Otros comentarios sobre esta obra en Fantasymundo, Bibliópolis y cómo no, en los multicomentarios de Ciencia Ficción [punto] com. En éste último enlace nos remiten además a las reseñas de Imperio Futura, El archivo de Brint y al Blog de Jack Moreno. Por cierto, sale muy bien parada en todos ellos.

7 may. 2010

El Hombre en el Castillo - Philip K. Dick

Me enfrento por primera vez a una ucronía siendo consciente de la existencia de dicho concepto. Y no es una ucronía de tres al cuarto, no, no, no. Se trata de una de las más famosas que se han escrito, El Hombre en el Castillo. Mi experiencia con el subgénero se reducía a Amerika, una serie de TV de finales de los 1980s, de la que sólo recuerdo que transcurría en unos Estados Unidos que habían sido invadidos por la Unión Soviética en algún punto de la historia que, obviamente, no existió. De ahí la ucronía. Aunque es clasificada como un subgénero de la ciencia ficción, a mi esta consideración me parece un poco forzada. Quizás el nexo venga por su conexiones con las realidades alternativas, algo que sí me parece típicamente scifi. En fin, no le voy a dar muchas vueltas e intentaré ser flexible, al fin y al cabo la división entre hard y soft scifi me parece de lo más natural hoy, pero hace un año no tenía ni idea de dicho refinamiento.

Supongo que no reviento la trama de la novela si digo que transcurre en la costa oeste de lo que ahora conocemos como los Estados Unidos, pero en un curso histórico en que las fuerzas del Eje resultaron victoriosas en la II Guerra Mundial, con lo que el III Reich y Japón se repartieron el mundo. Esto condujo a una organización territorial mundial diferente, unos poderes políticos que nada tienen que ver con lo que hemos conocido y a una realidad social distinta, en la cual el norteamericano es un ciudadano de segunda al servicio de japoneses y alemanes. Por no hablar de la Solución Final en África, la esterilización forzada de los eslavos o la desecación del Mediterráneo para ganar campos de cultivo (y esto sí que es un pequeño spoiler). Desde luego el planteamiento da muchísimo juego, si además le sumamos la habilidad e inventiva de este autor, el resultado solo puede ser muy interesante, tanto, que la trama incorpora a un escritor, un tal Abendsen, que tiene un best-seller que curiosamente es una ucronía en la cual se describe un mundo en donde los Aliados ganaron la II Guerra Mundial. Admitamoslo, hay que quitarse el sombrero y admirar sin reservas la originalidad de algo así. En definitiva, nos encontramos con una constante en la obra dickiana: desvirtuar el concepto de unicidad e inalterabilidad de la realidad que conocemos, solo que esta vez, lo hace desde una perspectiva realista. Hasta ahora conocía y me gustaba ese otro Dick divertido y disparatado, alguien que es capaz de mezclar intrigas políticas y venganzas amorosas con alienígenas telépatas y realidades paralelas inducidas por drogas, pero ¡wow! Este libro es muy bueno, mucho. El final, por deseado y bien resuelto, me ha dejado una sensación de satisfacción maravillosa.

Fantástico, no defraudará ni a neófitos ni a fans de Mr. Philip K. Dick.

Algunos comentarios de esta maravilla de la literatura americana en Fantasymundo y La Biblioteca del Kraken. El portal argentino de ciencia ficción Axxon le dedica un ensayo muy sustancioso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...